Lengua 

Actualizaciónes  | Medjugorje  | Mensajes  | Artículos y Noticias  | Videos[EN]  | Galería[EN] | Mapa del Sitio  | Sobre[EN]  | Libro de Visitas

www.medjugorje.ws » Text version » Eco de Maria Reina de la Paz » Eco de Maria Reina de la Paz 140 (Julio-Agosto 1998)

Eco de Maria Reina de la Paz 140 (Julio-Agosto 1998)

Read the document in non-text browser version.
Other languages: English, Deutsch, Español, Français, Italiano
Download (72.8 KB )

Eco di Maria
Regina della Pace

Español 140

Julio - Agosto 1998


Mensaje del 25 de mayo 1998:

"Queridos hijos! Hoy os invito a que os preparéis a través de la oración y el sacrificio, a la venida del Espíritu Santo. Hijitos, este es un tiempo de gracia y por ello, os invito de nuevo a decidiros por Dios Creador; permitidle que os transforme y os cambie. Que vuestro corazón esté dispuesto para escuchar y vivir todo lo que el Espíritu Santo tiene proyectado para cada uno de vosotros. Hijitos, permitid al Espíritu Santo que os guíe por el camino de la verdad y de la salvación, hacia la vida eterna. Gracias por haber respondido a mi llamada".

 

PERMITID AL ESPIRITU SANTO QUE OS
TRANSFORME

Es un tiempo de gracia... Decidiros por Dios Creador...Permitid al Espíritu que os guíe... Esta llamada apremiante de María en vigilias de Pentecostés, en el año del Espíritu Santo, está encubierto de tristeza. Este repetir: Permitid al Dios Creador, detecta nuestra ligereza, porque andamos por nuestro camino y no por el de Dios: sólo El nos da la vida para realizar su proyecto en nosotros y no nosotros el nuestro como si quisiéramos sustituirle a El en el conocimiento de nuestro bien y de nuestro mal, como hicieron nuestros primeros padres. Escoger a Dios Creador, es escoger la vida y la bendición, pues de lo contrario nos ponemos en un camino de maldición y de muerte, como nos indica el Deuteronomio (cap. 28 y 30). Este es un tiempo de gracia. Hace 17 años que la Reina de la Paz está derramando sobre el mundo, gracia sobre gracia, con mensajes, signos, iluminaciones, y ejemplos, para que los cristianos enderecen los caminos torcidos y encuentren, después de tanta dispersión, el camino de Jesús, indicado por María. Aprovechemos este tiempo propicio para decidirnos. Permitid al Espíritu que os guíe. El Espíritu Santo no es un lujo, sino la gran Promesa del Padre, realizada con la glorificación de Jesús, para renovar la faz de la tierra y para que los hombres, viviendo de nuevo en comunión con Dios, formen la comunidad del Amor, como leemos en los Hechos de los Apóstoles (2,42-47 y 4,22-25). Sin tu fuerza nada hay en el hombre, nada existe sin culpa, dice la secuencia de Pentecostés. El Espíritu Santo no es un intruso a menudo vemos sólo lo negativo y esto es causa de conflictos y de malos sentimientos hasta suscitar complejos de inferioridad. María ve hasta el bien más pequeño, el mínimo esfuerzo y mostrando su agradecimiento, suscita por ello la voluntad y la valentía de continuar.
Al mismo tiempo que muestra su agradecimiento, María nos hace reflexionar sobre si nosotros merecemos este cumplimiento. De verdad la hemos escuchado, buscando el tiempo para orar, para ir a Misa, para ir a la adoración, confesarnos y ayunar? El agradecimiento benévolo es siempre un estímulo para seguir adelante y cambiar alguna cosa. Del mismo modo, quien se siente cansado andando el camino, puede recibir un nuevo empuje para reemprender el camino con la Virgen. La bendición materna que Ella nos da expresa su benevolencia, su aprobación y el don de su gracia para continuar. Pero es sobretodo su presencia, la verdadera bendición materna: Son ya 17 años que Ella está aquí para guiarnos y para que no nos perdamos en este mundo. Ella está aquí para llevarnos a Jesús, porque El es el único Bien de nuestra vida: en El encontramos el amor, la paz y la vida eterna. d.A.

 

Mensaje del 17º aniversario, 25 de junio de 1998:

Queridos hijos, hoy quiero daros las gracias porque vivís mis mensajes. Os bendigo a todos con Mi bendición materna y os presento a todos ante Mi Hijo Jesús.
Gracias por haber respondido a Mi llamada.

 

OS DOY LAS GRACIAS PORQUE VIVIS MIS MENSAJES

Nos sorprende este cumplido en labios de la Virgen. De hecho aquí, no nos da las gracias solo "porque habéis respondido a mi llamada", o como otras veces, por la presencia de tanta gente en Medj. que es ya un signo de buena voluntad, de una disposición a la acogida de sus invitaciones y de ponernos en su escuela. Sino que aquí la Virgen nos da las gracias porque vosotros vivís mis mensajes. Podría tratarse de un cumplido para animarnos, aunque es también verdad que en todo el mundo hay quien se ha tomado al pie de la letra sus mensajes y los viven. Aquí Ella lo reconoce abiertamente y con gozo. Estos hijos forman sus batallones de oposición a satanás. Alegrémonos si también nosotros formamos parte de ellos!
Este agradecimiento no quiere decir que ya hacemos todo lo que Ella quiere -observa el P. Slavko-, sino que Ella mira la voluntad, el esfuerzo y aún los pequeños pasos y se enternece al ver a los hijos comprometerse por Ella: y lo agradece. Su manera de comportarse es muy diferente de la nuestra. Nosotros damos las gracias cuando todo ha ido como nosotros queríamos y si no, criticamos y despreciamos. Este es precisamente uno de nuestros pecados: que no vemos el bien en los demás, antes en nuestra vida para que tenga que oirse decir: "Permitidle que os guíe". El Espíritu Santo es el Artista Divino que quiere extraer de nuestra naturaleza deformada por el pecado, los rasgos vivos de Jesús, como el escultor que de un bloque informe, golpe a golpe, realiza su obra maestra. Es realmente Espíritu Creador, como reza el himno de Pentecostés, porque crea en nosotros un nuevo ser espiritual, que puede dirigirse a Dios llamándolo Padre (Rom. 8,15), que piensa no según el hombre natural, sino como Dios, (1Cor. 2,10-13), que ama como Dios (Rom. 5,5) y que da los frutos de Dios: "amor, gozo, paz, paciencia, benevolencia, bondad, fidelidad, dulzura y dominio de sí mismo" (Gal. 5,22).

El Espíritu tiene también un proyecto particular para cada uno de nosotros, un proyecto de inconmensurable e irrepetible belleza, que forma parte de su plan de trabajo, para construir la Jerusalén celestial. No creemos pues que somos importantes, como dice a menudo la Virgen? Ciertamente la Virgen repite con insistencia: permitid al Espíritu Santo, porque ve la resistencia que oponemos a su obra, sobretodo viviendo en el pecado y también porque estamos atados a esquemas de vida intocables y porque queremos conducirnos nosotros mismos y no le dejamos a El que nos conduzca. Pero El quiere actuar muy diversamente en nosotros: transformarnos como hizo con los Apóstoles que después de Pentecostés, hasta los sinedristas quedaban maravillados por su seguridad, aún cuando eran hombres sin instrucción ni cultura. (Cfr. He. 4,13). Son inimaginables los cambios y los ardores que el Espíritu Santo es capaz de operar en el hombre, El que ha proyectado el Universo y le da órdenes, de pobres criaturas hace santos. Pero para que esto suceda, El debe encontrar corazones dispuestos a escuchar y vivir lo que El ha preparado para cada uno. Corazón dispuesto quiere decir corazón preparado, corazón limpio y libre. El ejemplo lo tenemos en los Apóstoles en el Cenáculo. Jesús les dice: "Permaneced!". Nosotros también debemos hacernos violencia para permanecer en la celda interior del corazón, de la que habla Santa Catalina de Siena, aunque vivamos codo a codo con los demás hombres, buscando un espacio de silencio para escuchar a Dios que nos habla. María ve también con tristeza a almas consagradas, totalmente atentas a las voces del mundo y también a ministros de la palabra que deberían ser la boca del Espíritu Santo (no seréis vosotros los que hablaréis, sino el Espíritu de vuestro Padre el que hablará en vosotros), (Mt. 10,20) y por el contrario son fuentes secas de las cuales no pueden manar ríos de agua viva. (Jn. 7,38). Es necesario evitar decididamente el espíritu del mundo: vosotros estáis en el mundo, pero no sois del mundo (Jn. 17,15-16).
Por tanto, debemos cortar decididamente tantas cuantas sean nuestras relaciones y costumbres mundanas, considerándolas inmundicia frente a la obra del Espíritu. No creemos que Jesús quiere hacernos plenamente partícipes de su felicidad?
Preparáos pues para la venida del Espíritu Santo con la oración y el sacrificio. Intentemos hacer algún sacrificio y veremos lo que Dios nos da a cambio del nada que perdemos: sentiremos a Dios con nosotros. Vigilad y sed sobrios para daros a la oración. (IPe.4,7). El resto lo hará María: "Cuando el Espíritu Santo su Esposo La encuentra en un alma, vuela y entra en ella con plenitud y se le comunica en abundancia, en la misma medida en que el alma hizo un lugar para Su Esposa". (S. Luis M. de Monfort, n. 36).

Don Angelo

 

EL PAPA ANTE EL MISTERIO DE LA SABANA SANTA

Ante ella los creyentes no pueden dejar de exclamar: Señor, no podías habernos amado más"

El 24 de mayo, Juan Pablo II, "peregrino de la Sábana Santa" en Turín, sube como todos, curvado y lento, la pasarela frente a la Catedral, con el Rosario en la mano derecha y con la izquierda apoyándose en la barandilla. Cruzó la Catedral con su bastón y permaneció en adoración ante el SS. Sacramento durante 5 minutos. Después se arrodilló ante la Sábana Santa, la Sábana de lino que envolvió todo el cuerpo del Señor en el sepulcro. Estuvo mirándola durante tres minutos con ojo trémulo y manos temblorosas, el mismo tiempo concedido a todos (al final fueron 2 millones). Después, en la celebración de la Palabra manifestó su gran amor por la Sábana Santa, nombrándola con diez títulos diferentes.
He aquí una síntesis de sus palabras: "Para el creyente la Sábana Santa es un espejo del Evangelio: esta imagen tiene una relación profunda con cuanto nos cuentan los Evangelios sobre la pasión y muerte de Jesús, de manera que todo hombre sensible debe sentirse interiormente tocado y conmovido al contemplarla... La Sábana Santa constituye un signo realmente singular ("que todos ven y nadie por ahora puede explicar") y que remite a Jesús, la Palabra verdadera del Padre, que nos invita a modelar nuestra existencia en la de Aquel que se ha entregado por nosotros...

En la Síndone se refleja la imagen del sufrimiento humano. Ella le recuerda al hombre moderno, a menudo tan distraído por el bienestar y las conquistas tecnológicas, el drama de tantos hermanos y le invita a interrogarse sobre el misterio del dolor para profundizar en sus causas. La impronta del cuerpo martirizado del Crucificado, testimoniando la tremenda capacidad del hombre de infligir dolor y muerte a sus semejantes, es el icono del sufrimiento del Inocente de todos los tiempos. Cómo no pensar ante la Síndone, en millones de hombres que mueren de hambre, en los horrores perpetrados en las guerras, en la explotación de mujeres y niños, en los millones de seres humanos que viven en la escasez y en la humillación, en cuantos no pueden gozar de los derechos civiles elementales y en las víctimas de la tortura y del terrorismo?...

La Síndone es también la imagen del amor de Dios, además del pecado del hombre. Ella nos invita a descubrir la causa última de la muerte redentora de Jesús. El inconmensurable sufrimiento que ella nos documenta, el amor de Aquel que ha amado tanto al mundo hasta darle a su Hijo unigénito (Jn. 3,16), es casi tangible y pone de manifiesto sus sorprendentes dimensiones. Ante ella los creyentes no pueden dejar de exclamar con toda verdad: Señor no podías habernos amado más! y darse cuenta de que la responsabilidad de aquel sufrimiento recae toda en el pecado: los pecados de todo ser humano... La contemplación de aquel cuerpo martirizado ayuda al hombre contemporáneo a liberarse de la superficialidad y del egoísmo con que a menudo trata sobre el amor y el pecado. Haciendo eco de la Palabra de Dios y de siglos de conocimiento cristiano, la Síndone susurra: cree en el amor de Dios y huye del pecado, la desgracia más grande de la historia".

El Papa ve también en la Síndone "la imagen de la impotencia sobre la muerte, de la cual Jesús no quiso huir, aunque la fe nos recuerda también la victoria de Cristo y nos comunica la certeza de que el sepulcro no es el término último de la existencia: Dios nos llama a la resurrección". Más allá del silencio de la muerte, "la Síndone es también la imagen del valeroso y fecundo silencio, de quien renuncia a hacer oír su voz para alcanzar las profundas raíces de la verdad y de la vida". "La Síndone es pues una invitación a vivir toda esperanza, comprendida la del sufrimiento y la de la suprema impotencia en la actitud del que cree que el amor misericordioso de Dios vence toda pobreza, todo condicionamiento y toda tentación de desesperación".

Referente a las numerosísimas investigaciones sobre la Síndone, el Papa confirma la libertad de los estudiosos no tratándose de verdad de fe, aunque dice claramente: "La Iglesia exhorta a afrontar el estudio de la Síndone sin posiciones preconcebidas, que den por hechos resultados que no son tales (experimento del carbono: así fue también rehabilitado el Card. Ballestrero). Invita a los científicos a actuar con libertad interior y con respeto cuidadoso, por lo que respecta a la metodología científica y a la sensibilidad de los creyentes". Al final y con acento conmovido invocó en latín: "Alma de Cristo santifícame, Cuerpo de Cristo sálvame, Pasión de Cristo confórtame y en tus heridas escóndeme".

 

 

UN PAPA LUMINOSO AFIANZA LA IGLESIA DE AUSTRIA

Causaron profunda impresión las firmes palabras con que el Papa concluyó el 21 de junio en la inmensa Heldenplatz (Plaza de los Héroes) la tercera visita a la Iglesia austriaca, "atravesada por tantos sufrimientos". "Tantas cosas nos pueden quitar a los cristianos, pero la Cruz como signo de salvación no nos la dejaremos quitar. No permitiremos que sea excluída de la vida pública". Cansadísimo, casi abatido y aferrado a la Cruz, bajo un sol abrasador, encontró aún el modo de bromear con los jóvenes "venidos de lejos, no sólo geográficamente!".
Durante toda su visita cuyo tema era: Ven, espíritu Creador (mensaje de mayo!) ha revelado su carisma que encantó a los austriacos, hasta a los más acérrimos opositores del movimiento: "Nosotros somos Iglesia" (quieren abolir el celibato eclesiástico, quieren el sacerdocio de las mujeres y etc. etc.) que recogieron medio millón de firmas. El les respondió con amor de padre y con una sabia moderación. "Es un hombre que emana una luz superior y una fuerza extraordinaria, que ve el futuro y por ello se hace escuchar", dijo el Card. Schönborn.
El confortó a la iglesia austriaca en crisis y desorientada, en parte por las acusaciones al Card. Groher (que se retiró en silencio), indicando tres nuevos Beatos testimonios de la fe de aquella tierra entre los cuales destaca Sor Restituta, propuesta a los jóvenes como "modelo de resistencia a la moda del momento". Ella fue guillotinada por los nazis por oponerse a que fuera quitada la cruz en su hospital y haberse también negado a aceptar la libertad ofrecida a cambio de renunciar a sus votos.
Una recomendación particular a los obispos sobre la necesidad de buscar la reconciliación y el diálogo, pero "teniendo como objetivo el descubrimiento y el reconocimiento de la verdad. Sin la disponibilidad de dejarse convertir a la verdad, todo diálogo es inútil. Comprometerse sería una burla". Otro punto importante: "Haced todo lo posible por salvaguardar el domingo". "La nueva Europa debe volver a sus orígenes cristianos".
Pero el Papa no pierde de vista a nadie: para él todos son importantes. Lo saben bien los 50 guardias del cuerpo austriaco que lo protegieron durante los 3 días de su viaje y que él quiso honrarles con un gran recibimiento: salieron radiantes. Lo saben bien también los enfermos del Hospital de la Caritas Socialis, a cada uno de los cuales dirigió una mirada llena de amor que les cautivó.
Concluyendo: un hombre extraordinario, por encima de toda situación, preparado por Dios para estos tiempos.

 

 

EL SANTO PADRE, COMO MARIA, QUIERE LA COMUNION DE LOS MOVIMIENTOS ECLESIASTICOS

En número de 500.000 invadieron Roma los miembros de 56 movimientos y nuevas comunidades procedentes de todo el mundo, en la vigilia de Pentecostés. El Papa que hacía dos años esperaba este encuentro, muy consciente de la riqueza de estos movimientos y premuroso de la comunión entre todas las realidades de la única Iglesia, les acogió en la Plaza de San Pedro el 30 de mayo con un encendido, decisivo y magistral discurso. He aquí algunos puntos:
"Como los Apóstoles, nos encontramos en un gran cenáculo de Pentecostés, anhelando la efusión del Espíritu. Queremos profesar aquí, con toda la Iglesia, que uno sólo es el Espíritu, uno sólo el Señor y uno sólo es Dios que opera todo en todos... Por primera vez los movimientos y las nuevas comunidades eclesiásticas se reúnen, todos juntos, con el Papa. Se trata del gran testimonio común, promovido por mí, en el año del Espíritu Santo... El Espíritu cuando interviene nos deja estupefactos. Suscita acontecimientos cuya novedad nos asombra.
En el Concilio Vaticano II la Iglesia redescubrió como constitutiva de sí misma, la dimensión carismática... El Espíritu no se limita a santificar y a guiar al pueblo de Dios por medio de los sacramentos y de los ministerios comunes, sino que dispensa también entre los fieles de toda clase, gracias especiales útiles para la renovación y expansión de la Iglesia. El aspecto institucional y el carismático son casi coesenciales en la constitución de la Iglesia y concurren, si bien de manera diversa, en su vida, su renovación y santificación del pueblo de Dios.
Algunos carismas irrumpen como viento impetuoso, que aferra y arrastra a las personas hacia nuevos caminos de compromiso misionero al servicio radical del Evangelio. Hoy a todos vosotros aquí reunidos y a todos los cristianos, quiero elevar mi voz: Abríos con docilidad a los dones del Espíritu! Acoged con gratitud y obediencia los carismas que el Espíritu no cesa de dar generosamente (repite casi el mensaje de María del 25 de mayo).
El nacimiento y la difusión de vuestras experiencias ha creado una novedad inesperada y tal vez aún distensionada. Ello no ha dejado de suscitar interrogantes, incomodidades y tensiones; tal vez ha comportado presunciones e intemperancias por un lado y no pocos prejuicios y reservas por el otro. Ha sido un período de prueba... Hoy se abre frente a vosotros una etapa nueva, la de la madurez eclesiástica.
En nuestro mundo, a menudo dominado por una cultura secularizada que fomenta y reclama modelos de vida sin Dios, pone a dura prueba la fe de muchos. Se advierte por tanto la urgente necesidad de una evangelización fuerte y de una sólida formación cristiana. °Qué necesidad existe hoy de una personalidad cristiana madura, consciente de la propia vocación y misión en la Iglesia y en el mundo! °Cuánta necesidad de comunidades cristianas vivas! He aquí entonces los movimientos y las nuevas comunidades eclesiásticas: ellas son la respuesta suscitada por el Espíritu Santo a este dramático desafío de final del milenio.
Cómo guardar y garantizar la autenticidad del carisma? Es fundamental que cada movimiento se someta al discernimiento de la autoridad eclesiástica competente. Ningún carisma está dispensado de la relación y de la sumisión a los pastores de la Iglesia: es la garantía que estáis en el camino justo. A las autoridades compete no extinguir el Espíritu, sino examinarlo todo y retener lo que es bueno (cf. 1Ts. 5,19-21).
Jesús ha venido a traer fuego sobre la tierra: acojamos su invitación para que su fuego arda en nuestro corazón y en el de nuestros hermanos... Desde esta plaza se eleva una gran oración: Ven Espíritu Santo y renueva la faz de la tierra, da nueva fuerza y arrojo misionero a éstos tus hijos e hijas... Y a María que acompañó a los Apóstoles en el primer Pentecostés, dirigimos nuestra mirada para que nos ayude a aprender de su Fiat la docilidad a la voz del Espíritu...".

 

 

COMO HABLABA EL SANTO CURA DE ARS DEL ESPIRITU SANTO

Signos prácticos de su presencia

El hombre por sí mismo no es nada, pero es mucho con el Espíritu Santo. El hombre es todo terrenal, todo animal y sólo el Espíritu Santo puede elevarlo y guiarlo hacia lo alto. Cómo podían los Santos desasirse de la tierra? Porque se dejaban conducir por el Espíritu Santo.

El Espíritu Santo es luz y fuerza. Es El Quien nos enseña a distinguir lo verdadero de lo falso y el bien del mal. Como las lentes de aumento que agrandan los objetos, el Espíritu Santo nos hace ver el bien y el mal en grandes proporciones. Con el Espíritu Santo se ve todo en grande, hace resaltar las mínimas acciones hechas por Dios, así como evidencia la importancia de las pequeñas culpas. Del mismo modo que un relojero con sus lentes distingue las piezas más pequeñas de un reloj, con las luces del Espíritu Santo nosotros distinguimos las pequeñeces de nuestra pobre vida. Entonces las mínimas imperfecciones parecen gravísimas y los más ligeros pecados producen horror.
Aquellos que poseen el Espíritu Santo no pueden enorgullecerse, ya que son conocedores de las propias miserias... Para el mundo parece que Dios ya no exista, pero para el hombre que se deja guiar por el Espíritu Santo, parece que el mundo no exista.
Se trata pues, de saber quien nos guía. Si no es el Espíritu Santo, no hay sustancia, ni sabiduría en nada de lo que hacemos, pero si es el Espíritu, hay una dulzura delicada... un morir de gozo!

Aquellos que se dejan guiar por el Espíritu Santo, experimentan toda suerte de felicidad en su interior, en tanto que los malos cristianos se revuelven entre espinas.
Sin el Espíritu Santo, nosotros somos como una piedra en el camino... Tomad en una mano una esponja empapada de agua y en la otra una pequeña piedra y apretad con la misma fuerza y veréis que de la piedra no saldrá nada, pero de la esponja podréis hacer salir agua en abundancia. La esponja es el alma llena del Espíritu Santo, y la piedra el corazón frío y duro en donde no habita el Espíritu Santo.
Un alma que posee el Espíritu Santo gusta tal sabor en la oración, que el tiempo le parece siempre corto. Esta alma no pierde nunca la presencia de Dios.
Sin el Espíritu Santo todo es frío. Si se siente disminuir el fervor, hay que hacer enseguida una novena al Espíritu Santo para pedirle la fe y la caridad.

Dios, al enviarnos al Espíritu Santo ha hecho con nosotros como hace un gran rey, que encarga a su primer ministro que acompañe a uno de sus súbditos, diciéndole: "Debéis acompañar a este hombre donde vaya y devolvérmelo sano y salvo".
Qué cosa más espléndida hijos míos, ser acompañados por el Espíritu Santo! qué magnífico guía... y pensar que hay quien no quiere seguirle! (Aquí el Cura de Ars lloraba!).
El Espíritu Santo es como un hombre que tenía una carroza y un caballo y quería llegarse a París. Nosotros no tendríamos más que decir sí y entrar dentro. Es un gran negocio decir que sí! Pues bien: el Espíritu Santo quiere conducirnos al cielo, nosotros no tenemos más que decir "sí" y dejarnos conducir.
El Espíritu Santo reposa en las almas justas, como la paloma en su nido. El fomenta los buenos pensamientos de un alma pura, como la paloma incuba a sus pequeñuelos...
Los Sacramentos que instituyó Nuestro Señor, no nos salvarían sin el Espíritu Santo. La misma muerte de Nuestro Señor hubiera sido inútil sin El. Por ello Nuestro Señor dijo a los Apóstoles: "Es bueno para vosotros que Yo me vaya, porque si Yo no me voy, el Consolador no vendría a vosotros...".
Es necesario que el Espíritu Santo venga a hacer fructificar esta cosecha de gracias. Es como un grano de trigo, vosotros lo sembráis en el campo y está bien, pero se necesitan el sol y la lluvia para que crezca y madure en la espiga. Este sol y esta lluvia es el Espíritu Santo.
Sería necesario decir cada mañana: "Dios mío, enviadme vuestro Espíritu, para que me de a conocer lo que yo soy y lo que sois Vos".

 

"APASIONAOS POR LA EUCARISTIA"

"... La Misa es verdaderamente el centro de la vida del sacerdote, el centro de su jornada. Esta centralidad es por tanto objetivo prioritario del proyecto formativo del seminario y requiere la adhesión consciente y total de cada candidato al sacerdocio. El seminarista debe ser ante todo, un apasionado de la Eucaristía: debe reconocer que su vocación debe ser lo orientada a una asidua participación cada vez más interior y coincidente con el Sacrificio de la Misa..." (El Papa ha los alumnos del seminario mayor de Roma, durante la Misa ante la gruta de Lourdes de los jardines del Vaticano el 14 de junio 1998).

 

Bendecid siempre!

A los mismos alumnos en una visita anterior, el S. Padre les había dicho: "Vosotros sois los portadores de la bendición de Dios, que es la expresión de su bondad hacia las criaturas". Confidencialmente les decía que en su visita al Perú le había conmovido la gente que a cada paso le pedía: bendición, bendición. "Este aspecto se ha perdido en la civilización occidental, donde ya no se pide la bendición al sacerdote, mientras que la bendición es la expresión más connatural de la revelación y del acercamiento de Dios al hombre... Vosotros deberéis bendecir, no solo cuando como sacerdotes celebréis las diferentes liturgias, sino que deberéis llevar con vosotros mismos la bendición de Dios, con la cual se inició la historia de la humanidad: Y Dios les bendijo (Gen. 1,28). Bendecid a todos, su trabajo, su vida de familia, su sufrimiento".
San Pedro escribía: A las injurias responded bendiciendo, porque habéis sido llamados a esto para ser herederos de la bendición (1Pe. 3,9). La Virgen, añadimos nosotros, en el primer grupo de oración, recomendaba a los jóvenes que pidieran la bendición y que bendijeran. También los laicos lo pueden hacer.

 


ACLARACION DEL VATICANO SOBRE MEDJUGORJE

La posición del Obispo de Mostar es sólo personal - libertad para las peregrinaciones - Siguen las indagaciones

La Congregación para la Doctrina de la Fe en una carta dirigida a Mon. Gilbert Aubry, obispo de La Réunion, se ha clarificado con respecto a Medjugorje. El obispo recibió la carta el 24 de junio y la ha dado a conocer al clero y a los religiosos de su diocesis el 25 de junio (fecha significativa). Es un regalo que la Iglesia ha ofrecido a la Reina de la Paz en el 17º aniversario de las aparicines.

CONGREGATIO PRO DOCTRINA FIDEI
Pr. N. 154/81-06419
Ciudad del Vaticano, Palacio S. Oficio 26 de mayo, 1998

A Su Ecc. Mons. Gilbert Aubry,
Obispo de Saint-Denis de la Réunion

Excelencia, con la carta del 1º de enero 1998 Vd. somete a este Dicasterio diversas cuestiones concernientes a la posición de la Santa Sede y del Obispo de Mostar, con referencia a las llamadas "apariciones" de Medjugorje, a las peregrinaciones privadas y a la atención pastoral de los fieles que llegan a aquel lugar. Al respecto y considerando imposible responder a cada una de las peticiones planteadas por vuestra Excelencia, debo ante todo precisar, que no es norma de la Santa Sede asumir, en primera instancia, una posición propia y directa sobre supuestos fenómenos sobrenaturales.
Este Dicasterio, por lo que concierne a la credibilidad de las "apariciones" en questión, se atiene sencillamente a lo establecido por los obispos de la ex-Yugoslavia, en la declaración de Zara del 10.4.1991.: "... En base a las indagaciones realizadas hasta hoy, no es posible afirmar que se trate de apariciones o de revelaciones sobrenaturales". Tras la división de Yugoslavia en diferentes naciones independientes, correspondería ahora a los miembros de la Conferencia Episcopal de Bosnia-Hercegovina, reemprender eventualmente el examen de la questión y emitir, si el caso lo requiere, nuevas declaraciones.
Cuanto afirma S.E.Mons. Peric` en una carta al Secretario General de "Famille Chretiénne", es decir que "Mi convicción y posición no es sólo "No consta la sobrenaturalidad", sino igualmente aquella de "consta la no sobrenaturalidad de las apariciones o revelaciones de Medjugorje", debe considerarse como expresión de una convicción personal del Obispo de Mostar, el cual, como ordinario del lugar tiene todo el derecho de expresar lo que sea, pero será siempre una opinión personal.
Finalmente y por lo que respecta a las peregrinaciones a Medjugorje realizadas privadamente, esta Congregación retiene que son permitidas a condición de que no sean consideradas como una autentificación de los acontecimientos en curso y que requieren aún, un examen por parte de la Iglesia.

Mons. Tarcisio Bertone
(secretario de la Congregación presidida por el Card. Ratzinger)

De esta carta se desprende pues, que:

1. Las declaraciones del obispo de Mostar reflejan sólo su opinión personal y por consiguiente no tienen nada que ver con ningún juicio definitivo y oficial de la Iglesia.
2. Todo está remitido a la declaración de Zara, que deja la puerta abierta a futuras indagaciones. Entretanto, son permitidas las peregrinaciones privadas de fieles, con acompañamiento pastoral.
3. Entretanto, todos los peregrinos católicos pueden ir a Medjugorje. No podemos más que dar las gracias, por esta tan esperada aclaración.

Daniel Ange

A 2 años exactos de distancia pues, esta carta viene a hacer justicia por todas las falsas interpretaciones publicadas por los mass media, en la vigilia del 15º aniversario (ver Eco 128 p.2 y 130 p.2). con la respuesta de la misma Congregación a un Obispo francés. Se decía que las peregrinaciones a Medjugorje estaban prohibidas, no obstante las precisiones de Navarro Valls que la prensa se guardó bien de publicar. Ahora, la respuesta más alentadora llega de la fuente más autorizada. Tales respuestas de la Congregación a un Obispo, valen como sentencia por toda la Iglesia. Demos las gracias a María.



VISTO EN EL 17º ANIVERSARIO

Martes 23 de junio 1998 - Miles de personas reunidas en la montaña para rezar el Rosario, antes de la aparición de la Virgen a Ivan, a las 22,30. Hemos sabido que en diversas apariciones nocturnas recientes, la Virgen ha recomendado orar por los sacerdotes.

Miércoles 24. Miles de personas participan en la procesión eucarística por la paz, de Humac a Medj., conducida por el P. Slavko y con Vicka; unas muchachas de Módena, animaban con sus cantos.

Jueves 25 - Ya desde el alba, el Kricevac hervía por los numerosos grupos que hacían el Via Crucis en diferentes lenguas. La lluvia de la tarde cesó a las 18 h. cuando se iniciaba en la explanada, la gran oración de la tarde y la celebración eucarística, ante una masa imponente de fieles (alrededor de 50.000). En el altar situado al abierto, concelebraban 230 sacerdotes, aunque muchos seguían confesando.

Una sanación. En nuestro grupo había una señora portuguesa con un niño de 2 años y medio: a los 7 meses le habían encontrado un tumor en el ano, por lo que había sido sometido a unas 9 operaciones quirúrgicas. A primeros del mes pasado los médicos le dieron sólo tres meses de vida como máximo. La madre en oración al P. Pío, tuvo la inspiración de llevarlo a Medj. donde llegó el 18, en avión. Todos oraban por aquel niño que parecía muerto. Vicka oró también por él. Se le vieron signos de reanimación, hasta el punto de que el niño por la noche, consiguió subir andando a la Colina para la aparición. También la oración que le hizo el P. Jozo había comportado un ulterior beneficio. Al mismo tiempo que el niño era sometido a examen el día 26, su madre corría a Medj. a dar gracias: el niño ya no tenía nada y le había desaparecido también la mancha que tenía en el pulmón! El agradecimiento y la alabanza a Jesús y María.

 


ABRIRSE INTERIORMENTE AL ESPIRITU SANTO

"Vosotros le conocéis?" Esta fue la pregunta que el P. Tomislav Vlasic, dirigió a los casi 800 participantes del último Encuentro que tuvo en Numana (AN), del 7 al 10 de mayo pasado.

Cuatro días para redescubrir y profundizar la presencia y la acción del Espíritu Santo en nosotros y en la Iglesia. Cuatro días de "cenáculo" con María para prepararnos mejor a esta fiesta singular de Pentecostés, en el año del Espíritu Santo. Y porque el Espíritu viene a posarse sobre los Apóstoles bajo forma de flamas diversas, como para simbolizar que la plenitud de la luz se obtiene sólo por la comunión de luces individuales, también así nosotros, más que hacer un resumen del Encuentro, os presentamos algunas flamas, o brillos de luz, que complementándose iluminarán nuestro camino hacia Dios.

1. Conocerlo - San Juan dice del Espíritu Santo: "Vosotros le conocéis pero el mundo no le conoce". Quien no le conoce pues, pertenece al mundo: si vosotros disputáis, os peleáis y os hacéis la guerra, entonces no le conocéis. Para conocerle, debéis simplemente seguir el camino del alma, el camino hacia el Padre. No hay otro camino, no le encontraréis en otro lugar.

2. El pensamiento de Cristo - San Pablo dice: "Nosotros pensamos como Cristo". Esto no es una ideología, es el Espíritu Santo. Hoy los estudiantes saben que los libros pesan y dañan la espalda, pero también las nociones que nos aportan tienden tal vez a ser pesadas. Nuestras ideas, nuestro saber y nuestras convicciones nos pesan, por lo que nuestra vida espiritual puede resultar muy dura y nos parece imposible que Dios pueda pedir cosas sencillas. Y así, si nos empeñamos en ver a Dios, en ver al Espíritu Santo desde nuestro sistema, no permitimos Su venida.

3. Vosotros le conocéis verdaderamente? - Ahora os pregunto: Vosotros conocéis al Espíritu Santo? Yo espero que hayáis empezado a conocerle, seguro que no le conocéis plenamente pero conocéis el camino. Qué camino? Jesucristo es el único camino que nosotros tenemos para ir al Padre. Si seguís el camino del P. Tomislav, estáis en camino equivocado. Seguid el camino del Señor... Vosotros le conocéis? En el Evangelio habéis encontrado ya la respuesta: "Si me conocéis a Mi, conocéis también al Padre, desde ahora le conocéis y le habéis visto". Las almas que están abiertas a la voz del Pastor, a la voz del Espíritu Santo, saben el camino y poseen el conocimiento del Padre. Cuando el pueblo hebreo partió de Egipto, no conocía los caminos ni los senderos del desierto. Sólo Dios era el camino para el pueblo. El pueblo únicamente debía abrir el alma para seguir a Dios. No debía conocer ni los senderos ni las colinas del desierto. Sólo era necesario tener el alma abierta y confiada para recorrer el camino que Dios indicaba cada día. No existe otro camino para nosotros. Vivamos en esta apertura, para que el Espíritu Santo paso a paso, nos guíe y nos lleve hacia la tierra prometida...

4. Estáis entonces preparados para dejaros cambiar? - Jesús da una paz diferente de la del mundo. La da a los apóstoles para afrontar la pasión y las persecuciones. La paz que Dios nos da, no nos permite dormirnos en nuestros sueños y no viene a sostener nuestra lógica de personas no convertidas. El Espíritu derriba el orgullo y nuestra falsa lógica. Estad dispuestos a dejaros cambiar para que el Espíritu pueda actuar en vosotros. No podéis cambiar ni ser renovados si no permitís al Espíritu que os transforme. El quiere una criatura nueva, una Iglesia nueva y un mundo nuevo. Quiero que cada uno de vosotros diga al Señor: "Envía tu Santo Espíritu para que se lleve mi comodidad, para que me transforme".

5. El Espíritu Santo y nosotros - El Espíritu no es extraño a nosotros: El es el punto central de nuestra alma y de nuestra vitalidad. San Pablo habla de "convertirnos en morada de Dios por medio del Espíritu". En el Espíritu Santo somos edificados y armonizados y en El alcanzamos la plenitud, ya sea a nivel individual que universal. En el instante en que Dios nos crea, no hay en nosotros ninguna experiencia humana negativa y recibimos el Espíritu, pero en el momento mismo de la concepción, hacen mella en nosotros las consecuencias del pecado original. Pero dentro de cada uno de nosotros hay un núcleo donde mora el Espíritu. Y tanto en cuanto nuestras almas se abran a El, tanto más fuertes y protegidas serán, porque su defensa radica en su interior. Cambiad vuestras defensas humanas por las divinas! Quien así lo haga tendrá tal fortaleza interior, que le hará capaz tal como hace un organismo sano, de reaccionar contra las enfermedades...

6. Es necesario pues despojarse... - En este año, desprendámonos de todo tipo de orgullo. Que todo lo que no sea de Dios sea puesto en crisis. Que no reine el orgullo humano, sino que se doblegue. Doblegáos ante Dios con humildad y con amor para adorarlo. Debemos estar vigilantes interiormente. Las defensas humanas, aún para ir contra el mal, al final acaban siempre por herir. Poco a poco ir despojándoos de vuestros mecanismos de defensa porque éstos encierran vuestras injusticias, vuestras lógicas y vuestras razones. Hay que abrirse a la lógica de Dios y al derecho que le corresponde. Debemos decidirnos por despojarnos completamente de nuestro yo como hizo María... Pero si queréis decidiros, debéis mirar a Dios tal como es y no como vosotros queréis que sea. Mirar a Dios tal como es, significa la privación de todas las iniciativas de nuestro yo. Dejarse iluminar por El y como El quiere, significa permitirle que se exprese en nosotros tal como El es. Se necesita valentía! Jesús en su retorno al Padre, se privó de carismas, profecías y de todo, quedando únicamente inmerso en el Amor del Padre y esto solo puede hacerse por una completa apertura al Espíritu Santo...

7. Abrirse al Espíritu Santo - Sin una total apertura del alma al Espíritu, nosotros solo podemos formular teorías de la vida. De hecho es necesario descender a lo profundo del alma y hacer un ejercicio de memorización. Cuántos mensajes hemos recibido de Dios? Dónde han acabado? Dónde está la memoria de nuestra alma? Esta es la situación de la palabra sembrada y robada por el demonio. El alma, herida por el pecado original y por los propios pecados, se hace incapaz de comunicarse con el Espíritu y de esta manera, se vuelve débil e inclinada al mal, pudiendo llegar a una ceguera total y de negación de Dios. Finalmente aprende a defenderse sola y qué podemos hacer entonces? Hay que entender que la acción de satanás a todos los niveles, es la de bloquear nuestras almas. Mirad al mundo: ya nadie tiene tiempo para Dios, están inmersos en otro mundo. Quién nos sanará? Dios. La Virgen ha dicho repetidamente: "Orad, orad, orad!", pero yo añado, orad bien! Para que vuestra oración sea un camino de apertura al Espíritu, que sana nuestras almas y las libra de una prisión interior...

8. La nueva Jerusalén? - Un último consejo: este amor que el Señor ha suscitado en vosotros, dároslo mutuamente en el matrimonio, en la familia, en las comunidades. Haced vivo entre vosotros este amor del Espíritu Santo y aquí crecerá la Iglesia. Qué significa "Iglesia"? Significa que el amor de Dios ha descendido sobre la tierra y vigoriza a los hombres. La Iglesia renovada, la nueva Jerusalén está allí, no pudiendo ser de otra manera. Este es el camino para la renovación de la Iglesia: la nueva Jerusalén es Dios en medio de nosotros. Dios está allí donde Su Amor transcurre en un alma y entre las almas y os digo que este amor genera hijos nuevos y regenera la Iglesia y el mundo. Ahora, seguid a Jesucristo! Todos somos pequeños instrumentos para ayudarnos los unos a los otros a emprender el camino que se llama Jesucristo. No pongáis ningún sacerdote, ningún guía en el lugar de Jesucristo! Un guía, un sacerdote, es válido en la medida en que sabe humildemente retirarse para ceder el puesto al Espíritu Santo, a Jesús Resucitado que es Camino, Verdad y Vida.

(Resumido por Fra Nicola)

 

 

Un Obispo canadiense dice: "Es Dios Quien atrae aquí a la gente" - El Obispo Gerard Dionn de Edmundston, New Brunswick/Canadá, tras su visita a Medjugorje a finales de abril, dijo: "Cuando oía decir que la Virgen se aparecía todos los días en Medj. desde hace casi diecisiete años, no sabía si creerlo o no. He venido aquí porque un grupo de peregrinos me invitó como guía espiritual de su peregrinación y ha sido para mí un don verdaderamente grande... Aquí todo me ha tocado profundamente: es difícil encontrar cosas semejantes en otras partes. Me ha conmovido la fe de la gente, el espíritu de sacrificio, la S. Misa de la tarde que parecía un Pentecostés. He visto multitud de personas subir al monte, rezar y confesarse. Procedían de todas las partes del mundo. Yo no puedo dar un juicio definitivo pero en base a los frutos que veo, puedo decir seriamente que aquí sucede algo especial. No son los franciscanos que atraen a la gente. Yo siento que es una Mujer Quien atrae a la gente a Medj. y esta Mujer inspira confianza. Los hombres tienen necesidad de una madre y aquí la encuentran.

Muchos de los que han venido aquí más veces a pesar de que el viaje es costoso, vuelven a casa, testimoniando su fe siempre con nuevo ardor. Yo creo que la Virgen se aparece aquí. De otro modo no sabría explicar el fenómeno que aquí se vive. No puede ser satanás, no puede haber engaño, porque la gente se puede engañar algún tiempo pero no, durante diecisiete años: y son millones de personas. Son los buenos frutos los que dan a entender que aquí acontece algo grande.

P.Slavko en Austria - Invitado por los amigos de Medj., del 18 al 20 de abril último, visitó parroquias y grupos de oración. En Hohnhart tuvo un curso bajo el lema: "La invitación de María a la oración", en el cual participó un gran número de personas. Después de las enseñanzas tenía lugar el programa vespertino entero de Medjugorje. El mismo programa desarrolló el 19 en la comunidad parroquial de Griesskirchen, donde el capellán de la comunidad Joseph Gratzer, que tuvo la vocación en Medj. dejando su rentable trabajo en el sector de la Informática, se dedica ahora a la salvación de las almas. El 26 de abril tuvo el encuentro en Viena, en la bellísima iglesia de María in Siege, colmada de gente, en el que participaron también muchos sacerdotes. De vuelta el P. Slavko visitó la Comunidad Cenáculo de Sor Elvira abierta hace ocho meses en Mattersburg, donde ella recibió una gran donación, terreno cultivable, un bosque y un pequeño lago. Los jóvenes actúan de acuerdo con la comunidad parroquial. La gente del lugar al principio les acogió con indiferencia, pero después comprendieron que se trataba de una gran bendición. Cada viaje al extranjero -concluía el P. Slavko- confirma hasta qué punto el mundo ha sido tocado por el mensaje de Medj. y cómo muchos, continúan fieles a la invitación de la Virgen".

Viaje misionero del P. Slavko a Brasil - Del 5 al 12 de mayo tuvo diversos encuentros de oración, algunos de los cuales transmitidos por emisoras de radio, en diversas localidades del Brasil, con la participación de miles de fieles. He podido constatar -dijo P. Slavko- que el mensaje de Medj. ha hecho presa y da frutos en este país lleno de contradicciones, donde los pobres ven en la Iglesia un signo de esperanza".

Encuentro en el Santuario de Quixada - La primera etapa fue Quixada, en la costa nord-occidental del Brasil, donde los amigos de Medj. tuvieron su propio congreso titulado "El Espíritu Santo vendrá sobre ti" en el nuevo Santuario mariano de la Virgen de Sertao. Aquí Mons. Adelio Tomasin, nacido en Verona y obispo de Quixada, explicó cómo sintió la inspiración de construir el Santuario. "Durante una misa después de la comunión, sentí una voz: "Por qué no has pensado construir una casa para Mi Madre?" Y vi un santuario en medio de la roca de Sertao. Aún incierto y tembloroso, quise comunicar a los presentes lo que había sentido. Todos puestos en pie, acogieron lo expuesto con grande aplauso y así nació la idea del Santuario. Pero antes busqué una familia religiosa que estuviera dispuesta a ocuparse del Santuario. Y me la concedió el P. Gianni Sgreva, fundador de la comunidad mariana "Oasis de la Paz". El Santuario fue construido (El mismo obispo hacía de albañil entre los albañiles) y ahora, con la ayuda de los jóvenes custodios, el Santuario funciona a pleno ritmo.

El obispo Tomasin Dice: "Después de la visita a Medj. me sentí profundamente renovado" - El obispo de Quixada que visitó Medj., quiso hablar de sus experiencias pasadas. La primera vez lo animó un amigo, en 1984. "Quedé conmovido -dijo entre otras cosas- por el hecho de que, mucho antes de la oración vespertina, la Iglesia aún poco iluminada, se fuera llenando sobretodo de jóvenes... Después me conmovió la profunda devoción, que nada tiene en común con el fanatismo, las confesiones, la oración en las montañas... Entré en la Iglesia y casi todo el día permanecí en oración. Así transcurrieron mis días en Medj. No hablé con ningún franciscano ni con ningún vidente. De vuelta a casa me sentí profundamente renovado. Entendí mejor a María y que, gracias a Ella, la Iglesia se renueva..." Volví de nuevo... con la profunda convicción de que allí suceden muchas cosas que no pueden explicar ni la filosofía ni la psicología. Descubrí la autenticidad de la fe y sus frutos. Nadie puede poner en tela de juicio los frutos de Medjugorje. La presencia de Dios y de su misericordia son evidentes y a los ojos de la Iglesia su gracia llega por medio de la misericordia de la Madre, Madre de los pecadores, que ha estado al pie de la cruz. Para mí esta autenticidad es innegable. Por lo que respecta a las apariciones, más allá de las conversiones y de los buenos frutos de la fe, debe haber algo más y por ello hay que esperar".

El obispo brasileño emérito, Silverio Jarbas Paulo de la diócesis de Feira, ha pasado una semana en Medj. "La impresión más fuerte para mí, ha sido constatar la sencillez de la oración y la fuerza de la fe sin fanatismos, de cuantos he encontrado. He visto muchos jóvenes. Los Santuarios marianos tienen una función fundamental en la vida de la Iglesia". (de las notas de Alberto Bonifacio)

Los videntes sometidos a exámenes científicos - A iniciativa del despacho parroquial de Medj., Vicka, Marija e Ivan, acompañados por el párroco fra Ivan, fueron sometidos el 22 y el 23 de abril pasado, a unos exámenes muy sofisticados, en la casa de los Deoniani de Copiago (Como) Italia. Jakov no acompañó al grupo por encontrarse en Munich, donde tenía encuentros de oración. Los doce expertos, entre los cuales se encontraban los coordinadores P. Andreas Resch y el Doctor Giorgio Gagliardi, procedían de cuatro de los más prestigiosos institutos científicos con sedes en Innsbruck, Milán y Bolonia. "Los exámenes parece que han ido bien" -dijo P. Slavko- pero los resultados solo se harán públicos, después de un minucioso análisis de los datos obtenidos.
El domingo siguiente Alberto Bonifacio encontró a Marija con un grupo de peregrinos en Medj., y ella le explicó con un poco de humor lo sucedido en aquellos días: "Nos sometimos de buen grado a estos exámenes un poco molestos, pensando que todo ello pudiera repercutir en bien para algunos. Para nosotros fue solo una cuestión de obediencia y basta. En una hora tuvimos que responder a 510 preguntas y en los dos días no tuvimos nunca ni 5 minutos libres, excepto para comer. Nos sometieron a un montón de engaños psicológicos y también nos pusieron a prueba con los habituales comentarios contrarios a las apariciones. "Hemos tenido que haceros enfadar para ver vuestros puntos débiles" nos dijeron como explicación a la reacción de Vicka que se quejaba". Marija concluyó: "Nosotros los videntes, somos los únicos en el pueblo con certificados médicos que acreditan nuestra normalidad".

Vicka el 6 de junio pasado volvió a reemprender con regularidad las apariciones, después de 45 días de suspensión tal como le pidió la Virgen y que ella aceptó de buen grado como un sacrificio.

Francisco se ha ido a la casa del Padre. Enfermo de Sida desde 1989 en Italia, había pedido a Sor Elvira que le permitiera morir en una de sus casas. En la Comunitá Cenacolo de Medj. recuperó las fuerzas hasta el punto de poder compartir con los hermanos ex-drogadictos, la vida en común de oración y de trabajo. Sirvió a sus hermanos con humildad y con la sonrisa siempre en los labios. Ahora se lo ha llevado una pulmonía. La Virgen, a través de los cuidados de Vicka, estuvo siempre a su lado. Su partida ha conmovido a la población y fra Ivan en las exequias dijo que Francesco había sido una luz para todos.

 

Cómo se venga María - Hace dos años, un párroco mejicano fue enviado a Medj., con el fin de recoger pruebas contrarias a las apariciones. Pensaban así desanimar al flujo de peregrinos mejicanos. Pero la Virgen, con su fineza materna, se tomó con interés el caso de este sacerdote, hasta el punto de que el P. Salvador no podía recoger más que prueba sobre prueba de la presencia de María y de su poderosa acción en los corazones. Bastaron pocos días para cambiarlo completamente y aún hoy él repite: "Mi sacerdocio ha nacido en Medj.". Vuelto a casa, extendió una relación tan positiva de sus indagaciones que dejó sorprendido a su mismo obispo. Desde aquel momento el P. Salvador se empeñó en que su parroquia viviera los mensajes de la Virgen. Resultado: su parroquia está siempre tan llena que resulta demasiado pequeña para acoger a toda la gente que acude a rezar. Este invierno volvió a Medj. y confió su parroquia a María, ante la imagen de la Inmaculada de Tihaljina (el P. Jozo distribuye la imagen a los peregrinos): "Te quiero en mi parroquia -dijo- pero Tú sabes que yo no tengo medios. Es problema tuyo!" Efectivamente unos meses más tarde, a primeros de mayo, llegó a su parroquia una fiel reproducción de la imagen de Tihaljina. Quién se la envió? Una acaudalada señora oyó su oración y sin decir nada le compró la imagen. Junto a otras muchas bendiciones, en su parroquia han surgido también vocaciones sacerdotales.

 

Vuelve sacerdote! - Un señor aceptó ir a Medj. como turista con una peregrinación del Océano Indico. No participaba en ninguna actividad de oración ni iba a la Misa; él vagaba sólo por el pueblo y por las montañas, alejado de su grupo y tampoco quería ir al encuentro con el P. Jozo. El día de Pentecostés, pasando por Bijakovici con dos personas más, se cruzó con Vicka, la cual sonriendo como es su costumbre, se paró ante él y puso las manos sobre su cabeza con la fuerza que la caracteriza. Estupefacto, nuestro turista se deja bendecir sin chistar; él escucha la larga oración que la vidente hace sobre él y hace revivir así en nuestro amigo, la gracia... del sacerdocio: era sacerdote! Al día siguiente le vimos entre los concelebrantes en la Misa de la tarde. Se fue de Medjugorje entusiasmado, con la alegría de un niño que ha encontrado un tesoro. (del diario de Sor Emmanuel)

 

Visitar el tabernáculo - "Escribe que Yo quiero que se predique la adoración ante el tabernáculo. Son tantos los que entran en la Iglesia y no me saludan y ni se quedan un sólo momento para adorarme. Yo quisiera tantos guardianes fieles ante el altar para que fueran evitados tantos y tantos crímenes... Di a tu director espiritual que predique hasta consumirse que Yo sea visitado y amado en la SS. Eucaristía: Yo lo pido. Que me pidan todo cuanto quieran estando en Mi presencia, es de allí que viene el remedio de todos los males". (Jesús a Alessandrina M. da Costa)

 

 

Laurentin - testamento sobre Medjugorje

Con las "últimas noticias N.17" publicadas en francés con fecha junio 1998, René Laurentin pone fin a sus volúmenes de actualización sobre Medj. Se trata de la documentación más concluyente y precisa sobre los hechos que hasta ahora han tenido lugar en aquella tierra.

Estos volúmenes eran la continuación del libro "Aparece María en Medjugorje?", que dio a conocer en todo el mundo las apariciones. En Mostar y a través de un largo coloquio (del cual el Padre habla detenidamente en el volumen 17º) el obispo Mons. Peric, le pide que no publique más informaciones sobre Medj. y él ha accedido. La última publicación ya en curso en el momento de la visita, lleva por título: "17 años de apariciones en Medjugorje - la hostilidad abunda, y la gracia sobreabunda - Testamento".

He querido dar a este testamento, donde me expreso más abiertamente antes de desaparecer, no la forma de una acusación sino de una llamada, para que la Iglesia de hoy no caiga más en el engaño de preferir la autoridad a la vida, el código a lo espiritual, lo exterior a lo interior, sino que según la palabra de Cristo, que tengan vida y la tengan en abundancia, la autoridad esté al servicio de la vida y el derecho al servicio de lo espiritual". Así lo escribe en una carta confidencial a sus amigos.

"Este libro - se lee en la cubierta - que no tiene otra autoridad que la de la constatación de los hechos y del discernimiento objetivo, no se pronuncia sobre el hecho de la aparición, sino que solamente manifiesta que las razones para creer son muy parecidas a las que determinaron un juicio de autenticidad sobre La Salette, sobre Lourdes y sobre Fátima y que las objeciones no son enteramente superiores a las señaladas y superadas en aquellos mismos lugares "reconocidos".

Si para el autor esta petición del obispo "ha sido una ocasión providencial -son palabras suyas- para liberarse de una situación conflictiva y polémica y por consiguiente degradante", para nosotros es una desagradable pérdida. Agradecemos de todo corazón a René Laurentin su ponderado trabajo en dejar constancia para la historia, de las vicisitudes humanas de un largo encuentro entre el cielo y la tierra. Desearíamos que continuara su servicio a María como seguramente a Ella le gustaría.

(17 años de apariciones en Medjugorje. Ediciones F.X. de Guibert, 3 rue Jean François Gerbillon. 75006 PARIS). El último volumen, el 16º, en italiano, fue editado por Ed. Segno, via del Vascello 12, 33100 Udine.

 

 

Iqbal, líder y mártir de los pequeños esclavos, a los 12 años.

Parece la historia de David que lucha contra Goliat y le vence. A los 12 años, Iqbal Masih, paquistaní cristiano, lucha por la vida, asume el liderazgo de los oprimidos y mira de frente a la muerte sin temblar. es asesinado el día de Pascua de 1995.

Nacido en un país donde el 20% de los niños son reducidos a la esclavitud por empresarios sin escrúpulos, Iqbal empieza a trabajar en una fundición a los 4 años y al año siguiente sus padres lo venden por dieciséis dólares a un fabricante de alfombras. A partir de entonces Iqbal siente un gran ideal, para el cual sacrificará su existencia: la liberación de los pequeños esclavos. Conquistada su libertad trabajando de 12 a 14 horas al día, se pone a la cabeza del Frente de liberación de los pequeños esclavos y organiza sin descanso un verdadero movimiento. Es inteligente y sereno y está sostenido por una fe inquebrantable que le infunde la certeza de la victoria: sus palabras hacen soñar a los pequeños esclavos.

La noticia llega a occidente donde Iqbal es invitado a dar conferencias en Estocolmo y en Boston. Se siente seguro de sí mismo y decidido como un gran líder. Le fue ofrecida una bolsa de estudios en una Universidad americana que quiso acogerlo. El agradeció el ofrecimiento pero declinó aceptarlo, pues más bien de la mítica América y de una vida fácil, él prefiere su país al cual vuelve.

Con el dinero de la bolsa de estudios Iqbal construye un instituto para acoger a los niños más desesperados. De esta manera debe enfrentarse a la mafia de las empresas y de los que dan un trabajo inhumano a los pequeños. La suya es una verdadera cruzada: decenas y decenas de empresas del Puniab, que utilizaban a los pequeños esclavos, se vieron obligadas a cerrar. La insurrección de estos pequeños obliga a las autoridades, hasta el momento cómplices con los empresarios, a intervenir. Las pérdidas de los esclavizadores son inmensas, las amenazas de muerte no sirvieron para nada. Es necesario eliminar a este irreductible para evitar la completa bancarrota.

El 16 de abril de 1995, Iqbal va pedaleando en su bicicleta, es Pascua la fiesta más importante del año y la Misa está a punto de empezar. De repente un coche se acerca al joven ciclista y desde la ventanilla un arma de fuego dispara sobre Iqbal. Así hizo su Pascua pasando a la Gloria, un muchacho de 12 años héroe de la justicia y de la caridad. (De Stella Maris, nº 336).

Será insertado también Iqbal, entre los nuevos mártires, durante el Jubileo del año 2000, como algunos proponen? Iqbal nos recuerda a los 250 millones de niños explotados en el mundo, como pequeñas víctimas de brutales intereses, de los cuales desgraciadamente oímos hablar cada día.

 


 Jelena: Buscar la faz del Señor"

Resumen del encuentro de un grupo de peregrinos italianos con Jelena Vasilj, el 2 de enero de 1998:

...Mi experiencia es diferente de la de los demás videntes. Yo no tengo visiones en el sentido como las tienen ellos, pero de todos modos, en mi experiencia puede hablarse también de una cierta forma de visión. Más que nada es el don de una presencia profunda de María en la oración... Nosotros decimos que es una experiencia del corazón, porque no es solo una idea, un pensamiento que se presenta en nuestra mente, sino verdaderamente una persona.
Y como sea que para ir al encuentro del otro se necesita siempre el corazón, de lo contrario el encuentro resulta superficial, del mismo modo sucede con Dios, con esta experiencia en la oración. Realmente el corazón interviene y por lo tanto estamos hablando de una locución del corazón.
Esta experiencia empezó para mí, un año y medio después del inicio de las apariciones, en primer lugar fue una experiencia con mi Angel y después con María. La experiencia del Angel, verdaderamente hoy la entiendo como una preparación para cuanto me aconteció después y también porque las primeras palabras del Angel me parecieron muy significativas: en primer lugar me pidió la confesión, por tanto una pureza del corazón para poder ver.

Pienso que éste debe ser el primer paso para una vida cristiana seria: pedir perdón. La Virgen también nos enseñará después, a orar de la misma manera: es decir, cuando nos presentamos ante Dios, pedirle perdón, pedirle misericordia; es el primer paso hacia nuestra conversión. Unos quince días después, empecé a escuchar a María y algunas veces también a Jesús.
Otra muchacha se unió a la oración y también a esta experiencia de marzo del 83, su nombre es Marjana. Al principio ella decía que solo sentía la presencia de María, pero en octubre del mismo año también ella empezó a recibir mensajes. Pienso que más o menos esta ha sido nuestra misión: de recibir estas iluminaciones, inspiraciones y después trasmitirlas sobre todo a un grupo de oración que la Virgen nos pidió y que nos reuníamos en la parroquia. Eramos unos sesenta jóvenes con la idea de profundizar y vivir juntos, los mensajes que la Virgen naturalmente daba a los videntes.

También porque el mismo contenido del mensaje que recibíamos nosotros en el grupo, ciertamente no era muy diferente del que vosotros escuchabais de los otros. Sobre todo hemos hecho un camino de oración. La Virgen pone siempre la oración en el primer lugar, porque nuestra vida cristiana obtiene toda su fuerza en este encuentro con Dios. Por tanto, si no existe este encuentro con Dios, es muy difícil hablar de vida espiritual, porque ésta no es una tarea nuestra. Pienso que muy pronto en nuestra vida cristiana nos daremos cuenta que nosotros podemos hacer muy poco y que verdaderamente es la gracia la que nos guía.
He ahí por qué la Virgen nos llama a la oración: para que la oración se convierta propiamente en una fuente de gracia para nuestro camino. He ahí por qué nos llama a los sacramentos: porque sólo a través de la gracia somos perfeccionados; o sea la Confesión y sobre todo la Eucaristía, que es el corazón de nuestra vida cristiana. La Virgen ha hablado de diversas formas de oración: muchísimo del Rosario. Es la oración que después de tantos años nos propone con insistencia. Pero me parece que la Virgen lo hace porque esta oración es de un gran beneficio para nuestra espiritualidad. Si nosotros somos llamados a imitar a Cristo, si somos llamados a ser como El, no hay mejor modo que el Rosario.

El Rosario es como una mini-catequesis de nuestra fe. Porque todos los misterios de la fe son contemplados y vividos a través del Rosario: rezar el Rosario pienso que nos enseñe a ser como María que, como nos recuerda el evangelista, "conservaba todas estas cosas meditán-dolas en su corazón" (Lc. 2,12 y 2,51). Pienso que también nosotros de la misma manera estamos llamados a conservar estos misterios en nuestro corazón a través del Rosario.
Ella dice que debemos buscar dos cosas: en primer lugar: la faz del Señor. Muchas veces corremos el peligro de mirarnos solo a nosotros mismos, de desear cosas buenas y justas, pero sin pensar en los demás. Por tanto la Virgen nos pide que elevemos los ojos para mirar a Cristo en la oración, para que así la oración sea Cristocéntrica. Pero el segundo paso debe ser buscar la voluntad del Señor, porque después del encuentro con Dios, debe ser natural preguntarnos: qué quieres Tú de Mi? Y además del Rosario la Virgen insiste mucho sobre el silencio, que sobre todo es una escucha, no ciertamente un momento de pasividad sino que esta capacidad de escucha, esta capacidad de hacer silencio sea un don para los demás. Pienso que esto sea un poco difícil para nosotros, porque tenemos esta tendencia al protagonismo, pero pienso también que la oración de silencio, de escucha, verdaderamente nos predisponga a la adoración, a comprender Quien es el verdadero Autor de la vida.

Además, la penitencia acompaña siempre este camino de oración, convirtiéndose así en oración corporal. Este es un término poco usual en la terminología moderna; no estamos habituados a hacer penitencia porque pensamos que ya sufrimos bastante. Pero parece que la penitencia, sobre todo en un momento de pereza, de un sueño espiritual, sea la que nos haga volver en sí, que nos permita reemprender el hilo y continuar. Por tanto la Virgen insiste mucho sobre el ayuno aquí, sobre todo a pan y agua. Pienso que también esto tenga un gran significado: vivir con este pan material en cierto sentido es como una espera de aquel pan verdadero que recibimos en la Eucaristía. Por tanto, una interpretación eucarística de esta forma de ayuno, me parece la más acertada.

Preguntas y respuestas:

P. Pero qué se debe hacer para tener siempre esta presencia en el corazón?

R. Es necesario nutrir esta experiencia, esta oración contínua con momentos de quietud, porque aunque nos acompañe una presencia (la presencia de Dios), ésta puede desaparecer si no se la nutre. Por tanto en nuestra oración debe haber momentos de quietud.

P. Dado que la Virgen te ha utilizado como instrumento para el grupo de oración durante tantos años, tendrías alguna sugerencia para nuestros grupos de oración?

R. Ciertamente nunca he elaborado ningún esquema de todo aquello que he vivido, solo puedo decir que el grupo de oración me parecería una experiencia casi inevitable para un crecimiento espiritual. Es inimaginable hacer un camino solos con el Señor. Dios nos llama a la comunión con los demás, por tanto estamos siempre llamados a formar parte de un grupo de oración. El grupo puede ser la familia, es más, la familia debería ser el primer grupo de oración, donde nos iniciamos en la espiritualidad. Después viene la parroquia, porque es nuestra iglesia inmediata; y en la parroquia diversos grupos. Hablo solo de la necesidad, porque la forma dependerá del tipo de espiritualidad que se tenga. El Rosario es siempre muy útil y también las oraciones espontáneas, pero la lectura de la Biblia es importante porque nuestra oración no debe ser arbitraria, sino que debe tener un contenido preciso que nos ha sido revelado, no como las religiones orientales donde la mente puede siempre divagar. Debemos atenernos al Evangelio y después tiene que haber un momento en el cual podamos compartir nuestras experiencias, para estimularnos los unos a los otros en el camino espiritual que es una comunión con Cristo, pero también una verdadera comunión entre nosotros.

P. Cómo sabes que es Jesús o María quienes te hablan y no un ángel rebelde?

R. No es muy difícil distinguirlo. La presencia de Dios comporta siempre mucha paz y quietud, sensación de libertad y de plenitud; la presencia del otro conlleva mucha angustia y tiniebla.

P. Actualmente tienes aún estas visiones del corazón?

R. No son tan frecuentes como al principio, pero aún las tengo

Preguntada sobre el estudio que ha escogido (primero Viena, ahora Roma) afirma: "Me ha gustado transferir esta experiencia espiritual también al plano intelectual, porque el intelecto es parte integrante de toda la persona humana. Es más, diría: si iniciáis un camino, ved de interesaros un poco sobre lo que dice la Iglesia, el Magisterio, porque tenemos necesidad de una guía, no somos autosuficientes y Cristo no nos ha querido así. Es claro que Dios ha querido una Iglesia, una jerarquía, un S. Padre. Es bellísimo introducir esta experiencia en la experiencia de toda la Iglesia. Y después estar en Roma, es una cosa especial porque allí está el corazón de la Iglesia.

P. No has pensado nunca en el matrimonio?

R. Alguna vez he pensado.

Preguntada por la dificultad de diálogo en los grupos, ella responde que también en Medj. sucedía con el grupo grande de 60. Para poder tener un diálogo nos dividíamos en pequeños grupos y después las experiencias de los diferentes grupos se ponían en común.

P. Hago bien en dejarles caminar solos en mi grupo?

R. No, Vd. es un sacerdote. Los guías son de mucho valor. Las personas tienen necesidad de un guía, aunque en el mundo todos griten "libertad e independencia". Cuando falta el guía nos apegamos a tantas cosas equivocadas. Tenemos necesidad de quien nos empuje a avanzar, sobre todo los jóvenes. Es muy importante tener una persona que pueda darte un poco de luz. No digo que camine por ti, esto sería negativo. La Virgen en Medj., ha pedido siempre un guía espiritual para el grupo.

(Resumido por Alberto Bonifacio)


IMPORTANTE -Eco es gratuito: gracias a quienes nos ayudan. Enviar vuestra colaboración a: Eco de María, cas. post. 149, 46100 Mantova, o cheques o giro postal o con ccp n. 10799468.

 

Sacerdotes de María

Son innumerables y esparcidos por todo el mundo, los sacerdotes que se han sentido llamados por María en Medj. Valga un testimonio por todos. "El Card. Schönborn de Viena dice que si fuese en contra de Medj. debería cerrar el seminario porque casi todos los seminaristas que hay, han encontrado su vocación en Medj.. Esto lo dijo al Card. Ratzinger, concordando con él sobre la importancia de los frutos de Medj.". (de la revista Medj. una invitación a la oración nº. 47).

 

De Fátima a Medj., el plan de la Virgen para salvar a los hermanos de la condenación

"... La Gospa se siente contenta porque en estos diecisiete años de gracia la hemos tenido como guía en el camino de la santidad. Nunca había sucedido que la Virgen tomara de la mano a una generación entera y la educase en la oración, en la conversión, en la santidad y a concebir la existencia terrena como un camino hacia la eternidad y nos indicase los puntos clave de una vivencia cristiana... Hemos tenido un magisterio extraordinario, en este período de perdición espiritual en que el mundo quiere reconstruirse sin Dios: ciertamente, la gracia tan grande de ser tomados por la mano de la Virgen, para redescubrir los fundamentos de la fe.

María agradece porque ha habido una cierta correspondencia, un despertar y de ello está muy contenta. Sin embargo, en el camino de la santidad, uno no puede detenerse. Ay! dice Jesús, a quien ha puesto la mano en el arado y se vuelve atrás. La santidad es la finalidad de la existencia humana, es el camino de la felicidad en que se manifiesta toda la grandeza y la belleza de la vida. O seguimos el camino de la santidad con Cristo, o el camino del pecado y de la muerte con el demonio, que lleva a la perdición eterna.

Un buen número ha seguido el camino de la conversión y María está contenta por ello. Pero la mayoría recorre el camino de la perdición. De ahí que Cristo se sirva de pocos para salvar a muchos. Cristo ha muerto por todos pero pide nuestra colaboración. María fue la primera colaboradora en la obra de la Redención, es la Corredentora. Nosotros debemos ser los colaboradores de Dios para la salvación eterna de las almas. Esta es pues la estrategia de la Virgen: despertar en el mundo almas que sean mensajeras del Evangelio de la Paz, que sean sal de la tierra, levadura que hagan fermentar el sentido de la eternidad en las masas, almas que irradien luz y "manos felizmente tendidas a los hermanos alejados".

El proyecto de María es que nosotros seamos colaboradores suyos para la salvación de las almas, aunque haya eminentes personalidades en la Iglesia que no sepan leer en los mensajes y en la larga permanencia de María en la tierra, este proyecto suyo. Así no se comprende la gravedad de la situación actual. Uno de los mensajes claves de Medj., es aquel en que Ella dice que ha venido para realizar lo que inició en Fátima. La Virgen en Fátima mostró el Infierno a los tres pastores y de tal manera les impactó que continuamente inventaban toda suerte de sacrificios a fin de salvar a los pecadores. También en Medj. ha mostrado el infierno a los videntes. Todo para decir que en este mundo dominado por el pecado, muchos corren el riesgo de condenarse (bien diferente del infierno vacío, divulgado por los sacerdotes!).

El mundo construido sin Dios conduce a este trágico final. María quiere prevenir esta gran calamidad como si dijera: "Yo estoy presente en Fátima y en Medj., en este siglo en el cual se corre el riesgo de la condenación eterna". De hecho constatamos que no sólo se difunde el pecado, sino la exaltación del pecado (que se convierte en un bien como el adulterio y el aborto). Sabemos de la gravedad del momento y María quiere salvar a innumerables almas gravemente amenazadas. Estamos viviendo una época de perversidad de masas, de "noche ética" (desaparición de la moralidad mundial). Ayudemos al Corazón Inmaculado de María para que triunfe..." (De la reflexión reducida del P. Livio en Radio María).

 

"Medita tus novísimos y no pecarás más" se predicaba en el pasado. "Es una triste realidad que en la Iglesia católica se debilite cada vez más la doctrina de los "Novísimos" (es decir las cuatro postrimerías del hombre) por una falsa fe en el "progreso" para garantizar la felicidad del hombre en la tierra. Puesto que el Reino de Cristo no es de este mundo, esta falsa fe debe ser combatida con la valiente predicación de la doctrina cristiana sobre la muerte, el juicio, el infierno y el paraíso. Es una doctrina que infunde temor pero con todo, es rica de esperanza y desplaza el centro de gravedad de la vida humana hacia el más allá". P. Werefried

 


NOS ESCRIBEN

Viajes de caridad ecuménica... - "Hemos llevado ayudas a Nevesinje, población serbia de Bosnia, donde viven 2800 familias refugiadas serbias, muy, muy pobres. Nunca llegó allí ninguna ayuda humanitaria. Tuvimos un encuentro con el Pope ortodoxo y oramos con él en su iglesia, ante sus bellos iconos... Continuamos nuestra pequeña tentativa de recomponer las divisiones con los pequeñísimos gestos de que somos capaces; pequeñas, pero significativas aperturas ecuménicas". (Alberto Bonifacio, 19.06.98).

Desde Scutari (Albania): "En Eco encontramos buenos consejos para continuar con fe y paciencia nuestra difícil vida en estos tiempos descarriados para Albania. Oramos por vuestra salud..." (Gjyljana Gurashi). "Recibo y hago distribuir con gozo y devoción, Eco de María en diversas ciudades de Albania, especialmente del Norte. Eco nos ha ayudado a superar los terribles momentos vividos en 1997" (Sander Prendushi).

Desde Budapest - Nuestra traductora en Hungría que está enferma, nos comunica con gozo que "a los lectores húngaros les gusta mucho Eco y piensan que es el mejor periódico católico". (Un poco demasiado!) (Elisabeth Varga)

Desde Atenas - Sor Despina de la Croix, redactora de la edición griega, nos escribe sobre tantas iniciativas marianas y las gracias sorprendentes que acompañan a Eco, aún entre los ortodoxos y los protestantes: "son pequeños puntos luminosos que brillan para iluminar la gran oscuridad del mundo y preparan el triunfo del Corazón Inmaculado de María" (25 mayo, 98).

Cuántos sacrificios! - "La tarea de María está asegurada en Francia, pero nadie puede imaginar a cambio de cuánto sufrimiento! Si este trabajo fructifica en conversiones, es porque Ella, nosotros y los demás colaboradores ofrecemos el dolor de las pruebas. Seremos muy felices cuando allá arriba el Señor nos muestre los corazones que han vuelto a El" (la corresponsal francesa 13.05.1998).

Camina por primera vez... - Ha sido identificado el muchacho que empezó a caminar en Medj. el 18 de marzo. (Eco 139, p.4). Los padres no obstante, nos han rogado de no publicar nada hasta que no estén concluidos todos los exámenes médicos.

El Eco de María en las principales lenguas se encuentra en Medjugorje, en el nuevo comercio Shalom a la derecha y delante de la Iglesia y ahora también en Ain Karim, la última tienda de la Galería bajo el Hotel Internacional, frente a la Iglesia.

 

De todas partes nos llegan testimonios conmovedores del bien que Eco hace a los lectores. Demos las gracias a Aquella que lo conduce y lo hace crecer, especialmente las ediciones extranjeras. Aunque no podemos dejar de decir, que cuantos se dedican a Eco son blanco de muchas y duras pruebas ya sea que trabajen en la sede o en el extranjero.

Entregamos a María nuestra causa para que Ella nos surta siempre de lo necesario. Junto a la petición de oraciones para ellos, llegue a todos vosotros para los meses de estío y sobre todo para la fiesta de la glorificación de María, su bendición materna en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Villanova M. 29.06.98

D. Angelo

 


 

PC version: Esta página | Medjugorje | Apariciones  | Mensanjes  | Artículos  | Galería[EN]  | Medjugorje Videos[EN]