Lengua 

Actualizaciónes  | Medjugorje  | Mensajes  | Artículos y Noticias  | Videos[EN]  | Galería[EN] | Mapa del Sitio  | Sobre[EN]  | Libro de Visitas

www.medjugorje.ws » Text version » Eco de Maria Reina de la Paz » Eco de Maria Reina de la Paz 133 (Majo-Junio 1997)

Eco de Maria Reina de la Paz 133 (Majo-Junio 1997)

Read the document in non-text browser version.
Other languages: English, Deutsch, Español, Français, Italiano
Download (54.9 KB )
background image
Maggio-Giugno 1997- Eco de Maria, P.O. Box 149-46100 Mantova, Italia,-Fax (39) 0376/245075,
A.13-N° 5-6 - Exp. Ab. Postal párrafo 27, art. 2-Autor. Tribun. Mantova 13: 8.11.86-ccp 10799468
133
Pentecostés: Os daré un corazón nuevo,
pondré dentro de vosotros un Espíritu nuevo
Cuerpo... con Sus heridas habéis sido
curados
(1P 2,24-25). Es la novedad de la
Pascua Florida.
Y sin embargo, podríamos hacer notar,
estas llagas se quedan todavía. Sí, también
las de Cristo se quedaron y, apareciendo, El
las mostró a sus Apóstoles: pero eran llagas
gloriosas. Y así también nuestras llagas, si
las daremos a Jesús, serán transformadas y
se volverán llagas gloriosas, se volverán
Bienaventuranzas: Bienaventurados los que
lloran... Bienaventurados los perseguidos
por causa de la justicia...
¡Con cuanta ternura Jesús se acerca a los
pecadores y quiere quitar el mal que hay en
ellos! Ante este amor el alma siente que
quiere donar sus heridas a Jesús crucificado:
así esas se volverán perfume de amor. Cada
llaga, aún la más grave, cuando ya está
curada se vuelve un pozo lleno de amor y de
dones: nos dan testimonio tantas almas santas
después de la conversión
Sólo así comprenderéis que en el
mundo es necesaria la curación de la fe en
Dios Creador”. ¿Por qué, “sólo así
comprenderemos
? Porque, si en vez de
rebelarnos, de lamentarnos, de recriminar
por las heridas recibidas, miráramos lo que
Él sufrió por nuestro amor, comprenderíamos
que de Él puede venir la curación. ¿Por qué
“al mundo es necesaria la curación de la
fe en Dios Creador”
? Porque sólo El, así
como creó de la nada todas las cosas, y dió
la plenitud de vida al cuerpo muerto de Jesús
(que dará también a nuestro cuerpo deshecho
en el sepulcro), con la misma potencia podrá
sanar las inmensas heridas del mundo y las
nuestras, haciéndolas volverse fuente de
curación. “Sólo así comprenderéis” es decir
abandonándonos a El con fe. Si pretende–
remos curarnos nosotros mismos, o de hacer
justicia nosotros mismos, no obtendremos
nada, por el contrario agravaremos nuestros
males. Para el mundo es necesaria la curación
que viene de la fe en Dios y “no sólo de
nuestras fuerza” como lo decía María en el
Mensaje de Maria del 25.3.1997
¡Queridos hijos! Hoy os invito en modo
particular a tomar entre las manos la cruz
y a contemplar las llagas de Jesús. Pedid a
Jesús que cure las heridas que vosotros,
queridos hijos, habéis recibido en el curso
de la vida por causa de vuestros pecados o
de aquellos de vuestros padres.
Sólo así comprenderéis, queridos hijos,
que al mundo es necesaria la sanación de
la fe en Dios Creador. Por medio de la
Pasión y de la Muerte de Jesús en la cruz
comprenderéis que sólo con la oración
podréis volveros, también vosotros,
verdaderos apóstoles de la fe, viviendo, en
la simplicidad y en la oración, la fe que es
un don. Gracias por haber respondido a
mi llamada.
“En las llagas de Jesús
encontraremos la curación
para las nuestras”
A menudo estamos tentados a desalentar–
nos y a desesperarnos ante los males que
vemos a nuestro alrededor. En este mensaje
con sabor de Pascua Florida María enseña
que nos podemos curar y, en su practicidad
de Madre, sugiere gestos concretos y simples
como ejercicios de fe, que además van a la
raíz del problema y nos llevan a un contacto
vital con Jesús para curarnos.
Una vez más Ella nos invita a mirar la
Cruz, es más, a tomarla entre las manos y a
contemplar, no sólo a mirar, las llagas de
Jesús, llagas de Amor.
También Cristo
resucitado, en el Cenáculo, dijo a los
Apóstoles: Mirad mis manos y mis pies...
¡Palpadme y ved...!
(Lc 24,39). Sus llagas
curaron también la incredulidad de Tomás.
Pedidle a Jesús que cure las heridas
que habéis recibido en el curso de la vida.
Hay heridas espirituales, y son los pecados:
en Sus llagas encontramos el perdón y la
fuerza de renegar nuestros vicios, porque El
vino para quitar los pecados del mundo.
Hay heridas causadas, aunque incons–
cientemente, por los padres, aún antes de
nacer, porque sus enfermedades, malas
tendencias, vicios y traumas, incluídos los
de los antepasados, se reflejan en la criatura
ya en el vientre materno, y afectan la
formación del hombre. Y a medida que la
criatura crece podría darse cuenta de que no
es aceptada ni amada; puede sentirse víctima
de durezas, de violencias, de injusticias, de
indecencias, de humillaciones y de abandono:
¡cuántas penas hay donde falta el temor de
Dios y el verdadero Amor que viene de El!
Bien, para estas heridas hay un sólo remedio:
el perdón.
Jesús nos lo enseña desde la cruz
y nos da también la fuerza.
Pero sobretodo hay heridas que nos
hemos causado nosotros mismos, con
nuestras culpas y malas costumbres que
dañan todo y a veces minan la misma salud
física, así como las tensiones nerviosas, el
alcohol, la droga, etc. Y bien, El... llevó
sobre el madero nuestros pecados en su
mensaje de Enero.
Y ¿por qué por medio de la Pasión y
Muerte de Jesús comprenderemos? Por–
que la Pasión y Muerte de Jesús es fuente de
toda gracia. Así como los hebreos en el
desierto, mordidos por las serpientes
venenosas, tenían que mirar la serpiente de
bronce (simbolizaba a Jesús en la Cruz) para
poder curarse, así mismo nosotros tenemos
que mirar a Jesús para ser liberados de
nuestras pasiones, es decir de las cosas que
“sufrimos” por causa de nuestros pecados y
de aquellos de los demás. No hay psicólogos,
ni magos, ni aventureros en el mundo que
puedan curar: No hay bajo el cielo otro
Nombre dado a los hombres por el que
nosotros debamos salvarnos... sino el de
Jesús
(Hch 4,12).
Y comprenderemos que con la oración
podremos volvernos, también nosotros,
verdaderos apóstoles de la fe
. ¿Por qué?
Porque con la oración habremos probado a
nosotros mismos que Dios cura, y entonces
“nos volveremos apóstoles de la fe”, es decir
, personas que, habiendo hecho experiencia
de la potencia de la fe, propondrán a los
demás con decisión el mismo medio. Y así
podremos decir al cansado una palabra
alentadora
(Is 50,4) y contribuiremos a la
curación del mundo, tan necesaria y que sólo
de Dios puede venir. Se es apóstoles sólo si
se anuncia lo que se ha probado: en caso
contrario las palabras no convencerán a nadie.
Todo esto sucederá si viviremos nuestra
fe, que es don de Dios, en la simplicidad y
en la oración
, sin alardearla o imponerla a
los demás, sino viviéndola nosotros mismos,
precisamente como María nos lo enseña
desde hace dieciseis años, según el estilo del
Evangelio. don Angelo
Mensaje de María del 25.4.1997
Queridos hijos; hoy os invito a unir
vuestra vida a Dios Creador, pues sólo así
vuestra vida tendrá un sentido y compren–
deréis que Dios es amor. Dios me manda a
vosotros por amor, para ayudaros a
comprender que sin Él no hay ni futuro,
ni alegría, y que sobretodo no hay salvación
eterna.
Hijitos, os invito a dejar el pecado y a
aceptar la oración en todo tiempo, porque
en la oración podáis conocer el sentido de
vuestra vida. Dios se dona a quien lo
busca. Gracias por haber respondido a mi
llamada.
Unidos como
sarmientos a la vid
¿Qué quiere decir unir nuestra vida a
Dios Creador? Quiere decir acogerla cada
día de Aquel que nos la dona y tener el
corazón abierto a su querer: para adherir
totalmente al plan para el cuál nos ha creado
y a las leyes que lo rigen. Sólo así la vida
tiene un sentido
. Sí, porque el que olvida al
Creador y el fin para el cuál ha sido creado,
no tiene ni finalidad ni meta como los ani–
males que perecen.
Construye afuera del
propio principio y del propio fin, no sobre la
roca sino sobre la arena.
Y está >> pag. 8
background image
El Papa en Sarajevo:
¡Paz y perdón!
¡Perdón! ¡Paz! Es el grito de Juan Pablo
II. El grito del Papa desde el inicio de la
tragedia balcánica. El grito que con insistencia
resuena, en la helada Sarajevo, entre el gentío
que acorrió de todas partes para escuchar la
gran autoridad moral de Juan Pablo II. El
Papa, con el cuerpo fatigado por la debilidad,
temblante por el frío y por la conmoción,
repite su mensaje de reconciliación y de
amor. Un icón imposible de borrar, imprimido
en las conciencias todavía más que en la
imágenes televisivas de medio mundo.
Estaban presentes 50 mil en el estadio
Kosevo. La mayoría católicos pero también
musulmanes, ortodoxos, un pequeño grupo
de hebreos y laicos indiferentes a la religión
pero fascinados por aquel hombre anciano
que vino hasta aquí para hablar de paz. La
televisión local transmitió el rito en directa:
la ciudad, 94% musulmana, siguió recogida
el gran evento.
Los fieles que llegaron de toda Bosnia-
Herzegovina, ya desde el alba se agolpaban
en las rejas del estadio, entorpecidos por el
frío y cansados por el viaje, a menudo
aventuroso, a través de un País en donde
crecen las bandas armadas y las formaciones
paramilitares al servicio de los boss
criminales, que aprovechan y alimentan las
tensiones étnicas para poder controlar mejor
los propios tráficos de droga, cigarrillos y
armas. Probablemente con la intención de
desequilibrar mayormente la situación es que
algunos colocaron 23 minas - más o menos
150 kilos de explosivo - en la calle que el
Papa tenía que recorrer, y otras 6 minas en
las afueras de Sarajevo, en un camino que
recorrían los peregrinos.
También la situación política en la
Federación bosníaca, después de los acuerdos
de Dayton, queda muy confusa, sobretodo
alrededor de la ciudad de Mostar, fuertemente
disputada entre croatas y musulmanes. Por lo
menos 500 mujaheddin estarían presentes en
Bosnia y en Sarajevo y prosperan los centros
islámicos, reforzados con las ayudas
provenientes de los Países Arabes.
Antes de la Misa el Cardenal Puljic
recordó que en Bosnia-Herzegovina habían
530 mil católicos antes de la guerra, y ahora
han quedado 125 mil. En cambio es imposible
calcular las víctimas: “No sabemos el número
de muertos”. Quizás 200 mil; dos millones y
medio los prófugos. Después de haber narrado
que fueron destruídas 90 iglesias y matados
8 sacerdotes y 2 monjas, el Cardenal hace
presente que “desdichadamente también son
numerosas las víctimas de los otros pueblos
y comunidades religiosas. La noche del odio
envenenó esta tierra. Santidad, dénos ánimo”.
Es precisamente para infundir este ánimo
que el Papa está allí. En sus palabras hay una
respuesta verdadera; no hay retórica. Ante
las viudas, las madres de los hijos muertos en
la guerra, los huérfanos, los mutilados de
todo tipo, ante los millares de familias heridas
por la guerra, ante los políticos y los militares,
el Santo Padre recuerda a todos y a cada uno
que la paz llega con el perdón: Perdonemos
y pidamos perdón. No podemos no emprender
el difícil pero necesario peregrinaje del
perdón, que lleva a una profunda reconcilia–
ción. Ofrece el perdón y recibe la paz.
Él mismo lo dice que es difícil. Y tiene
razón. Pero es necesario. Tan difícil y
necesario que habló del perdón en 7 de los 9
discursos que hizo en Sarajevo, entre sábado
y domingo. En el estadio usó 20 veces la
palabra “perdón” y 6 veces el verbo “perdo-
nar”. Nadie puede no haber entendido.
El perdón hace parte de la lógica radical
del Evangelio del cuál el Papa es el primer
testigo: por derecho y como sucesor de S.
Pedro; de hecho en cuanto hombre que ha
sabido perdonar y pedir perdón.
La verdadera paz, la que no se puede
pactar con nadie, la que ningún tratado puede
imponer, aquella que desde hace años quiere
traer la Reina de la Paz, aquella que el Papa
vino a suplicar a Sarajevo, la Jerusalem de
Europa, es la que vive en el sagrario de la
conciencia de cada hombre que encuentra el
valor - el mismo que busca Puljic - de per-
donar a su prójimo porque - son las palabras
del Papa: Dios es misericordioso y precisa-
mente porque Dios es así y quiere miseri-
cordia, es justo para cada uno ponerse en la
lógica del amor, para alcanzar la meta del
verdadero perdón recíproco.
Un perdón que
lejos de excluir la búsqueda de la verdad, la
exige. Presuposición esencial del perdón y
de la reconciliación es la justicia.
Y claro que
entre los actos de justicia está el derecho de
los prófugos y los refugiados de recuperar
sus casas.
Un perdón hecho también de pequeños
gestos cotidianos, que significan perseguir el
diálogo con perseverancia y en profundidad
con los hermanos ortodoxos y con los otros
hermanos cristianos,
quiere decir también
buscar con palabra cordial y actitud sincera
los motivos de incomprensión, y los
encuentros con los secuaces del Islam, para
que se pueda construir una convivencia
pacífica en el recíproco respeto de los
derecho y de cada uno y de cada pueblo.
Con este espíritu el Papa abrazó dos
veces al metropolita servio Nikolaj, quien
guiaba la delegación ortodoxa, y por medio
de él dirigió un fraternal saludo a Su Beatitud
el patriarca Pavle.
Con igual amistad encon–
tró a los representantes de la ya pequeña
comunidad hebrea y al Rais-el Ulema Mustafá
Ceric’ de la comunidad islámica , quien al
final del encuentro dijo: “Vosotros tenéis un
gran Papa, lo diré a mis hermanos del Islam,
porque este es el momento del diálogo”.
Se trata de ver ahora qué cambiará con-
cretamente, cómo la semilla de la paz, echada
por el Santo Padre, podrá crecer si entre los
jefes políticos de todas las formaciones
quedan la frialdad y la desconfianza. Si a los
Obispos el Papa ha confiado la tarea del
saneamiento de las mentes probadas por el
dolor y a veces embrutecidas por sentimientos
de odio y de venganza,
queda compleja la
situación política y, como realísticamente
hace notar el Card. Puljic, “los cambios están
en las manos de quien tiene el poder”, si
embargo “algo ha cambiado ya: el clima
general en la ciudad, el nivel de las relaciones
entre los diversos componentes de la sociedad
después que el Papa quiso encontrar a las
máximas autoridades religiosas”.
El poder político, por cuanto obtuso pueda
ser, no puede quedar indiferente ante la
mentalidad de la gente, de aquella misma
gente que estaba en pie, conmovida, bajo la
nieve para escuchar al Papa. Una joven ma-
dre dijo que la guerra ha cambiado todo, y
ahora “es más difícil buscarse, encontrarse,
comprender. El Papa dijo que hay que probar.
Lo haremos”.
Por ella y por todos unamos nuestra
oración a la del Papa, quien concluye la
homilía con una invocación a la Virgen:
¡Implora para todos los creyentes el don de
un corazón nuevo! Has que el perdón, palabra
central del Evangelio, se vuelva aquí una
realidad.
Mirko
¡Cerca de la Reina de la Paz!
Hasta 180 buses
partieron de la zona
de Medjugorje para ir a acoger al Papa en
Sarajevo. Él, ya sea el sábado en la catedral
que al día siguiente en el estadio Kosevo,
terminó su discurso con una añadidura
espontánea, una invocación que atestigua
sus sentimientos más secretos: Kraljice mira,
moli za nas
(Reina de la Paz, ruega por
nosotros); ¡una mirada no disimulada hacia
Aquella que se aparece no tan lejos de allí!
No pasaron desapercibidas algunas
significativas alusiones del Papa en la
audiencia general del 16 de Abril en el Vati-
cano: Durante la guerra no cesaron las
peregrinaciones a los Santuarios marianos
de Bosnia-Herzegovina, para pedirle a la
Madre de las Naciones y Reina de la Paz de
interceder para que regresase la paz en
aquella martirizada Región... En el encuentro
con el clero
- dijo después - no pude no
mencionar los particulares méritos del orden
franciscano
por la evangelización de este
País... y me detuve para exhortar a todo el
clero diocesano y religioso a una sólida
colaboración bajo la guía de los propios
Obispos...
Después nos confió las imploraciones de
su corazón durante todo el viaje: Santo Dios,
Santo fuerte, Santo inmortal, tén piedad de
nosotros. De la peste, del hambre, de la
guerra, libéranos Señor. De la muerte
improvisa, libéranos Señor. Pecadores, te
suplicamos, escúchanos Señor. Jesús
perdónanos. Jesús tén piedad de nosotros...
Madre suplica, Madre implora. Madre inter–
cede por nosotros.
Un grito de Bosnia:
“¡No nos abandonéis vosotros!”
“Estábamos presentes también nosotros
los de las ayudas del ARPA, casi un centenar
más o menos. Y con nosotros también 19
furgones cargados con artículos de primera
necesidad, no para almacenarlos sino para
llevarlos directamente a Mostar, a 324
familias en riesgo, a Konjic y a los 2 hospitales
psiquiátricos de Fojnica, en Bosnia septen–
trional, y a la misma Sarajevo...
Vimos a un Papa cansado y lento, pero
también con una grandísima fuerza de
voluntad y una enorme determinación.
Aterido, casi congelado como todos nosotros,
no cortó nada del programa.
Todos temblábamos de frío, pero todos
teníamos el corazón lleno de gozo. Una
alegría que se desencadenó cuando el Papa
entró en el estadio y dio la vuelta alrededor
del campo: claro que no era alegría
triunfalística, pensando en la condición de
los católicos, no deseados y amenazados, y
en la de todos los demás. La alegría se trans–
formó en una sufrida reflexión durante la
homilía: no muchos aplausos fáciles sino
rostros serios, conmovidos y a menudo
bañados por un llanto íntimo y sumiso,
también entre los sacerdotes.
Para quien ha sido tocado, en su carne o
en sus afectos más queridos, por las
atrocidades más horribles de esta guerra
absurda e infame no es fácil oir hablar de
perdón . Y sin embargo perdonemos y pida–
mos perdón.
Y nosotros, indignos pero siempre
queridos hijos de María, pequeños voluntarios
background image
de la caridad, que desde fines del ‘91
continuamos llevando ayudas a estos pueblos
sin distinción religiosa o étnica, nos sentimos
estimulados y apremiados a hacer todavía
más por los millares y millares de familias
sin nada, de viudas y huérfanos abandonados
en tantos centros para prófugos de Bosnia
del norte, a donde no llega más nadie.
Sabemos que, además de los alimentos y de
los artículos de primera necesidad debemos
llevar un rayo del amor de Dios y de María.
La esperanza y el valor de continuar a
enfrentar la vida, y sobretodo de perdonar.
Gracias queridísimo y grandísimo Papa...
El S. Padre: es urgente proseguir
con las ayudas
- Particular alegría y nuevo
lance provocó en nosotros el S. Padre durante
el Angelus del 20 de Abril en Plaza S. Pedro:
Durante mi visita pude apreciar la acción
de las instituciones eclesiásticas, de las
organizaciones... y de cuantos se han
empeñado en aliviar los sufrimientos y las
incomodidades de aquellas poblaciones.
Ahora, sin duda, hay que seguir ayudando a
las personas golpeadas en el trágico
conflicto, y asistir a las víctimas que aún
continúan a sentir las consecuencias...
Continuemos a estar junto a las poblaciones
de aquella amada región, con nuestra factiva
solidaridad.
Continuaremos a partir cada dos o tres
semanas, a pesar de las dificultades
desalentadoras de las aduanas, para hacer
sentir a los más pobres y sufridos que no han
sido olvidados, sino que Dios los ama, la
Virgen los ama, sirviéndose de indignos
instrumentos como nosotros para demostrar
este amor. No nos podemos detener mientras
encontremos a tantas pobres criaturas que se
aferran a nosotros diciéndonos: no nos aban–
donéis también vosotros, sóis nuestra única
esperanza
”. Alberto Bonifacio
Madre Teresa a su Albania
Si se vé a Jesús en el prójimo no habrá
más necesidad de armas”
Mi queridísimo pueblo de Albania, las
noticias de los desórdenes que han llegado a
nuestro maravilloso País me han causado
gran sufrimiento. Vosotros sabéis cuanto amo
Albania, y a menudo la he visitado y he
mandado a mis monjas para llevar amor,
ternura y cuidados para los pobres. Ahora
vengo a saber, con gran pena de mi corazón,
que vidas humanas han sido truncadas y que
muchos han sufrido la violencia.
Comprendo el sufrimiento de los que han
perdido su dinero pero os imploro de no
causaros todavía más dolor los unos a los
otros. Recordad que Dios ha creado a cada
uno para cosas más grandes: para amar y ser
amados. Este es el sentido de la vida, que
ningún sufrimiento puede quitarnos. Aquel
hombre, aquella mujer, aquel niño es mi
hermano, es mi hermana, y yo trato de amar
a cada uno de ellos como Dios nos ha amado.
Para ser capaces de amarnos los unos a
los otros debemos rezar mucho, porque la
oración dona un corazón puro, y un corazón
puro logra ver a Dios en el prójimo. Si ahora
allá no hay paz es porque hemos olvidado ver
a Dios en cada prójimo. Si todos vieran a
Dios en su prójimo, ¿pensáis que tendríamos
necesidad de pistolas y de bombas?... Estoy
rezando mucho por todo mi querido pueblo
de Albania, para que cada uno aprenda a
amar hasta sufrir por amor y así llevar la paz
al País y a cada corazón. Recemos. Que Dios
os bendiga. Madre Teresa, 17.3.97
y continúan a deformar. Es una cultura que la
historia ha continuamente aplastado, pero
cuyas brasas, nunca apagadas, pueden volver
a incendiar bajo el viento del Espíritu... La
construcción de la unidad de Europa, de la
“catedral de Europa”, no puede ser sólo
económico-militar. Necesita un rescate
cultural, de significado. Selecciones funda–
mentales de orden cultural y espiritual están
solicitadas por los problemas graves como el
desempleo y la ecología; y para frenar el
frenesí de las consumaciones y la subordi–
nación al imperativo de la productividad se
impone un nuevo modelo de civilización:
una civilización del ser y de los rostros, del
ser como comunión; volver a descubrir, de
parte de la humanidad que se ha vuelto
técnica, las profundidades divinas y cósmicas
de la existencia.
Adalberto, un santo europeo
Es, junto con Bonifacio, Cirillo y Metodio,
uno de los santos que le dió un rostro cristia-
no a Europa Central, uniendo en la única fe
a los pueblos eslavos y sajones. Y de los
valores cristianos que han hecho Europa el
Papa quiere llamar la atención con su viaje a
Praga (25-28 de Abril) en el milenario de la
muerte de Adalberto.
El santo, de carácter afable y benigno, de
aspecto noble y de gran cultura, fué elegido
Obispo de Praga, pero abandonó presto el
cuidado pastoral cuando chocó con las
costumbres paganas del pueblo. Atraído por
la vida monástica, tendrá que tomar otras dos
veces, por obediencia al Papa y al Emperador
Otón III, su gran admirador, el camino hacia
Praga. Aparentemente su vida pastoral no
tuvo mucho éxito, pero uno es el que siembra
y otro el que cosecha.
En Praga fundó la Abadía de Brevnov,
que se volverá centro de irradiación de la
cultura cristiana entre los pueblos eslavos, y
mandará Obispos, priores y monjes en Po-
lonia, Hungría y Rusia hasta la llegada del
régimen comunista. Dejada definitivamente
Praga por causa de las luchas de los príncipes,
se dedicó primero a evangelizar a los
húngaros, en donde bautizó a S. Esteban, rey
y patrón de Hungría, después a Polonia y a
los Países Bálticos, fundando monasterios; y
al final, con sus monjes, entre inmensas
dificultades, se dirigió a las poblaciones
bárbaras de Prusia. Y aquí encontró el mar-
tirio a golpes de lanza en el 997, a los sesenta
años. Dos años después fué proclamado santo.
Es patrón de Bohemia y de Polonia.
Por la unidad de los armenos
- María
Gostanian corrigió en un artículo en Croix
(22.1.97) algunas afirmaciones sobre la
Iglesia armena (Eco 131), probando como
“esta Iglesia de frontera, que ha resistido a
siglos de persecuciones (un millón de víctimas
sólo en el genocidio practicado por los turcos
en 1915-18) profesa el símbolo niceno-
constantinopolitano [el Credo de la Misa, a.
325] y no está para nada separada de Roma
después del Concilio de Calcedonia (a. 451).
Desde su origen en el 301, es un
Patriarcado independiente, autocéfalo, en
comunión con todas las otras Iglesias, pero
no sometida ni al Patriarcado de Constantino–
pla, ni al aquel de Occidente (Roma) y no es
ni monofisita ni anticalcedoniana, sino sólo
Iglesia Apostólica armena. Las relaciones de
los armenos con los católicos en Francia y en
otras partes son óptimas... Un diálogo en la
verdad conducirá a la comunión si avanzare–
mos en la claridad”.
¡UT UNUM SINT!
La gran espera de Graz
- En Graz,
Austria, del 23 al 29 de Junio tendrá lugar la
Segunda Asamblea de todas las Iglesias Cri-
stianas de Europa sobre el tema de la
reconciliación: “Don de Dios y fuente de
vida”. Participarán 700 delegados de las
Iglesias y 300 de las asociaciones y
organismos empeñados en el diálogo
ecuménico, y 10 mil cristianos provenientes
de todas las partes del Continente.
“No se podrá salir de Graz sin un acto
completo que demuestre que hemos superado
la fase del diálogo para entrar en aquella de
los resultados concretos, es decir de la
reconcilia–ción” dijo el pastor valdense Ric-
ca. Pero “La reconciliación, para ser auténtica
debe presuponer la conversión. Conversión a
Cristo, ya sea a nivel personal que comunita-
rio y de Iglesia, en caso contrario todo se
reducirá a un simple pasaje diplomático y de
fachada” subrayó el Obispo Chiaretti, Presi-
dente del Secretariado CEI (ecumenismo).
El primado de Pedro
no es sólo de honor
El Patriarca ecuménico de Constan–
tinopla, Bartolomeo I°,que tiene el primado
de honor entre las Iglesias ortodoxas, hará
del 16 al 20 de Mayo un viaje a Italia tras las
huellas de los primeros 3 evangelizadores de
la tierra de Trento, los mártires de Capadocia
Sisinio, Martirio y Alejandro, enviados por
Ambrosio al amigo Vigilio hace 1600 años.
Bartolomeo participará a muchos encuentros
y celebraciones en Trento y en Milán.
En relación con el ecumenismo, tema so–
bre el cuál Bartolomeo intervino varias veces,
hay que precisar que la unidad de las Iglesias
no puede consistir en la reducción del Primado
de Pedro a un simple primado de honor, asì
como quiere el Patriarca, porque es necesaria
una autoridad de gobierno sin la cuál las
controversias degeneran en disgregaciones
de unidad, como sucedió con las Iglesias
protestantes y como demuestran los desban–
des de la Iglesia rusa y la lucha entre los
patriarcas del ex-imperio soviético. Jesús
fundó su Iglesia sobre la roca de Pedro y por
él rogó para que no le faltara la fe (Lc 2,32).
En todo caso se trata de ver las
modalidades del primado, deponiendo la
vestidura de la realeza para vestir, como
Jesús en el Cenáculo, la del servicio puro o el
saco de la conversión. Sobre el ecumenismo
y sobre el problema del primado el Papa
intervino con la encíclica Ut unum sint, en
Julio de 1995 (Eco 122 y 123).
El Patriarca habló también sobre “la ten–
sión con Moscú, provocada por la cuestión,
de Estonia”, diciendo que “ha sido superada
con el acuerdo del 16 de Mayo ‘96, por lo
que los ortodoxos de aquel País han sido
autorizados a escoger libremente la jurisdic–
ción eclesiástica” (de Estonia: Eco 127).
Una “civilización de los rostros”
para la nueva Europa
Preguntaron al Patriarca: ¿qué puesto
tiene la Iglesia ortodoxa en la Europa de
hoy?
Respuesta: Europa no se reduce sólo al
Occidente, nacido en Roma y de la Reforma.
Hay otra Europa, no menos necesaria para la
armonía del Continente, que nació del
helenismo cristiano [oriental], que la
ortodoxía ha fecundado, y que, primero el
comunismo y después un nacionalismo para-
noico [ej. Iglesia rusa y serbia] han deformado
background image
Los nuevos mártires
El 24 de Marzo, por iniciativa del
Movimiento juvenil misionero, fué celebrada
la quinta jornada de oración y ayuno por los
misioneros mártires. Sólo en los últimos 50
años 728 misioneros
católicos en el mundo
han sacrificado sus vidas por la causa del
Evangelio, entre sacerdotes, religiosos,
catequistas y laicos consagrados; además de
los 221 en Ruanda en 1994.
Orar y ayunar es un modo concreto de
participar a sus sacrificios y sostener a cuantos
todavía trabajan para el Evangelio. S. Teresa
de Lisieux y S. Francisco Saverio, patrones
de las misiones, dan testimonio de la realidad
de la Iglesia como un único cuerpo con
tantos miembros, en donde o con la oración
y la penitencia, o con el ofrecimiento del
propio sufrimiento, o con la caridad operosa,
o con gestos de cotidiana reconciliación, o
con la propia sangre, todos cooperan al bien
recíproco según la acción del único Espíritu.
María, “Señora de todos los pueblos”
Para el 31 de Mayo próximo, el Obispo
Paolo M. Hnilica invita a los grupos marianos
a Amsterdam, Holanda, en donde se celebrará
la primera jornada internacional de oración
en honor a María “Señora de todos los
pueblos”. Con este título la Virgen se apareció
en los alrededores de la ciudad, desde 1945
hasta 1959, a una mujer del pueblo, Ida
Peerdeman, previendo la grande crisis de la
Iglesia y la caída de la fe. El Obispo de
Haarlem-Amsterdam, Mons. Bomers,
permitió la veneración pública de la Virgen
con este título, que está ya reconocido en 60
diócesis del mundo. El título de Mujer o
Señora fué usado por el mismo Jesús en
Canaán y sobre la Cruz. María tiene mucho
interés en la salvación de todos los hombres,
también de aquellos que todavía no han
conocido el amor de Dios y que el Padre le ha
confiado como “Señora de todos los pueblos”
porque Co-rendentora con nuestro Señor, y
Suyo. No es por nada que Ella dijo: “Todas
las generaciones me llamarán Beata”, es decir
todos los pueblos, también aquellos todavía
no cristianos. Pero, en línea con Fátima y
Medjugorje, pide nuestra colaboración y
nuestros sacrificios. Para informaciones
dirigirse a Pro Deo et fratibus, Via Montesanto
14, Roma, tel 06/37513783, Fax 06/37351549
La Virgen peregrina más allá de
Francia
- Las primeras 108 “Vírgenes
peregrinas” han difundido el año pasado un
torrente de gracias en toda Francia preparan-
do la llegada del S. Padre. Otras 250 estatuas
e icones parten ahora (Abril) hacia varios
países, después de haber recibido la bendición
del Papa el 8 de Diciembre en Roma y el
caluroso incitamiento de Bartolomeo I en
Constantinopla. El nuevo peregrinaje inició
en 15 países y otros 40 lo esperan. Así la
Virgen, que ha acogido 20 millones de
peregrinos en Medj., llevará el mensaje de
salvación a otras decenas de millones que
allá no podrán ir. Cada país está llamado a
participar a esta oración mariana, católicos y
ortodoxos, adaptando el proyecto al propio
contexto particular, con propias estatuas e
imágenes, en armonía con los Obispos, en el
curso de estos tres años, preparando con
María el gran Jubileo según los votos del S.
Padre. Esto, en breve, nos comunica la
Confraternidad Notre Dame de France que
organiza el Tour de Marie y busca “personas
que amen mucho a Jesús y a María dispuestas
a movilizarse para el peregrinaje mariano”.
Noticias de la tierra bendita
Dos apariciones a Mirjana
“Ver en los alejados a Jesús que los
ama”.
Desde hace diversos años Mirjana
encuentra a la Virgen el 2 de cada mes. A
veces se trata de locuciones, a veces de
verdaderas apariciones. Durante estos
encuentros se reza siempre “por aquellos que
no han conocido todavía el amor de Dios”.
Desde hace algunos meses estos encuentros,
que pueden durar pocos minutos o hasta más
de una hora, son verdaderas apariciones y
además abiertas para los fieles.
Y así fué el domingo 2 de Marzo a las
11:00 A.M. en la Cruz azul con gran
participación de los parroquianos y de los
peregrinos. He aquí el mensaje de la Virgen:
Queridos hijos, rezad por vuestros hermanos
y hermanas que no han conocido el amor del
Padre y por aquellos para los cuales es más
importante la vida sobre la tierra. Abrid
vuestros corazones a ellos y mirad en ellos a
mi Hijo que los ama. Debéis ser mi luz:
iluminad todas las almas en las cuales reina
la obscuridad. Gracias por haber respondido
a mi llamada.
La vidente refirió que durante
la aparición la Virgen lloró.
“Paz sólo para el que ama en el
prójimo a mi Hijo”
- En la última aparición
cotidiana del 25 de Dic. de 1982 la Virgen
prometió a Mirjana que se le habría aparecido
por lo menos una vez al año, el 18 de Marzo,
día de su cumpleaños. Así ha sido hasta
ahora. El año pasado, para evitar la reunión
improvisa de gente en su casa, Mirjana tuvo
la aparición bajo uno de los grandes tendales,
detrás del Santuario. Y así sucedió también
este año. Cuando, el domingo 16 de Marzo,
llegué a Medj., después de haber llevado
ayuda a tantos huérfanos y viudas desespera–
dos, privados de todo en los centros de
prófugos de Bosnia del norte, arriba de Tuzla,
sabía ya que la cita estaba fijada para las 2:00
P.M. del 18 de Marzo, bajo el gran tendal. En
la iglesia habían avisado que a la 1:00 P.M.
habría comenzado la oración.
A esa hora el tendal estaba ya repleto de
parroquianos y de peregrinos provenientes
de todas partes del mundo: muchos no
lograron entrar. P. Slavko guiaba el Rosario
y Agustín los cantos. A la 1:30 P.M. llegó
Mirjana con el marido Marko Soldo y otros
familiares. La vidente parecía un poco tensa
como a menudo le sucede cuando espera a la
Virgen y ha renunciado a guiar una decena
del Rosario; en cambio una decena la guió su
hijita, que ella tenía en las rodillas, y otra
Marko.
Como a la 1:50 P.M. Mirjana se arrodilló
delante de la estatua de la Virgen, colocada
sobre una mesa con un paño azul. Cuando
después de algunos Pater, Ave y Gloria le
apareció la Virgen, sus ojos se iluminaron
maravillosamente. Al inicio estaba más
sonriente; después más seria hasta que levantó
la mirada para seguir a la Virgen que, al final
de cada aparición, se eleva y se aleja. Después
del éxtasis Mirjana se quedó por unos
momentos inmóvil y recogida, secándose
algunas lágrimas de conmoción, después salió
con los familiares y con P. Slavko.
Bajo el tendal continuó la oración hasta
que llegó P. Slavko, quien leyó el mensaje en
croata, traduciéndolo después, directamente,
en los idiomas principales: Queridos hijos,
como madre os ruego: no prosigáis en el
camino que habéis tomado, es un camino sin
amor para el prójimo y para mi Hijo. En este
camino encontraréis sólo dureza y vacío del
corazón, y no la paz que todos anheláis. Sólo
aquel que en su prójimo vé y ama a mi Hijo
en su corazón sabe que es la paz y la
seguridad. Gracias por haber respondido a
mi llamada.
La Virgen, en los primeros seis minutos
apareció normal y se puso triste sólo cuando
dio el mensaje. Bendijo a todos los presentes
y los objetos, rezó por los no creyentes, pero
no dijo nada sobre los secretos: así refirió P.
Slavko. Alberto Bonifacio
El Presidente croata confirma
el deseo del Papa de ir a Medj.
El Presidente croata Franjo Tudjman
estuvo en Medj. el sábado 15 de Marzo: llegó
en helicóptero junto con el Obispo de Mostar,
Mons. Ratko Peric. Millares de personas
estaban presentes para acogerlos y fueron
recibidos en la casa parroquial por el párroco
Fray Iván Landeka, el Provincial de los
franciscanos de Herzegovina Fray Tomislav
Pervan y muchos otros, entre los cuales el
ex-párroco Fray Leonard Orec, quien me
refirió que el Presidente Tudjman, delante de
todas estas personas, dijo principalmente dos
cosas: “Estoy contento de venir aquí junto
con el Obispo y el Provincial de los
franciscanos: quitad esta tensión”; “Andad
todos a saludar al Santo Padre en Sarajevo.
En nuestro último coloquio Juan Pablo II me
dijo, por segunda vez, que desea visitar
Medjugorje”.
Tudjman afirmó de haber venido a Medj.
para rezar y dijo que estaba conmovido por
la visita al Santuario y por la acogida calurosa
de millares de personas. (* *)
Declaraciones después del
encuentro internacional a Neum
130 personas, en representación de 21
países, guías de peregrinaciones, de grupos
de oración y de centros de la paz, participaron
al 4° Encuentro Internacional de Oración
sobre la espiritualidad de la familia, que tuvo
lugar en Neum desde el 24 hasta el 28 de
Febrero de 1997.
Durante las lecciones, los cambios de
experiencias, la oración y la Eucaristía,
comprendimos todavía más que la familia:
a) está radicada en el plano divino;
b) es encarnación de la familia trinitaria;
c) está consagrada por el sacramento del
matrimonio. La familia de hoy está en crisis,
pero tenemos la esperanza para el mañana y
de este testimonio tenemos que ser testigos
ante todos los hombres de buena voluntad.
A cuantos rinden honor a la Reina de la
Paz recomendamos vivir sus mensajes:
a) rezando en familia;
b) leyendo las Sagradas Escrituras;
c) participando a la S. Misa comunitaria.
Si Dios obtiene el lugar que le corresponde
al interno de la familia, la familia misma, la
Iglesia y el mundo se renovarán y participare–
mos con alegría a una nueva encarnación. Le
recomendamos a todos los que difunden en
el mundo los mensajes de la Virgen de
quedarse en el servicio de la verdad y de no
difundir, en nombre de Medj., ideas que no
están en armonía con los mensajes. Por tanto
recomendamos la comunicación recíproca y
con el Centro MIR de Medj.
Indios en retiro espiritual
- 103 indios
de Canadá y de los USA, entre los cuales 14
Jefes de tribú, con sus familiares, parientes y
amigos, vinieron a Medj. en los primeros
background image
Ultimos momentos de la aparición a Mirjana (18.03.97). Se ven el marido y las 2 hijitas
días de Marzo, con sus vestidos multicolores,
y tomaron parte a un retiro espiritual de 4
días guiado para ellos por fray Jozo Zovko,
que algunas tribú habían proclamado como
guía espiritual después de sus visitas en
América. Ken Wood, el jefe de la tribú
Manitobe, ha estado en Medj. 7 veces; estuvo
alcoholizado y había vivido como un ateo,
después dejó de beber y aprendió a rezar, a
amar y a perdonar. Refirió sus impresiones
sobre Medj. a una TV local: así todos en la
reserva habrían tenido la posibilidad de
conocer el mensaje. [Pero fray Jozo le impidió
a una cadena de TV de filmar el aconteci–
miento sin precedentes porque se trataba de
un hecho espiritual profundo y no de folklore].
Los indios subieron al Podbrdo, al Krizevac
y visitaron la comunidad Cenáculo y a algunos
videntes.
Después de la S. Misa en la parroquia
danzaron en círculo delante de la estatua de
la Virgen para celebrar a “los nuevos amigos”,
y afirmaron de vivir en Medj. una profunda
experiencia de paz que colma sus corazones:
“Medj. será -repitieron - la nueva meta de
peregrinación del siglo.
Pascua florida en Medj
- Diez mil
peregrinos celebraron la Pascua florida en
Medj. Dado el gran número las liturgias del
Jueves Santo, del Viernes y de la Vigilia del
Sábado fueron celebradas en 9 idiomas. Los
más numerosos después de los croatas fueron
los austríacos, los alemanes, los italianos, los
estadounidenses, los franceses, los argentinos,
los polacos, los checos, los españoles y los
eslovacos. Cada día hasta 30 sacerdotes
estaban a disposición para las confesiones,
en las horas de la tarde.
Seminarios de oración
- Durante la
Cuaresma, en la Domus Pacis, se tuvieron
tres cursos de oración y ayuno, ya de rito,
con más o menos 150 peregrinos de diversa
proveniencia. También los niños abandona–
dos de la zona de Split, de la organización
Help, vinieron para su retiro guiado por los
franciscanos. La misma casa hospedó, du-
rante el año escolástico, otros 10 seminarios
de la monjas franciscanas para las muchachas.
Carmelo Puzzolo guía una escuela
de pintura
- El italiano Carmelo Puzzolo,
que ha realizado las mejores obras artísticas
de Medj., visitó la Asociación “Amigos de
los talentos” presidida por P. Slavko, que se
propone de ayudar a los jóvenes artistas
dotados de talento pero con pocas posibilida–
des económicas para recibir una formación
universitaria. Este año una veintena de
jóvenes ha podido aprovechar, en sus
ejercicios, de la guía del gran artista italiano;
a los trabajos tomó parte la pintora Sor Milena
Tomas, que vive ahora en Medj. Centro
informaciones MIR, Bih 88266 Medjugorje,
Fax 387-88651444.
La muerte de un sacerdote suizo
-
P. Emil Ritz, salettano suizo, que había
seguido durante 50 años a los peregrinos
alemanes a La Salette, murió de repente en la
sacristía del Santuario, después de la Misa en
alemán, por un ataque cardíaco. Vino tantas
veces a Medj. y ahora había conducido a 250
muchachos de Ulm.
Fray Janko Bubalo
, por muchos años
incansable confesor en Medj., conocido
sobretodo por el libro-entrevista a Vicka
“Mil encuentros con la Virgen”, volvió al
Padre el 21 de Febrero después de 5 años de
enfermedad. Nació en 1913. Primer sacerdo-
te croata que entró en la “Asociación Literatos
Croatas”, y fué sometido a pesadas torturas
durante el régimen comunista.
Para la Virgen ninguna
situación es desesperada
El 12 de Abril, en la capilla del Oasis de
la Paz un centenar de italianos, junto con
Alberto Bonifacio, asistieron a la aparición a
Marija Pavlovic’ Lunetti, quien conversó
después con los presentes. Asì dijo en breve:
“... Muchos dicen que la Virgen habla
demasiado: María es para nosotros madre; si
la aceptamos como tal nos invita siempre y
repite, como hace una mamá. Así también yo
que hago experiencia de mamá, (a pesar que
mitad de mí es todavía un poco monja, porque
tenía esta intención, y muchas veces me digo
que no soy bastante mamá), no me canso
nunca de besar cien, mil veces a mis niños...;
también la Virgen, con mil palabras, en mil
maneras nos dice que nos ama...
También con su presencia en Medj. nos
da la prueba. Siempre me digo: vamos a
tantos Santuarios, encontramos tantas cosas
bellas en Lourdes, en Fátima, etc., pero
cuando venimos a Medj. sentimos la
necesidad, al regreso, de cambiar todo el
mundo.
La Virgen siempre repite: «Comen–zad
vosotros mismos a vivir los mensajes en la
vida... y os volveréis ejemplos para todos. A
veces os hacéis los santos en la Iglesia, pero
los paganos afuera». Pero todos tenemos la
posibilidad de cambiar”.
Una mujer: de 8 abortos a portado–
ra de vida
- Así una mujer que hizo 8
abortos vino donde mí y me dijo: “Yo no
tengo el valor de ir a confesarme: tengo
miedo que el sacerdote me regañe y me eche
del confesional. Vine a donde tí para que me
encomiendes a la Virgen”. Esa misma noche
encomendé aquella mamá a la Virgen: ella
hizo tantos abortos porque no tenía los medios
para vivir y su marido era contrario a la vida.
Fué un shock detrás de otro y ahora està en
una grave depresión y no duerme más.
Además ahora no puede tener hijos.
La Virgen me desconcertó con su
respuesta: De ahora en adelante ella misma
será portadora de vida ayudando a los demás.
Tal es la esperanza que tiene la Virgen en sus
hijos, aún cuando todo parece humanamente
imposible.
En pocas palabras, la mujer se confesó y
su corazón cambió totalmente. Hoy va a los
hospitales, donde antes iba para abortar, y
hace lo posible para convencer a las mamás
de no hacerlo. Dice: primero rezo y cuento
mi historia y la inquietud que tenía en el
corazón, aunque si sé que mis niños son
ángeles.
Mi vida es tan corta y pienso que debo
correr ahora para recuperar , no sólo a mis
hijos, sino también a otros que pueden ser
abortados. Su testimonio ha estimulado a
muchas madres a conservar su criatura. Este
es un ejemplo de como nuestras heridas de
muerte pueden volverse fuentes de vida, como
dijo en el mensaje del 25 de Marzo. Pero
cuantos ejemplos de personas que aquí se
confiesan y comienzan una nueva vida, y se
curan de sus males...”
“Una niña enferma de tumor
se
quedó ciega y murió a los 5 años. La mamá
fué a donde Padre Pío, a donde S. Leopoldo
y vine también a Medj. con la niña para pedir
la gracia y no la obtuvo. Pero esta niña llevó
la santidad a toda la familia (la mamá ha
hecho un maravilloso camino). Vino a la
colina de las apariciones a pedir también,
ademàs de la gracia de la sanación, la gracia
de poder recibir a Jesús; tenía sólo cuatro
años y así recibió a Jesús, y murió como una
pequeña santa.
Pero muchos, que encuentran a la Virgen
aquí, se vuelven santos; ¡y cuántas personas
enfermas en el físico y en el espíritu
encuentran la salud! Paralizados que
comienzan a caminar y regresan con los
documentos de sanación... Debemos escuchar
siempre a la Virgen y ser testigos de lo que
Ella puede hacer...”
El Papa habla como la Virgen
-
“Cuando la Virgen me da el mensaje del 25
a menudo me doy cuenta de que el S. Padre
dice las mismas palabras. Y entonces pienso:
hay otro vidente entre nosotros. O el Papa
està guiado tan fuertemente por el Espíritu
Santo, o ¡también Él tiene las apariciones! Y
así Él nos hace competencia...”
Después Marija habló del viaje del Papa
a Sarajevo: “Todos dicen: hace tanto frío,
hay tanto peligro. Pero él abrió también la
ventana para decir: No tengo miedo, aún si
me muero. Está tan sereno y tranquilo, a
pesar de la mano temblorosa. Ahora se vé la
vejez, pero al mismo tiempo vemos también
al Papa de antes, que rompe el hielo...
Hay teólogos y libros que hablan contra
el Papa. La Virgen nos dijo una vez: El S.
Padre es mi hijo predilecto, es el Papa que
escogí para estos tiempos...”
background image
Dios busca nuestra debilidad
para vivir y donarse a nosotros
El 20 de Abril pasado se acaba de
concluir en Numana (AN), Italia, el convenio
para la formación de las almas que se
ofrecen, guiado por P. Tomislav Vlasic, con
el tema Eucaris–tía Viviente. Los 1700
participantes a este encuentro bimestral,
muchos de los cuales presentes por primera
vez, vivieron tres días de oraciones,
condivisiones y reflexiones, acompañados
por la Comunidad “Kraljice Mira”.
Publicamos algunos apuntes compen–diosos
de las palabras del padre:
Ser la Palabra de Dios, no las “pala–
bras” En la Palabra de Dios recibimos todo:
la llamada, la protección en el camino, el
contenido y los frutos. En la Palabra de
Dios, cuando se escucha con libre amor, se
encuentra a Dios mismo.
En este modo estamos en condiciones de
realizar el mismo programa de vida de la
Virgen María. Si queremos que el Verbo de
Dios viva en nosotros debemos necesaria–
mente retirar nuestros pensamientos, las
lógicas, los argumentos personales, porque
la potencia de Dios se manifiesta sólo en los
débiles. Los hombres, por el contrario,
alrededor de las propias debilidades han
construído tantas defensas. Hay que tener
confianza en esta omnipotencia divina.
Y cuando sucede que los demás nos
amarran, cuando nos clavan, hay que dejar
que la Palabra de Dios se ofrezca en nosotros:
no somos nosotros a tener que ofrecernos
sino el Verbo de Dios en nosotros. ¡En este
modo se manifiestan el Verbo de Dios y su
Potencia! El problema se crea cuando nos
detenemos al nivel de las palabras humanas
en vez de sumergirnos en nosotros mismos
para ir al encuentro con Dios. Por lo tanto es
necesario sacrificar todo ídolo presente en
nosotros: detrás de cada defensa se esconde
un ídolo; donde no estamos dispuestos a
ceder el puesto al Verbo vive un ídolo: una
persona, un afecto, una cosa...
Ser un don para Dios Viviente: el
ofrecimiento - Cuando se deja el espacio
para el Verbo de Dios en nosotros mismos,
entonces Jesús se ofrece en nosotros, ama el
Padre en nosotros y a Él se dona. ¡Sólo hay
que dejarlo actuar! En este modo, ofrecer la
vida a Dios significará abrirse para volverse
una criatura nueva, y así volverse hijos
adoptivos de Dios en Jesús, participando a la
plenitud de los dones en Cristo.
¿Queremos ser el don del Dios Viviente
para la humanidad? - Así como el Padre
me mandó también yo os mando...
Si llega–
mos a ser un don total y puro para Dios
entonces Él tendrá a disposición hijos e hijas
para donar como “amor puro” a la humani–
dad. Cuando Jesús envió a los Apóstoles por
el mundo les indicó la pedagogía que
deberían adoptar, la del amor puro, o sea: el
cordero que vence al lobo. Cuando en
nosotros no vive el cordero, ¡vencer se vuelve
imposible!
Osaría decir que en la Sagrada Escritura
hay un punto “escandaloso”, es decir cuando
el Hijo de Dios huye ante una criatura:
Herodes. Además vemos como Dios Padre
permitió que las criaturas crucificaran a su
Hijo Unigénito. ¿Pero, por qué lo hizo?...
Esto es una clave de lectura muy importante
para las almas que se ofrecen: ¡Dios es
débil! ¡Él es fuerte sólo en el Amor! Aquí en
la tierra no busca las fuerzas. Efectivamente,
la espiritualidad que pasa a través de la
prepotencia está equivocada, porque Dios es
omnipotente en el amor puro.
Así se llega al punto de la “Eucaristía
Viviente”: Dios Padre desea donar cada uno
de nosotros como su don al mundo. Pero
para hacer esto necesita que nosotros nos
volvamos “corderos”, no en una forma
patológica sino en modo gozoso, con la
responsabilidad y la dignidad con las cuales
Jesús llevó su Cruz. Dios está buscando
almas que quieren acoger este amor, almas
dispuestas a ser enviadas. En este modo
partirá la misión, una misión que nos llama
a ser el Amor de Dios y su don para la
humanidad. El mundo tiene necesidad de
ver a Dios. (Nicola)
esclavos o de mujeres, etc.). En donde hay
culpa humana es necesaria la conversión, el
diálogo, la comprensión. En donde hay
causas naturales tiene que intervenir la
solidaridad y la ayuda recíproca.
En Fátima la Virgen había preanunciado
que, si los hombres no husiesen escuchado
sus llamados (era el 1917, al final de la
primera guerra mundial), bajo el pontificado
de Pío XI se habría iniciado una guerra
todavía peor. Pero se observe bien el
contenido de este anuncio. La Virgen no
profetizó una guerra sino que enseñó como
evitarla; el castigo estaba condicionado a la
conversión y estaba indicado como estímulo
para la conversión. No era una profecía
inevitable, que se concluìa en sí misma.
Alguno se pregunta: ¿como conciliar la
promesa de Dios de no destruir más la
humanidad con el diluvio (Génesis 9,11)
con las profecías apocalípticas del Evangelio
sobre el fin del mundo? Es claro que se trata
de dos hechos muy diversos. El diluvio
universal fué causado por los pecados de la
humanidad y tuvo una finalidad punitiva. El
fin del mundo es un evento previsto en los
planes de Dios; no será provocado por una
voluntad de castigo sino por la voluntad de
señalar el triunfo completo de Cristo y de los
elegidos. Aún si estará precedido por
catástrofes, esas tendrán sólo la finalidad de
preparar a la humanidad al gran aconteci–
miento y ser la última llamada al arrepenti–
miento.
El Padre Celeste es Dios de amor y de
paz. No nos tiene bajo la pesadilla de los
castigos sino que nos quiere serenos,
confiados en su amor misericordioso. Quien
difunde mensajes catastróficos es segura–
mente un falso profeta que merece sólo
nuestra compasión. Pero sería un grave error
darle crédito. don Gabriele Amorth
¿Cuando las profecías son verdade–
ras?
- Según el “Messaggero” don Amorth
habría afirmado lo siguiente: una vidente
supo de las lagrimaciones de la Virgen en
Civitavecchia 6 meses antes que sucediera.
¿Es verdad?
Don Amorth: en parte sí. Esto sucedió
algunos meses antes (que fueran 6 meses no
lo recuerdo ni siquiera ahora, me parece que
eran 4, 4 ó 5). ¿Como se comporta don
Amorth ante estas cosas? Está callado y
sigue las reglas de la Biblia: si una profecía
se cumple ha sido inspirada por Dios, si no
se cumple se ignora el hecho y al que lo dijo.
¡Por esto al Obispo no dije nada! Después
que se cumplió lo dije, ¡antes no! Efectiva–
mente, estamos tan llenos de videntes falsos,
de carismáticos falsos, de gente que da
mensajes, que tendrían la línea directa con la
Virgen, con el Espíritu Santo, con S. Anto-
nio de Padua... ¡Tenemos que estar atentos!
Y aconsejo también a vosotros la misma
cosa: ¿tenéis una persona en fama de santidad
que os preanuncia algo? Quedáos tranquilos,
callados. Decid: ¡Señor, que se haga Tu
voluntad! Después, si la profecía se cumple
diréis entonces: Bien, se vé que en aquel
momento el Señor la inspiró. Pero una vez
cada mil, ¡una vez cada mil esto sucede!
CONTRACORRIENTE
No hay que creerle
a los profetas de desaventuras
Me encuentro ante una serie de preguntas
continuamente recurrentes, por lo que pienso
que también nuestros lectores se las hayan
hecha y las hayan oído proponer. Parece casi
que haya un contraste en acto entre los
muchos “videntes” y “mensajes” que
preanuncian catástrofes, y la prudencia de
los hombres de la Iglesia que ponen en
guardia contra el creer a estos modernos
profetas de desaventuras. Y sin embargo
parece que, mirando la situación del mundo
de hoy no haya nada de bueno que esperarse,
y parece que los muchos mensajes apocalíp–
ticos que se difunden concuerdan bien con
los severos advertimientos de los profetas,
así como nos los refieren en el Antiguo
Testamento acerca del pueblo hebraico.
¿Qué debemos pensar? ¿A quien hay que
creerle?
Mientras tanto quisiera recordaros que
no estamos más en el Antiguo Testamento,
es decir, en los tiempos de la espera del
Mesías. Vino Jesús dejándonos sus dones: la
aseguración de su presencia (“estaré siempre
con vosotros”), por lo que está siempre vivo
para interceder por nosotros; nos ha dado la
Eucaristía, la Iglesia, María SS. y sobretodo
el don permanente del Espíritu Santo... Por
esto el Vaticano II afirma decididamente
que no hay que esperarse ninguna otra
revelación antes de la reaparición de Cristo
el día del Juicio.
Esto no quita el hecho de que el contenido
de la revelación pueda ser siempre profundi–
zado en lo que afirma explícitamente o
implícitamente: es la tarea de los biblistas y
de los teólogos, bajo la guía de la autoridad
eclesiástica.
Que el hombre tenga una continua
necesidad de ser llamado a la conversión nos
lo dice el Evangelio en muchos pasos (basta
pensar en Lucas 13,5 “Si no os convertís,
todos pereceréis”). Por esto no sorprende si
también los mensajes de las apariciones
marianas están dirigidas en prevalencia para
pedir la conversión. Es un llamado urgente,
instante, del cuál hay siempre necesidad.
Pero todos estos pseudos videntes que
anuncian catástrofes, atribuyendo sus
mensajes al Señor o a la Virgen, no merecen
ningún crédito. Es verdad que toda la historia
humana nos habla de catástrofes naturales
(terremotos, inundaciones...) o todavía más
de otros daños colectivos provocados por el
hombre (guerras, genocidios, tráficos de
Eco de Marìa se encuentra en todas las
lenguas principales en Medj., en la tienda de
souvenirs
afuera de la iglesia, (cerca de la
casa parroquial); el depòsito està en el Centro
informaciones MIR, apenas se pasa el puente,
yendo hacia la iglesia, a la izquierda.
background image
los peregrinos y se distribuye ríos de gracias,
tras los rastros de llamadas, de las cuales
nadie ha puesto en dudas la plena conformi–
dad con las verdades de la fe. Y ¿qué se
quiere de más?
No hay quien no vea como esta gracia
extraordinaria ofrecida a todos, en tiempos
tan adversos, no deba ser reconocida y
estimulada, como hace el Santo Padre en
cada ocasión que se le ofrece, y como hacen
tantos Obispos que han ido allá, dando
testimonio también de los frutos de gracia.
Pero quizás aquí el diablo se ha armado más
cuando ha comprendido la grandeza de lo
que está en juego...
¿Cuales son las señales probadoras
de la presencia de María? -
Muchas per–
sonas, en el presente como en el pasado, nos
escriben acerca de fenómenos sensibles che
han marcado sus visitas a Medj. (o de todos
modos relacionados con Medj.), en los cuales
María se ha hecho ver y oir en diversas
maneras, ha curado, ha dado gracias, etc. A
todos los que nos escriben estas edificantes
experiencias decimos:
No hay que sorprenderse, es más, estos
casos son mucho más de lo que podemos
imaginar. ¿Y quien no regresa a Medj. con
algún “signo”? Pero sobre los casos fuera
de lo ordinario hay que conservar la debida
discresión y no quererlos hacer objeto de la
pública atención.
Son signos de amor y de estímulo
destinados para cada persona de parte de un
Corazón Materno. Pero el verdadero signo
que todos deberían ver, como prueba del
pasaje de María, es la conversión del
corazón; es decir, cuando no se recurrirá
más a estos signos extrardinarios para
convencer a los demás, pero los demás verán
en nosotros mismos los efectos del pasaje de
María a través de nuestro cambio de vida, de
nuestra paz, de una nueva disponibilidad
hacia todos: testimonios mucho más
convincentes que todos los signos exteriores.
¿Nuevas apariciones y lagrimacio–
nes?
Nos las señalan los lectores desde
todas las partes de la tierra. No hay que sor–
prenderse ni de estas ni de otros fenómenos
sobrenaturales. Nos referimos a casos
conjeturablemente serios, y también por los
signos particulares de conversión y de
continuidad que los acompañan. Si la Virgen
o Jesús se hacen oir así tan a menudo,
existirán los motivos. Y para nosotros motivos
muy claros son la decadencia de la fe, el
enfriamiento de la caridad (que fué encendida
en el mundo por Jesús a través de su sacri-
ficio y de su Santo Espíritu), el propagarse
de la iniquidad y de sus consecuencias, que
son evidentes a los ojos de todos. d.A.
Escuchad hoy su voz
(sal 95)
no esperéis a mañana
En el prefacio del libro “Palabra de María”
de Luciano Moia (ed. Segno - Udine) está
citada una respuesta concisa del Card. Toni–
ni
, Arzobispo emérito de Ravenna, Italia, a
quien lo interrogaba acerca de Medj.
Pregunta: En todos los lugares de las
apariciones, verdaderas o presumidas, se
verifican extraordinarios fermentos de
devoción. Se registran conversiones, se
regresa a la oración, se vuelve a descubrir la
fe. Quien ha estado en Medj. cuenta que en
aquel lugar se respira la fe, que lo sobrenatural
parece volverse realidad tangible. Y esto, en
una sociedad como la nuestra, fría e
indiferente, ¿no podría ser ya considerado un
pequeño o grande milagro?
Respuesta: “Sí, sé che todo esto se veri-
fica. A Medj. llegan millares de peregrinos,
se reza, se vuelve a descubrir la fe. Es un
gran don y damos gracias al Señor. Pero la
Iglesia, antes de pronunciarse, espera todavía.
Es una cautela justa. Cualquier duda tiene
que ser examinada, cualquier incertidumbre
resuelta. Personalmente considero que las
perplejidades del episcopado local, con todos
los matices de las diversas posiciones, deba
ser motivo de reflexión. De todos modos será
indispensable esperar el pronunciamiento
oficial del Vaticano. Confío en la promesa
hecha por Cristo a los Apóstoles y a sus
sucesores en eterno: el juicio de la Iglesia
que será pronunciado en nombre de Cristo
será aquel que me convencerá de la
credibilidad de una aparición o de un hecho
sobrenatural”.
Precisamos: que acerca de estos hechos
hay que distinguir dos planos: el de los
frutos sobrenaturales portentosos, que
también el Card. Tonini reconoce, y el de la
sobrenaturalidad de los eventos, acerca de
los cuales se espera el “pronunciamiento
oficial” del Vaticano (que - añadimos
nosotros- no podrá llegar mientras que las
apariciones están en curso y fácilmente ni
siquiera después).
Pero la continua acentuación de estas
“perplejidades” y “reservas”, que reflejan
duras oposiciones locales, debidas a inqui-
namento de las relaciones y a cierres del
corazón, acaban por refrenar y descorazonar
- para no decir escandalizar - a tantas
personas simples que no saben distinguir,
mientras que dan hálito a quien no reconoce
nada y no quiere cambiar nada. En espera
de aquel reconoci–miento, ¿tenemos sólo
que mirar y dejar pasar la ocasión que el
cielo nos da ahora? ¿Y qué añadiría este
“pronunciamiento oficial” a cuanto de
inconmensurable han recibido ya los que se
han confiado? Porque hay que buscar al
Señor mientras se deja encontrar (Is 55,6) y
no esperar a mañana.
Don Amorth se declara “de acuerdo con
el rumbo de la Iglesia de los siglos pasados,
cuando apariciones marianas o hechos
milagrosos no necesitaban ningún reconoci–
miento oficial: era el pueblo el que con su
culto daba valor a aquellos hechos, y la
Iglesia los avalaba con su presencia en la
celebración del culto y de los Sacramentos.
Así sucedió en el caso de Monte Berico en
Vicenza, de Caravaggio en Bergamo, del
Divino Amor y de Tre Fontane en Roma, y de
tantos otros Santuarios en donde se decía
que había aparecido la Virgen” (Eco 120).
Así sucede también en Medj. en donde desde
hace ya dieciseis años la Iglesia se acoge a
25 de Junio de 1981: también
Obici en la historia de Medj.
El barrio Obici de Finale Emilia (MO),
Italia, es lo que hoy queda de la gran hacienda,
con relativo pueblo y casa patronal, comprada
a fines de 1400 por la riquísima familia
ferrarese Obizzi. Cuando en los años 70 un
grupo de muchachos sintieron la exigencia
de volver a abrir la capilla cerca del palacio,
que habían vuelto un establo, obtuvieron
repitidos rechazos de parte de los últimùos
propietarios, hasta que, después de años de
oraciones a la Reina de la Paz, obtuvieron el
soñado permiso y la entrega de las llaves el
24 de Junio de 1981. Al día siguiente, 25 de
Junio, como improvisados restauradores
iniciaron los trabajos de recuperación.
Pocas semanas después el primer hecho
sorprendió a los pequeños obreros y al
párroco. A la profundidad de un metro y
medio, debajo del pavimento, encontraron,
en una caja sumergida en el fango, la imágen
de María con el Niño en acto de recibir el
homenaje floreal de un angel: estaba
perfectamente conservada. Esteban, el
animador de los jóvenes obreros orantes, se
dirigió al Papa quien los acogió en Roma el
26 de Mayo de 1982 bendiciendo la sagrada
imágen, y dijo así: “Llevad este cuadro na
vuestra iglesia y la Virgen os dará tantas
gracias”.
Y muchas son las gracias obtenidas en
esta iglesia: conversiones, sanaciones,
vocaciones... y tanta oración. Después que
estalló el conflicto en ex-Yugoslavia, en Junio
de 1991, en la iglesia de Obici se rezó por la
paz y nació espontánea la necesidad de llevar
ayudas. Llegaron en enormes cantidades.
Primero se llevaron a los campos de prófugos
de Croacia, después se tomó el camino hacia
Bosnia, pasando naturalmente por Medj. Y
aquí, oyendo la historia de las apariciones se
revelaron las “extrañas” coincidencias. La
Reina de la Paz se aparecía a un grupo de
muchachos en Medj. mientras que, el mismo
día, otros muchachos iniciaban trabajos de
restauración en Obici, donde la Virgen era
invocada como “Reina de la Paz”.
Desde entonces un hilo directo ha ligado
los dos lugares y la caridad de María abrió el
camino para sus hijos más pobres con convoys
y convoys de ayudas, que tenían siempre
como primera etapa Medj. Las varias visitas
de Marija Pavlovic’, de P. Slavko y de P.
Leonard Orec’ han confirmado que entre
Medj. y Obici existe una relación mucho más
profunda que una simple coincidencia. Desde
el 1° de Enero de 1995 la iglesita de Obiciha
sido transformada en Santuario Mariano,
confiado a la joven familia francesa de los
Hermanos de S. Juan. (Nicola)
Misiones difíciles
en el terreno de las sectas
Un SOS nos llega de la joven comunidad
Misionera de Villaregia (RO, Italia) que
cuenta ya con 360 miembros entre sacerdotes,
religiosos y familias. Llamada para cubrir el
vacío de Pastores para el inmenso rebaño
que está en América Latina, comenzó una
nueva misión en la diócesis de Campo Limpo
(en las afueras de San Paulo), 2 millones y
medio de fieles con sólo 25 sacerdotes y 75
laicos; donde en ciertos villorrios ven la S.
Misa cada 5 ó 6 meses, y donde algunos no
han visto nunca un sacerdote.
Como en toda América Latina también
este es un terreno de fácil conquista para las
sectas, financiadas por ricos grupos de USA.
Providencialmente - dicen estos misioneros -
“Renovación del Espíritu” es un remedio
contra las sectas porque las contrasta en el
mismo terreno del fervor al Espíritu y de
fidelidad al Evangelio, que las mismas sectas
reivindican. También para la Costa de Marfil,
en donde los cristianos son muy pobres, pero
siempre más numerosos y fervorosos, los
mismos misioneros piden ayuda. (Misioneros
de Villaregia, Porto Viro (RO), Italia - tel.
0426/325031-32.
* Retiro internacional de sacerdotes con
oraciones, conferencias, diálogos, liturgia
común, tendrá lugar en Medj. desde el 1° hasta
el 5 de Julio de 1997, organizado por P.
Slavko y Don Cosimo Cavalluzzo, según el
deseo de muchos sacerdotes. (Informaciones:
tel. 387-88-651988, fax 387-88-651444)
background image
Respons.: Alberto Lanzani - Tip. DIPRO, Roncade (TV)
>>sin esperanza con la perspectiva del fin de
todo: una carrera hacia la nada.
Y comprenderemos que Dios es amor,
es decir, comprenderemos que lo que Él ha
dispuesto es orden y armonía perfecta, que
lleva a un fin, como las cuerdas de una cetra
que emiten sonidos armoniosos bajo las
manos del artista. En espera del Reino eter-
no que Dios ha preparado para nosotros.
La Virgen nos revela que Dios la manda
por amor, para que no caigamos en el
colosal engaño de ser felices sin Dios. Quien
cree en los bienes de la propia vida, como el
rico necio, y se pone al centro, hará de todo
para tener siempre más y ponerse sobre los
demás: entonces reinará el atropello y por lo
tanto la desconfianza recíproca, el miedo, y
una defensa alarmada a ultranza, pero no
tendrá ni alegría, ni amor, ni bienestar, ni
futuro feliz. Y al final “seremos insoportables
a nosotros mismos” (S. Catalina). No
conociendo las leyes de la cruz, chocaremos
con todo lo que nos contrasta o nos
obstaculiza: sin Él no habrá ni futuro ni
alegría.
Pero ni siquiera salvación eterna,
porque Él sólo nos da la seguridad de ser
perdonados y acogido en su misma felicidad.
¿Pero que será del hombre que ha ignorado
a Dios cuando se encontrará ante su juicio?
¿Que le sirve al hombre ganar el mundo
entero si después pierde la vida?
Y para
quien rechaza la salvación está el infierno
eterno, (Mt 20), donde el gusano (del
remordimiento) no muere y el fuego no se
extingue (Mc 9,49).
Dejad el pecado: hoy se acepta con
ligereza, mientras que del pecado viene la
muerte, porque nos quita a Dios. Tened
entendido que ningún fornicario o impuro o
codicioso - que es ser idólatra - participará
en la herencia del Reino de Cristo y de Dios.
Que nadie os engañe con vanas razones,
pues por eso viene la cólera de Dios sobre
los rebeldes (Ef 5, 5-6).
Estemos lejos de las
ocasiones de caer: ¡la muerte pero no los
pecados!
¿Pero como quedar unidos a Dios? Pre-
cisamente porque, siguiendo los propios
caminos, los hombres se alejaban, Dios se
unió a nosotros como la vid a los sarmientos
para que de Él tuviésemos la vida. El que
permanece en mí y yo en él, ese da mucho
fruto; porque separados de mí no podéis
hacer nada (Jn 15,5).
¿Pero, prácticamente, como quedaremos
unidos a Él? 1. En la atención y en la
meditación de su Palabra. Si permanecéis en
mí y permanecen en vosotros mis palabras,
pedid lo que queráis y os será dado.
2. Con
la vida sacramental: El que come mi carne y
bebe mi sangre permanece en mí y yo en él
(Jn 6, 56).
3. Y con la oración en todo
tiempo
, porque teniendo el corazón abierto
a Dios podemos conocer el sentido de la
vida
y recibir lo que es necesario para cumplir
su voluntad.
Efectivamente, Dios se dona al que lo
busca , aún con fatiga, aún cuando,
poniéndonos con insistencia delante de Él
no sentimos nada. Si perseveramos Dios
viene; a veces se esconde para ver si lo
buscamos con todo el corazón, y entonces se
deja encontrar (Jer 29,13). Buscad al Señor
mientras se deja encontrar, llamadle
mientras está cercano (Is 55,6). d. A.
NOS ESCRIBEN
Desde Albania: Qué María traiga paz a
nuestro País pobre y martirizado. Una cosa es
cierta: en las zonas en donde llegan los
mensajes de María no se ha disparado ni una
bala... También a los ortodoxos del sur les
gusta el boletín. (Robert Prendushi)
Desde Egipto: Eco llega y lo leo con
mucho interés; me sirve para la meditación.
En vuestros encuentros de oración recordad a
los cristianos de Egipto, perseguidos y matados
por los islámicos, y nadie puede hablar.
Cuantos sufrimientos y humillaciones por ser
fieles a Cristo... (Sor Clarafrancisca Magnan)
Desde Hong Kong: Rosa Kong agradece
a nombre de los lectores por el envío de Eco en
inglés. Ojalá que Dios pueda inspirar a alguién
para que se ocupe de una edición en chino para
el bien de los hermanos de China.
Precisamos que en Hong Kong está ya el
amigo Antony Tsoi que desde hace tiempo
traduce artículos de Eco en chino. (Queen of
Peace group, 770 King’s Road, C-610, Hong
Kong).
Desde Suiza: Después de las palabras de
admiración por la simplicidad evangélica de
Eco “que no debe cambiar”, P. Gerolamo
escribe: “en los corazones de mucha gente,
también de sacerdotes, hay un descorazo–
namiento causado por la ausencia del Espíritu
de Jesús, que no se busca y no se pide más:
‘hagamos todo por cuenta nuestra ’. Mucho
más debemos levantar nuestros ojos hacia
Aquel y Aquella que viven en los Cielos, de
donde nos llega la ayuda. Resistamos”
(Abadía de Einsieden)
Desde Noruega: Helga Gudheim escribe:
leemos Eco en inglés con mucho interés, pero
para nosotros los luteranos muchas cosas sobre
las apariciones marianas son nuevas y
extrañas... ¿La Virgen María no se ha aparecido
nunca en zonas no católicas, en donde sería
más necesario para la gente de otra fe? Otra
dificultad es que los luteranos no pueden recibir
la comunión en Medj.
De esta dificultad se habló ya en Eco 130.
Apariciones marianas, en estos últimos años,
han habido varias en zonas no católicas: por
ejemplo en Grushevo, Ucrania, en Smolenks ,
Rusia (Ortodoxos), y en El Cairo (Coptos),
etc. La revista “Jesús”, en el número de Abril
de 1997 trata el argumento. Al interesado le
llegará nuestra respuesta particular.
Desde Sud Africa: Genevieve Henning
observa que Eco se contradice porque “por
una parte no cree en los secretos catastróficos
(132) y al mismo tiempo habla de la última
llamada de la Madre... Todos saben que la
tierra se dirige hacia un desastre ecológico...
“Sí, si el desastre vendrá, vendrá por los
desórdenes de los hombres, que en ese modo
se castigan a sí mismos. Además, los de la
Virgen son los últimos tiempos de llamadas,
no en el modo absoluto sino en orden de
tiempo, para que se conviertan. La pérdida de
la fe es la catástrofe más grandes de todas las
catástrofes. El mal es grande, ¿quien no lo
vé? pero está también contrabalanceado por
un gran bien y por la santidad de tantas
almas, por las oraciones y los sacrificios de
tantos buenos. Precisamente esto espera Dios
para usar la Misericordia: ¡sólo esto quiere!
Que el Corazón de Jesús que vive en la
Eucaristía y el Corazón de María abran nuestros
corazones a la acción del Espíritu Santo para
que llevemos mucho fruto. Os bendigo en el
Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu
Santo.
Villanova M. 27.04.97
Eco en Internet: http://www.eclipse.it/medjugorje
Sobre la continencia periódica
hay
que hacer una precisación acerca del testimo-
nio de Marija Dugandzic’ (Eco 132), que
afirmaba “para mí es contracepción también
cuando evitas las relaciones en los días
fertiles...” Pero el Magisterio en el CCC, art.
2370 dice: la continencia periódica y los
métodos de regulación de los nacimientos
basados en el uso de los períodos infecundos
están conformes con los criterios objetivos
de la moralidad. Tales métodos respetan el
cuerpo de los esposos, estimulan entre ellos
la ternura y favorecen la educación a una
libertad auténtica.
Sin embargo el art. 2368 invita a evitar
los motivos egoísticos en el uso de los períodos
infecundos. (Pierantonio Gottardi)
EDICIONES EXTRANJERAS
Eco en inglès: Echo of Mary, Cas. Post. 27,
31030 Bessica, Treviso, Italia; Francès: Echo
de Marie, 18 Allée Thévenot, 39100 Dole, Fran-
cia; Alemàn: Echo Mariens,Cas. Post. 149,I-
46100 Mantova, fax 0376-245075; Español:
Roger Watson, c/o Cas. Post. 149,I-46100 Man-
tova, Italia; Catalàn: Amics de Medj., C. Carme
11 baixos 08700 Igualada - Cataluña, España;
Portuguès: a) en Portugal: Gilberto Correia,
rua de Brito 24, 4915 Vila Praia de Ancora, tel.
911181, Portugal; b) en Brasil: Servos da Rainha
Caixa P. 02576; 70279-970 Brasilia DF, Brasil;
Polaco: Ewa Jurasz, Ul Nullo 14/34, PL-31-
543, Krakow, Polonia; Holandès: Int. Medj.
Comité afd. Nederland-Belgie, Misericordeplein
12C-6211-XK Maastricht, Holanda; Ruso: Dom
Marii, Ul Remisova 5 a/28, 113186 Moscù,
Rusia; Hùngaro: Fraternitas, 1399 Budapest,
P.F. 701/85, Hongrie, fax 36-11329001;
Rumano: Ecou din Medjugorje, cas.post. 41-
132 Bucarest, Romania; Albanés: Sander
Prendushi, L. Heroj, Rr Skenderbeg, nr 98
Shköder (Albania); Griego: Sor Despina de la
St. Croix, 69 rue Epirou, Agia Paraskevi 15341,
Athenes, Grecia; Sueco: Carlo Frizzo, c/o
Josephina Hemmet, 16849 Drachmannsg 2,
Bromma, Suecia.
DISTRIBUIDORES - En España: Josè
Luis Lopez de S. Romàn, Ap. 246, Palencia. En
U.S.A.:
Peter Miller, P.O. Box 2720-230,
Huntington Beach CA 92647, Ph 714-9637240
Fax 9631432; Joanne Clark, 17503 Applewood
Ln Rockville, Maryland 20855; En Canadà:
Giuseppe Bozzo, 8324 Nicolas Leblanc,
Montreal Que H1E 3W5; Arts o Graph, N.D.,
6653 Papineau, Montreal QUe H1E 3W5, 648-
3420; Australia: (en todos los idiomas) Medju-
gorje Sentinel, P.O. Box 746 Pennant Hills
NSW 2120, fax 02-980-7806
IMPORTANTE - Eco es gratuito.
Quièn desea enviar donativos puede
enviarlos a la direcciòn postal por me-
dio de cheque.
* Viajes para Medjugorje - Pullman
diario desde la estaciòn de buses de Trieste a
las 6:00 P.M. y llega a Medj. a las 8:00 A.M.
del día siguiente. Regreso de Medj. a las 6:00
P.M. con llegada a Trieste a las 8:00 A.M.
Precio de ida y vuelta aproximado US $ 120.oo.
Via mar, desde Ancona, lunes, miércoles y
viernes a las 9:00 P.M., y sábado a las 10:00
P.M. Regreso domingo, martes, jueves y
sábado. Tel. 07155218, fax 202618 (Ag.
Mauro), ó Tel. 071-204915, fax 202296 (Ag.
Morandi). Via aèrea Desde el 21 de Abril dos
veces a la semana Milàn-Split (vuelo una
hora, pullman Split-Medj. dos horas y media.
(Peregrinaciones Rusconi cuotas económicas
desde US $ 400.oo más o menos por 4-5 días,
todo incluído. Informaciones: Tel. 0341-
363077)
 


 

PC version: Esta página | Medjugorje | Apariciones  | Mensanjes  | Artículos  | Galería[EN]  | Medjugorje Videos[EN]