Lengua 
¡Queridos hijos! Estoy contenta por todos los que se hallan en el camino de la santidad. Les pido que ayuden con su testimonio a todos aquellos que no saben vivir el camino de la santidad. Por lo tanto, queridos hijos, que su familia sea el lugar en donde nazca la santidad. Ayuden a todos a vivir la santidad, especialmente en sus familias. Gracias por haber respondido a mi llamado!

17 de julio de 1986 [O] (Semanales)
31 de julio de 1986 [O] (Semanales)
 
Para de comparación con distinto lingüístico versión escoja