Lengua 

Actualizaciónes  | Medjugorje  | Mensajes  | Artículos y Noticias  | Videos[EN]  | Galería[EN] | Mapa del Sitio  | Sobre[EN]  | Libro de Visitas

www.medjugorje.ws » Text version » Eco de Maria Reina de la Paz » Eco de Maria Reina de la Paz 125 (Enero-Febrero 1996)

Eco de Maria Reina de la Paz 125 (Enero-Febrero 1996)

Read the document in non-text browser version.
Other languages: English, Deutsch, Español, Français, Italiano
Download (59.9 KB )
background image
sus hijos (Ap. 12, 13-17). El diablo, sabiendo
que tiene poco tiempo, dará señales y hará
prodigios engañosos... para seducir, si fuera
posible, también a los elegidos; mientras
que el Hijo del hombre reunirá de los cuatro
vientos a sus siervos, marcados con el sello
del Dios viviente
(Mt 24,24; 2; Apoc 7,3;
20, 8-9).
Se necesita una decisión que nos anude
a El: El que no está conmigo está contra Mí
(Mt 12,30). Porque solo cristo vence y así
venceremos con El. Si nos mantendremos
muy cerca del El, El mismo se hará cargo de
nosotros, y conducirá nuestra vida en el
camino espacioso, preparará todo para
nosotros y nos colmará de paz y seguridad.
Si decidimos por El todo camino está abierto:
¡Gustad y ved qué bueno es el Señor! (Sal
33). Cuando acogemos a Jesús en la barca
toda tempestad se calma. Por lo tanto,
¡digámosle nuestro ¡Héme aquí! y todo lo
cumplirá El. Decidíos también vosotros por
el amor
(20.11.86).
Esta decisión es decisión de estar con la
Iglesia en este tiempo de extravío: porque los
días son malos
(Ef 5,16) y para ser
arrancados al diluvio amenazante hay que
subir decididamente en el arca de la salvación
preparada por Jesús. Aquí se trata, no de una
iglesia ideal para terminar con volvernos
sectas de división, según el plan de Satanás,
sino de la Iglesia visible, aquella católica de
Roma, llamada por los SS. Padres Presidente
de la Caridad,
en la obediencia filial al Papa,
símbolo de la unidad de todos los miembros
de Cristo. Quién queda fiel al Papa será
salvado en la confusión general que ya
comenzó, porque las fuerzas del infierno no
prevalecerán contra la Iglesia de Pedro.
4. Este es tiempo de gracia. Es verdade–
ramente gracia cada día de presencia y guía
de María, que dura desde hace años.
Reconozcamos el tiempo de su visita para
no quedar excluídos de su paz (Lc 10, 42-
44). En este tiempo de gran apostasía el
cielo está abierto por mérito suyo, las gracias
llueven. Y veréis obras más grandes que
estas.
Lo sabe bien quién se ha confiado,
quién ha escuchado su llamada. d.A.
Asì Jesùs quiere los hermanos unidos en una sola Mesa (Pag. 2)
Mensaje de Navidad de 1995:
¡Queridos hijos! También hoy
me regocijo con vosotros y os
traigo al pequeño Jesús para que
os bendiga. Os invito, queridos
hijos, a hacer en modo que vuestra
vida esté unida a El. Jesús es el
Rey de la paz y solo El puede
daros la paz que buscáis.
Yo estoy con vosotros y os pre-
sento a Jesús, ahora en modo
especial, en este tiempo nuevo en
el cuál hay que decidirse por El.
Este tiempo es tiempo de gracia.
Gracias por haber respondido a
mi llamada.
¿Como estar unidos a Jesús?
¿Como decidirse
por El en este
“tiempo nuevo”?
1. El día de Navidad la Virgen vino muy,
muy alegre, con el pequeño Jesús - dijo
Marija. La Reina de la Paz nos trajo a Jesús,
el Rey de la Paz
, para que nos bendiga. Es
decir, que nos comunique su paz: Paz en la
tierra;
paz que donó a los discípulos en la
hora de la pasión, para que nada los turbase
o los atemorizase: Mi paz os dejo, mi paz os
doy. Esta es la paz que supera toda
inteligencia y que tiene que ser árbitro en
nuestros corazones
(Col 3).
Es el don de Dios que abraza todos los
dones y que contramarca a los que lo han
acogido: !Shalom! Es el don que todos bus–
can
, aún sin darse cuenta, porque es reposar
en la seguridad de Dios en cada evento. Solo
El, Rey de la Paz, puede dar la paz que bus–
cáis
.
2. Por esto María nos invita a hacer en
modo que nuestra vida esté unida a Jesús,
como el sarmiento a la vid, porque Separados
de mí no podéis hacer nada... Para
permanecer en El es necesario que sus
palabras permanezcan en nosotros
(Jn 15).
Si alguno me ama, guardará mi Palabra, y
mi Padre le amará y vendremos a él, y
haremos morada en él
(Jn 14). Corramos a
los Sacramentos: a la Eucaristía para unirnos
al ofrecimiento de Jesús y vivirla en nosotros;
que su Palabra se vuelva alimento de nuestra
vida.
Vamos a la adoración para volvernos
amigos y enamorados de El; recurramos a la
confesión porque su perdón nos renueva
siempre; postrémonos ante su cruz para recibir
su perdón y para abrazarla cada día. De este
encuentro con Jesús se sale nuevos, se com-
prende lo que Dios quiere de nosotros y se
recibe la fuerza para hacerlo, se multiplican
tiempo y energias para tantas obras buenas,
sin fallar.
3. Ella, como siempre, nos asegura que
está con nosotros y que nos presenta a
Jesús
; pero ¿por qué en modo especial aho–
ra, en este tiempo nuevo en el cuál hay que
decidirse por El?
Este tiempo nuevo es el
tiempo de la gran prueba, en la cuál la Mujer
está combatiendo contra el dragón junto con
Mensaje del 25 de Enero de 1996
Queridos hijos! Hoy os invito a
decidiros por la paz. Rogad a Dios
que os dé la paz verdadera. Vivid la
paz en vuestros corazones y com–
prenderéis, queridos hijos, que la paz
es don de Dios. Queridos hijos, sin
amor no podéis vivir la paz. Fruto de
la paz es el amor y fruto del amor es
el perdón. Yo estoy con vosotros y os
invito a todos, hijitos, para que por
primera cosa perdonéis en familia: y
entonces seréis capaces de perdonar
a los demás. Gracias por haber
respondido a mi llamada.
Para la Paz en familia y
en las comunidades
Por teléfono, desde Kampala
(Uganda) a donde llegó en su misión
africana, P. Slavko explicó, en su acos–
tumbrado estilo simple y concreto el
mensaje que sigue al de Navidad, en el
cuál María nos invitaba a estar unidos a Jesús
para tener la paz.
1. Ahora, en el primer mensaje del nuevo
año nos invita a decidirnos por la paz. Sin esta
decisión no llega nada. Ni siquiera Dios puede
darnos la paz si no nos decidimos por la paz. Y
con la paz viene el respeto, la defensa, el amor
y el servicio a cada vida, como dice el Papa en
el Evangelium Vitae.
2. Pero hay una segunda condición para
tener la paz: rogar a Dios que nos la dé porque
El es la verdadera paz y la puede donar. A
veces esperamos la paz de personas o situaciones
diversas; pero la verdadera paz es don de Dios:
Os dejo mi paz. Abandonemos toda esperanza
de encontrarla en otra parte y abramos el corazón
a lo que María nos dice. ¿Pero si, a pesar de la
oración, la Misa y el ayuno, no hemos tenido
todavía la paz? Es porque, a pesar de todo, no
hay una radical decisión y una oración constan-
te.
3. Ahora María nos habla de las consecuen–
cias de la paz en nosotros. De la paz viene el
amor. Si no hay amor no puede haber paz, y
viceversa. Y del amor viene el perdón. Por
tanto nuestra voluntad de paz debe abrazar
todas las personas y hechos con que estamos en
relación; y no se puede querer la paz excluyendo
el amor y el perdón. Nuestra decisión no puede
ser dividida: es la decisión por Dios y por todo
lo que El quiere.
4. La Virgen está con nosotros y, como
Madre, mira a las cosas muy concretas. La paz
tiene que comenzar primero
en familia, con
el perdón a nuestros familiares
. Es un enga–
ño si uno cree tener paz y amor con los demás
y no con la propia familia o con la propia
comunidad. Es aquí que es más difícil perdonar
y dar el abrazo de paz, especialmente con quién
nos ha ofendido. [En ciertas comunidades los
jóvenes tratan de dar la paz precisamente a
quién había sido motivo de rencor o de pelea].
Aquí se necesita dar el salto, con las personas
con que vivimos o trabajamos: después el resto
será más fácil.
Claro que Dios quiere darnos la paz, pero
necesita nuestra colaboración, como decía S.
Agustín: Quién te ha creado sin tí, no puede
salvarte sin tí. Este mensaje será nuestro
programa en Cuaresma, y servirá como estímulo
y motivo de cura de muchas relaciones en
familia y en la Iglesia, y para nuevos contactos
con los hermanos.
Febrero 1996 - Mes de la Cátedra de S. Pedro - Eco de Maria, - C.P. 149 - 46100 Mantova, (Italia)
A.12- N. 2-Exp. Sub. Postal - Autor. Tribun. Mantova 13: 8.11.86 - Fax 0376/245075, ccp 10799468
ECO di MARIA
Regina della Pace
125
background image
¡UT UNUM SINT!
Una herida abierta
en el cuerpo de Cristo:
celebrar la Eucaristía divididos
El problema de la unidad de las Iglesias se
advierte siempre como primera exigencia para
la credibilidad de los cristianos, según las
palabras de Jesús: Como tú, Padre, en mí y yo
en tí, que ellos también sean uno en nosotros,
para que el mundo crea que tú me has enviado.
(Jn 17,21). El Papa, antes que todos, se hace
cargo del anhelo de Jesús y no ahorra esfuerzos
y palabras para realizar la unidad.
La señal más grave de la división entre los
cristianos es las Eucaristías separadas, dijo
Juan Pablo II al inicio de la Semana para la
unidad de los cristianos (17 de Enero). Poder
celebrar juntos la Cena del Señor, reconcilia–
dos y en plena comunión: he aquí el fin al cuál
están orientadas todas las iniciativas del
movimiento ecuménico.
Partiendo de los branos del Apocalipsis (3,
14-22) propuestos por el Comité mixto como
reflexión común para la semana, el Papa lee
así la historia de la división: Después del fervor
de los inicios, las Iglesias viven ahora un
clima de tibieza y de indiferencia religiosa.
Han tomado una actitud de autosuficiencia y
de vanagloria: “Tú vás diciendo: soy rico , no
me falta nada”. Y lo que es peor no están
conscientes de su triste situación... Por esto se
les dirige con claridad la invitación a adquirir
“vestiduras blancas”, las mismas que se visten
en el Bautismo, y que significan purificación
y vida nueva.
Después el Papa subraya que a tomar la
iniciativa de la unidad es Dios mismo: “Estoy
en la puerta y llamo”. Llama: ¡con el patrón
de la casa encerrado en su morada! El quiere
hacer comunión. “Si escucha mi voz y me abre
yo vendré a donde él, cenaré con él y él
conmigo”.
Así expresa la amargura de no
poder celebrar la Eucaristía juntos, reconcilia–
dos... Por tanto, ¡Cuanto es importante per-
severar en la oración! Esa es la verdadera
fuente de la búsqueda de la plena unidad.
El Papa continuó exponiendo los pasos
que se han hecho en el camino ecuménico,
sobretodo el estar conscientes de la urgencia
de la unidad, después el diálogo con las Iglesias
ortodoxas, la declaración de la fé común con
las Iglesias de Oriente y la Iglesia Asiria y “el
profundo empeño fecundo y rico de promesas”
en el diálogo con las Comuniones cristianas
provenientes de la reforma, “con perspectivas
de soluciones inesperadas”
El diálogo ecuménico en prueba en Rusia
El diálogo ecuménico ha avanzado en Rusia
y se ha ganado una parte de los 600 popes de
Moscú y de los alrededores, que fueron
convocados por el Patriarca Alexis II el 21 de
Diciembre en el monasterio de S. Danilo. En
la reunión se desencadenó una violenta
reacción de los nacionalistas y de los ultra-
tradicionalistas contra la línea ecuménica
tachada de “propaganda ‘uniata’ (término
despectivo con el cuál se llaman a los orientales
fieles al Papa), conducida en el interno de la
Iglesia ortodoxa por los cripto-católicos,
manejados por el occidente”
Bajo acusación está especialmente la
comunidad fundada por P. Men, conocido
sacerdote que en 1990 mataron en Moscú,
pero sobretodo Radio Blagoviest (Buena nue–
va) de Moscú, en la cuál colaboran católicos y
ortodoxos, y es siempre muy escuchada. Es
financiada en gran parte por la Iglesia que
sufre de P. Werenfriend Van Straaten,
conocido como Padrelardo, “Esa tiene como
objetivo el hacer conocer el Evangelio en una
sociedad que ha perdido todo sentido religioso
- dice el director P. Iván Sviridov. No es una
radio diocesana o eclesiástica sino solamente
cristiana, que quiere enfrentarse con todos los
problemas en modo abierto, mientras que para
algunos definirse ortodoxo y ruso es más im-
portante que ser cristiano. Evidentemente hay
alguién que quiere hacernos callar”.
En el encuentro Alexis usó palabras muy
duras con los popes filocatólicos, diciendo
que nadie los retenía si hubiesen querido dejar
la Iglesia ortodoxa. Se sabe que el Patriarca
está presionado por la derecha conservadora y
por los comunistas que ahora están volviendo
a levantar la cabeza, y encuentran siempre
nuevos motivos para atacarlo, hasta invitándolo
a deponer el cargo.
Por lo tanto el tiempo no está todavía
maduro para el histórico encuentro entre el
Papa y Alexis II
, que había sido programado
para Junio de 1996 por el abad de Pannonalma,
en Hungría: “tendrá lugar en fecha y puesto
que se destinará”, declaró el portavoz del
Vaticano Navarro Valls. Pero una señal
alentadora fué el encuentro en Roma el 12-13
de Enero, después de 5 años de hielo, de una
delegación de la Iglesia rusa, guiada por el
metropolita Kirill de Moscú con el Consejo
para la unidad de los cristianos guíado por el
Card. Cassidy. Palabra de orden: intensificar
el diálogo, pero evitar cualquier proselitismo
católico en territorio ruso. El metropolita
mismo tuvo un cordial coloquio con el Papa.
“Los locos de Dios”: tribulaciones para
los católicos en Bielorusia - Pero la misma
desconfianza con la acción de los católicos no
perdona Bielorusia, en donde actúan en gran
parte sacerdotes extranjeros, sobretodo polacos
(en la diócesis de Minsk son 150 sobre 210,
para 300 parroquias). Ellos son vistos como
emisarios del Vaticano o de potencia
extranjeras, y el gobierno ha introducido para
ellos restricciones severas: tienen que tener el
permiso de las autoridades civiles, válido solo
por un año y sin la posibilidad de moverse
afuera de la parroquia que les ha sido asignada.
«Esto demuestra una actitud poco amigable
de la jerarquía ortodoxa en relación con los
católicos, en virtud de la tesis resabida del
“territorio histórico-canónico asignado a la
ortodoxia” - declaró en Roma el Cardenal de
80 años Kazimierz Swiatek de Minsk,
condenado 2 veces a muerte por el Kgb, pena
conmutada en 10 años de trabajos forzados en
Siberia...
Se llega hasta a imponer la prohibición de
dar la mano a los sacerdotes católicos. Son
vistos como intrusos, a pesar de todos nuestros
esfuerzos para superar las barreras existentes y
empezar no solo el diálogo ecuménico sino
también una cooperación constructiva...
Nuestra misión consiste en la nueva evange–
lización, para la cuál es necesario usar las dos
lenguas, el ruso para la mayor parte y el polaco
para la diócesis de Grodno, que pertenecía a
Polonia. Pero esta obra es posible solo con el
empeño constante y la entrega del clero...
Visitando una parroquia muy distante de
mi sede pregunté a un joven sacerdote, que
había apenas llegado de Polonia, ¿quién lo
había incitado a venir aquí, en un lugar tan
aislado? El respondió: “Hago parte de los
locos de Dios”. Abrazándolo dije: Adelante
con esta locura”. Afortunadamente hay muchos
locos de ese tipo en nuestra metropolía». Al
final expresó el deseo de ver al Papa en Minsk,
en el sexto centenario de la propia catedral.
Mirando las muchas angustia de nuestros
hermanos del Este vemos cuantos motivos nos
impulsan a rezar y a ofrecer sacrificios por la
unidad querida por Jesús, ¡y a estar unidos
nosotros! (Avvenire, 3 de Ene. 1996)
¡“Una Iglesia simple y pobre”! para los
jóvenes de Taizé - “No nos agrada que la
Iglesia sea severa, por tanto no deberíamos ser
severos con ella.
En cambio hagámosnos cargo, con todo
nuestro amor, de la Iglesia que hoy entra en el
tiempo nuevo de la expoliación: en esta
esencialidad asume credibilidad, y así también
confianza. Cuando la Iglesia, en la profunda
simplicidad del Evangelio, está cerca de
nuestros frágiles corazones, con poquísimas
palabras transmite, toda resplandeciente, la fé
en Cristo”.
Dijo estas palabras Frère Roger en Polonia,
concluyendo los 5 días de oraciones, encuentros
y búsquedas interiores que tuvieron lugar en
Breslavia, en el 18° encuentro de 70 mil jóvenes
europeos
que se inspiran a la comunidad
ecuménica de Taizé. En la Misa celebrada en
la Catedral el 31 de Diciembre, el Arzobispo
Card. Gulbinowicz se sentó significativamente
entre los fieles. Escuchado este mensaje en
TV, un grupo de jóvenes polacos, que se habían
alejado de la Iglesia, buscaron telefónicamente
a Frère Marek, el “hermano polaco” para co-
municarle la decisión de regresar a la fé. ¿Pero
que impulsó a millares de jóvenes a desafiar el
frío polar de estos días en los tres gigantescos
pabellones, o en fila para una frugal comida ó
un té caliente, o a quedarse sentados sobre
tablas de madera por más de una hora de
oración? La libertad te hace escoger amar sin
obligación, por una necesidad mucho más fuerte
cuanto más conoces el amor de Dios.
El Papa dá el primer paso hacia Mons.
Gaillot, Obispo de Evreux, suspendido en
Enero por las conocidas posiciones en
desacuerdo con la Iglesia, recibiéndolo el 21
de Diciembre por media hora. En el encuentro
“cordial y sin regaños” el Papa le expresó la
esperanza de verlo empeñado siempre más al
servicio de la comunidad eclesiástica. “Mi
deseo - dijo el Obispo - es el de continuar mi
trabajo con las asociaciones de los excluídos.
Pero el Papa observó: «Sóis un Obispo y
debéis encontrar una unión con los demás
Obispos»”. A los periodistas dijo después de
haber encontrado en el Papa “una voluntad de
cambiar página” y el deseo de encontrar una
solución antes que el Papa vaya a Francia en
Septiembre de 1996. (Avvenire, 22 de
Diciembre de 1995)
¿El clima cambia en Grecia? - Nos escri–
be nuestra traductora en griego: “después de la
hostilidad hacia el S. Padre ahora el clima
parece cambiado. El Patriarca Parthenos de
Alejandria, aquí en visita, habló a la TV griega
con mucha admiración por el S. Padre y sus
dos encíclicas sobre la unidad, una más hermosa
que la otra: no podía creer a mis oídos. Pero la
maravilla no había terminado. También en
Lourdes, el encuentro del Patriarca Bartolomeo
con los 150 Obispos franceses inspiró muchas
transmisiones de la radio griega dirigidas a los
ortodoxos e inspiradas a favor de la unidad
(Soeur Despoina).
Actividades ecuménicas en el Garda - En
la Abadía ex-benedictina de Maguzzano
(Lonato BS), Italia
, ahora casa para retiros
espirituales, en donde en 1553 trabajó el>>
Btolomeo I con los Card. Cassidy y Noé en Pz.
S. Pedro; la Iglesia de Oriente se acerca a Pedro
background image
“¡Démos a los niños un futuro de
paz!” después de tanta violencia
Después de la carta a los niños del año
pasado, he aquí el mensaje que el Papa entregó,
con este título, a la jornada de la paz, dedicada
a los niños. El se dirige “a los hombres y a las
mujeres de buena voluntad, invitando a
ayudarlos a crecer en un clima de aunténtica
paz: es un derecho de ellos, es un deber nuestro”.
Pero después, con tristeza, hizo notar como en
los años pasados hayan sido violados los
derechos de la vida inocente.
[En los últimos diez años un millón y
medio de niños han sido matados en los
conflictos armados, 4 millones han quedado
inválidos, ciegos y con lesiones cerebrales, 5
millones son refugiados, 12 millones arrancados
de sus tierras; muchos torturados y obligados a
asistir a violencias de todo tipo, muchos
utilizados por los grandes para hacer violencia...
En Rwanda niños, con los machetes, se han
hasta vuelto verdugos de sus propios coetáneos.
Y no hablemos de la desnutrición, las
enfermedades, el abandono, plagas comunes
de los pueblos pobres]. Y cuantas otras
violencias menos vistosas, pero no por esto
menos terribles.
“Convenientemente ayudados y amados
los niños mismos saben hacerse protagonistas
de paz, constructores de un mundo fraternal y
solidario...
Si la familia es el primer lugar en el cuál
ellos se abren al mundo, la familia debe ser
para ellos la primera escuela de paz... Es
necesario que aprendan la historia de la paz y
no solo de las guerras ganadas o perdidas. ¡Se
les ofrezca, por lo tanto, ejemplos de paz y no
de violencia! La paz es un don de Dios; pero
depende de los hombres acogerlo para construir
un mundo de paz. Lo podrán hacer si tendrán
la simplicidad del corazón de los niños. Es este
uno de los aspectos más profundos y
paradójicos del anuncio cristiano: hacerse
pequeños, antes que una exigencia moral, es
una dimensión del misterio de la encarnación...”
“Los niños de la tierra - exclamó el Papa en
Plaza San Pedro el 1° día del año - son el
retoño del tercer milenio: ellos invocan para su
mañana fermentos de paz, la herencia de un
mundo unido y solidario. ¡Que el mundo, tan
menesteroso de paz, se ponga a la escucha de
sus imploraciones! Los pequeños encarnan las
esperanzas, las expectativas, las potencialidades
del consorcio humano; son testigos y maestros
de esperanza, sentimiento que ellos viven con
un lance alegre. ¡No apaguemos la esperanza
en sus corazones; no sofoquemos sus expecta–
tivas de paz!...”
¡Reina de las familias! - Las Letanías
lauretanas, corona de alabanzas y títulos con
los cuales el pueblo cristiano se confía a María
pidiéndole “ruega por nosotros”, se completaron
con la última invocación, la 50ª: “Reina de la
familia”, por deseo de Juan Pablo II, preocupado
por la salvación de la familia. La penúltima, la
49ª: “Reina elevada al cielo” fué añadida por
Pío XII en 1950: proclamación de la Asunción.
“Sea vuestro lenguaje: Sí, sí, no no” (Mt
5,37). Nos dá el ejemplo el S. Padre. Entre tanta
diplomacia reticente, hipócrita, complaciente,
condenó abiertamente los experimentos
nucleares, expresiones de cultura de muerte,
aunque si poco después tenía que encontrarse
con el Presidente de uno de los Estados que los
ha promovido. Asì el apretón de mano con él
no pareció compromiso con la verdad.
>>Card. Pole por la unidad de la Iglesia en
Inglaterra, Don Calabria soñó de crear un cen-
tro de actividades ecuménicas para Italia y en
1938 instituyó para esto la adoración eucarística
continua. El sueño se está realizando en este
tiempo con el repetirse de servicios ecuménicos
en diversas formas. Para informaciones: Abadía
de Maguzzano, tel. 030-9130182/9913871.
Audacia de testimonios
en un clima de entrega
Publicamos un amplio trozo de una
entrevista a P. Daniel-Ange, verdadero testigo
de hoy, fundador de la escuela de evangeliza–
ción “Juventud-Luz”, que obra en todo el
mundo para radicar la juventud en la fé,
después de haber pasado 13 años en el desierto
africano y 8 como ermitaño en los Alpes de
Provenza.
Al inicio él habla del Congreso de Manila
como de una “Epifanía del tercer milenio”,
desdichadamente dejado en sombra por los
medios de comunicación franceses [y no solo
por los de los países “progresados”], lo cuál
demuestra un completo desequilibrio de la
información. “Pero - subraya el entrevistado -
esto demuestra también el humorismo del Señor
que permitió la reunión de 4 millones de
personas en torno al Papa, presentado por la
mayor parte de los medio de comunicación
franceses ¡como un perseguidor!”
El Papa o el coraje de los profetas
Pregunta. ¿Qué cosa se espera de la venida
del Papa a Francia, el próximo año, para la
cita internacional de los jóvenes?
Respuesta. Espero un fantástico despertar
de la fé en la Iglesia de Francia. Todo depende
de la preparación que harán los Obispos. Es
una gracia inaudita: ¿queremos aprovecharla?
Yo, que soy de origen belga, estuve doloro-
samente impresionado por la frialdad con la
cuál fué acogido el Papa en Bélgica: aquí se vé
la decadencia de la Iglesia en Europa.
Pero los últimos textos de Juan Pablo II, 7
documentos en 18 meses, son un soplo
extraordinario: en este juvenil entusiasmo del
Papa encontramos el soplo de los Padres de la
Iglesia. Son textos muy bellos, que dan el tono
al tercer milenio. Pero, en una iglesia comple-
tamente llena, encontré solamente dos personas
que habían leído Evangelium Vitae (Eco 120),
este maravilloso himno a la vida, lanzado contra
la cultura de la muerte. Y la misma con dos
obras maestras como son “Ut unum sint” y
“Orientale lumen” (Eco 120 y 122).
P. ¿Qué es más peligroso para la Iglesia:
el totalitarismo de tipo clásico, como el comu-
nismo, o el materialismo práctico del Occi-
dente de hoy?
R. Es el totalitarismo de esta ideología de
muerte que Juan Pablo II ha diagnosticado en
Denver y en el “Evangelium Vitae”. Se trata
de un fenómeno comparable con el nazismo,
con un orígen casi idéntico. Aquí se constata
una falta de valentía en la Iglesia. En este
contexto de vileza, Juan Pablo II lleva un neto
contraste, porque él tiene la audacia de los
profetas.
P. La encíclica “Evangelium vitae” llama
a la desobediencia civil ante los fenómenos
como el aborto y la eutanasia...
R. Nosotros estamos consagrados al mar–
tirio [en su significado de testimonio hasta el
desprecio de la vida
]: mientras tanto, como
cristianos estamos ya marginados en el corazón
de la sociedad.
Juan Pablo II nos llama para imitar a los
mártires de los países del Este, cuya valentía,
como testigos de la fé, abrió una brecha en la
muralla del comunismo. La generación de hoy
está llamada al martirio, al rehusar de galantear
con la ideología de muerte del ambiente. En las
escuelas los jóvenes cristianos son desprecia–
dos, escarnecidos, etiquetados como creyentes,
y a veces fracasados en los exámenes.
P. ¿No existe hoy una forma incruenta de
martirio mediante un linchamiento moral o a
través de los medios de comunicación?
R. Sí, efectivamente Juan Pablo II evoca el
martirio en todos sus testigos. Llegando a
Santiago de Compostela en 1989 dijo que
quería honrar a los mártires. Y recientemente,
en el Oriental Lumen, la audacia de proponer
a los ortodoxos la canonización común de los
mártires del comunismo. Hemos regresado al
tiempo de los primeros cristianos, con nuevos
modelos de valentía. La multiplicación de los
procesos de canonización es importante: santi-
ficar a una persona, es esto lo que hace brillar
las estrellas en nuestra noche.
La castidad, milagro de la gracia
Juan Pablo II está muy atento en dar santos
a cada Iglesia local y en cada estado de vida.
Cada santificación a la cuál procede, tiene un
sentido preciso. Santificar los mártires del
comunismo y del nazismo: esto pone en resalte
la valentía. Una pequeña cosa como el asunto
del Obispo Guillot hace olvidar la Iglesia del
Cielo. En el mundo occidental hay una
conspiración del silencio total sobre Dios. Y
sin embargo del estar cerca de Dios depende
nuestra verdadera felicidad. Pero, como decía
Solgenitzin, el mundo se ha olvidado de Dios.
P. ¿Cuales anticuerpos se pueden encontrar
contra los actuales virus de muerte?
R. Sin el Espíritu Santo el mundo actual
está tan endurecido que no puede continuar
más. En Ruanda, en medio al infierno, hubo
milagros de santidad: personas han sido
matadas mientras cantaban el Magnificat, y
varios meses después sus cuerpos fueron
encontrados intactos. Hay que regresar a los
dones y los carismas del Espíritu Santo,
sobretodo en materia de castidad, para volver
a crear una vida cristiana. En estos tiempos han
habido juramentos colectivos de castidad total,
antes del matrimonio, de parte de centenares
de millares de jóvenes en los U.S.A., en Brasil,
en Polonia, y en Italia. Tales fenómenos pasaron
bajo el silencio de gran parte de los medios de
comunicación. Hoy la castidad se vuelve
imposible de mantener sin el milagro de la
gracia, es decir, sin la intervención personal de
Dios. No se puede ser cristianos humanamente,
hay que serlo divinamente. Así se podrá vencer
el conformismo del ambiente pagano.
Contra el laxismo teológico
regresamos a la tradición
P. Se necesita una formación específica
ante las actuales corrientes ideológicas ateas...
R. Sí, hoy el drama de la Iglesia es preci-
samente la teología de la sospecha, que
sospecha de todo y que hace pasar a montones
de gente al New Age. Hay libros sobre Jesús
que están en el orden de la herejía. Hay que
hacer aquí una nota importante: ¡es el laxismo
teológico en las Iglesias de occidente, y no el
magisterio de Pedro, el que obstaculiza la
unidad con los ortodoxos! Cuando los
ortodoxos ven con tristeza que Obispos
católicos no reaccionan ante los errores del
mundo moderno, buscan y descubren que hay
uno que reacciona: el Obispo de Roma. Cuando
lo ven publicar sus encíclicas dicen que es
Pedro el que habla.
Lo que escandaliza a los ortodoxos es el
ver que los católicos critican al Papa. El
catequismo de la Iglesia Católica, que contiene
numerosos referimientos a la tradición del
oriente cristiano, fué acogido con alivio por
numerosos sacerdotes ortodoxos. El Patriarca
Bartolomeo I hizo un buen juicio crítico y el
Patriarca de Moscú, Alessio II, lo hizo traducir
en ruso. Los ortodoxos tienen un gran sentido
de la tradición
y esto los previno contra
nuestros microbios. La Iglesia ortodoxa corre
el riesgo de ser más dura por reacción, antes
que dejarse contaminar por el laxismo
occidental. Es urgente que vuelva a encontrar
el sentido de la gran vena misionera que tenía
antes del comunismo. Pienso aquí a la dramática
situación del Este, invadido por nuestro virus
de muerte y por las sectas. Los cristianos de
occidente y de oriente deben unir sus fuerzas
ante la invasión de las sectas y del New Age.
(de Denis Lensel: de “L’Homme nouveau”,
París, 16 de Julio de 1995)
background image
¿Como tocar los corazones?
El secreto de María
Sin amor no podéis hacer nada”. - “A
vosotros no sirven las palabras, sirven solo a
los que no escuchan”. - “Rezad y amad”. - “Si
rezaréis y ayunaréis con el corazón se derretirá
el hielo en los corazones más duros, y la
conversión será fácil para todos los que
querrán acogerla”. - “Con la oración y el
ayuno podréis detener también las guerras y
las catástrofes naturales”. - “Cada agitación
viene de Satanás”. - “Derrotadlo con el Rosa-
rio en la mano”. - “Descubriréis en los demás
el engaño de Satanás”. - “Que el Amor sea
vuestro único medio”.
(De los mensajes de
Medjugorje)
Trabaja y ora - está en silencio y ora
ama y ora - escucha y ora
No discutas, no quieras tener razón: calla.
No juzgues, no condenes: ama.
No mires, no trates de saber: abandónate.
No razones, no entres en la profundidad de los
problemas: cree.
No te agites, no trates de hacer: reza.
No te inquietes, no te preocupes: tén fé.
Cuando hablas Dios calla, y tú dices cosas
equivocadas. Cuando discutes Dios es
olvidado, y tú pecas.
Cuando razonas Dios es humillado, y tú
piensas cosas vanas. Cuando te apuras Dios
es alejado, y tropiezas y caes.
Cuando te agitas Dios es echado afuera, y
estás en la obscuridad. Cuando juzgas al
hermano Dios es crucificado, y te juzgas a tí
mismo.
Cuando condenas al hermano Dios muere,
y te condenas a tí mismo.Cuando desobedeces
Dios está lejos, y mueres.
Te explico el secreto de María:
- Nadie puede convertir a Dios a otro sino
Dios mismo; tú no puedes hacer nada.
- No te he pedido que hagas, te he pedido
que ames. Ya demasiados hacen, aún en buena
fé, cosas que son de Dios; tú reza y sacrifícate
por la conversión de los pecadores.
- Tienes un hermano alejado de Dios:
comienza a rezar por él, ofrece algunos ayunos
y penitencias por él, de él mismo soporta algo,
si puedes.
- Si lo encuentras: ámalo, ama a Jesús en
él, vé a Jesús encerrado en él que trata de salir
para curarlo adentro. Está enfermo porque no
tiene a Dios, está solo porque no lo siente en
su corazón, tiene la tumba de Jesús muerto en
su corazón. Tú puedes hacerlo resucitar en él,
¡con tu amor!
- No hables, no te opongas a él, no discutas;
contempla a Jesús en él, calla, reza adentro de
tí por él y déjale hablar.
Escucha a tu hermano, déjale desahogar su
dolor, su ansia, déjale expresar sus ideas, ¡aún
si están equivocadas! Tú ámalo así como es,
no lo juzgues, no lo condenes, no lo evites:
ama a Jesús en él, contempla sus méritos,
¡seguramente tiene tantos! Justifícalo ante
Dios, reza por su sanación, ofrécete a Dios por
él, tén paciencia, regálale tu tiempo, tu amistad,
tu ayuda; aún si tienes pocos momentos en
esos ámalo intensamente y bastará.
Mientras tú callas Dios habla, mientras tú
rezas Dios lo cura, mientras tú lo amas Dios
manifiesta Su amor en su corazón. Toda barrera
caerá presto para dejarle lugar a la reflexión, al
llanto liberador, a la conversión, a la alegría
que no se había nunca probado, a la confianza
que no tenía, a la luz que antes no podía entrar:
tú no has hecho nada, pero tu hermano estaba
muerto y ha resucitado, estaba perdido y fué
encontrado. * *
de 1995 en cinco turnos sucesivos. Otros 3
turnos están ya programados para Cuares-
ma
: desde el 26.02 al 2.03; desde el 10 al
14.03 comenzando a las 4:00 P.M. y terminan-
do a las 12:00 P.M. Se traduce para las diversas
lenguas.
(Para participar dirigirse a Zupni Ured,
88266, Medjugorje, BiH, Via Croatia: Fax
(387) 88642339).
Le preguntaron a Jelena...
Jelena Vasilj pasó las vacaciones de
Navidad en Medj., y ahora regresó a Roma
para terminar los estudios teológicos en la
Universidad dominica del Angelicum. Están
con ella la hermana y la prima. Ella impresiona
a los que la escuchan por la cordura y la gran
profundidad. A mi pregunta “¿Qué te enseña
la Gospa en este tiempo durante las locucio–
nes?” me respondió: Dios está presente en
cada detalle de nuestra vida, en las más
pequeñas acciones de nuestra jornada, también
en las cosas materiales y aparentemente más
insignificantes. El se dona a nosotros
plenamente en cada segundo, y tenemos la
culpa de limitar nuestra atención o acogida de
El solo en horarios precisos. Claro que se
necesitan momentos en los cuales nos
detenemos para El, pero no dejemos de estar
abiertos a El cada segundo. Nos enriquecere–
mos por el constante don que El nos hace de sí
mismo, y el más pequeño instante estará
cargado de inmenso valor. Así vivía la Virgen
en la tierra: una comunión continua con Dios”.
Cada mujer está llamada a la materni–
dad en muchas maneras - Jelena tiene ahora
23 años y todavía no ha decidido sobre su
futuro. “Es importante - dice ella - que yo viva
plenamente el presente. No me preocupo para
nada por el futuro, porque Dios lo conoce.
Que yo me case o no no tiene importancia para
mí, y no me preocupa, porque ya Dios llena
totalmente mi corazón. Cada mujer está
llamada a la maternidad y esta es razón de vida
para ella; pero hay mil maneras de vivir esta
maternidad, no solo aquella carnal. Yo apren-
do de María a ser madre de almas, también
ante los libros. El mundo no comprende esta
realidad y así muere por falta de maternidad...”
(Sor Emmanuel)
Curada después de la comunión
He aquí uno de los testimonios de curación
actuada por la potencia de Dios en Medj. y que
envió la señorita inglesa Eileen McHugo:
“Sufro de artritis reumatoide desde hace 21
años. En 1994 estuve en el hospital por varios
meses; probé muchos tratamientos médicos
sin mejoras. En 1995, además de una profunda
depresión y dolores agudos, por algunos meses
me ví obligada a estar en una silla de ruedas.
Con algunas mejorías, continuaba a sufrir
dolores más o menos agudos: subía las
escaleras con mucha dificultad porque no podía
doblar bien las rodillas y no podía estar en pié
por más de 10 minutos. No lograba levantar
los brazos por encima de los hombros, y
tampoco peinarme. Estaba sin fuerzas; me
sentía inútil y un peso para la familia.
Llegué a Medj. el 6 de Octubre. El viaje
me pareció una tortura interminable. Tanto
que los tobillos y las manos estaban hincha-
dos y casi negros. A la mañana siguiente fuí
a Misa con mucha dificultad. El dolor era
todavía más fuerte y me preguntaba como
habría podido resistir una hora de Misa. Pero
después de la S. Comunión sentí el dolor
bajar, como una lluvia ligera, desde la cabeza
a los pies. Deseaba estar en pié y estirarme.
Afuera de la iglesia me sentí liviana como
una pluma. Lloraba y decía a mi padre:
“Creo
que algo especial me ha sucedido en la iglesia.
Vés, puedo doblar las rodillas”. Levanté los
brazos sobre la cabeza, después probé a subir
y bajar las escaleras, y después corriendo con
Noticias de la tierra bendita
La aldea de los niños huérfanos
en Medjugorje
Un descubrimiento entre los más felices
nos reservó la visita a la aldea para niños
huérfanos que está surgiendo en un gran
espacio, a 2 Km más o menos de las escuelas
de Medj. Son 4 las primeras habitaciones bien
terminadas y funcionales, con 9 camas cada
una y servicios autónomos. En una de ellas P.
Slavko celebró la S. Misa rodeado por un
grupo de niños y otros más grandecitos, los
primeros que han venido, junto con los que los
asisten: unas veinte personas, en un clima muy
familiar. Después, el alegre tropel llevó a cada
casa una estatua bendita de la Reina de la Paz,
acompañando la bendición del ambiente. Los
más pequeños, que se dejaban conducir
afectuosamente por la mano, habían llegado
en un estado lastimoso - nos dicen -; ahora han
renacido y están aclimatados y felices.
“En Enero de 1995 - nos dice P. Slavko
Barbaric’, animador de la empresa - comenza–
mos los trabajos en el vasto terreno de 41.000
metros cuadrados, que compramos al Munici-
pio de Citluk, para construir una aldea destinada
a los huérfanos y a los niños abandonados. La
llamaremos “Aldea de la Madre” por una
razón muy simple: hoy la madre está en crisis
y viene la crisis del niño. Hay demasiados
niños abandonados, ya sea por causa de la
guerra, ya sea por los conflictos en familia.
Ahora 4 casas están ya terminadas y 2 están
habitadas; los otros niños están llegando. Tres
monjas y la madre de un franciscano se ocupan
de ellos.
Estamos construyendo también un gran
jardín de infancia que será frecuentado, juntos,
por los niños de la parroquia y por los
huérfanos, para que se supere la mentalidad
del ghetto. Después habrá también una casa
para las monjas, la capilla y un edificio de
dirección. Terminadas estas daremos mano a
otras casas para huérfanos, una para muchachas
madres y quizás una para ancianos. Las casas
construídas hasta ahora tienen su nombre,
escogidos por los benefactores: Belén
(Peregrinos belgas); Retoños o Bluettenblaetter
(Vacallo, Suiza, fundación para la infancia);
Pétalos (Lichtens–tein); Luz de María o Licht
Mariens (Austria). El jardín de infancia será
titulado a S. Teresa del Niño Jesús, donación
de los amigos de los pequeños que no quieren
ser nombrados. En la gran área surgirán
también instalaciones deportivas, jardines y
todo lo que una aldea necesita.
El mensaje de la Paz es una invitación a
crear buenas condiciones para la vida: “ donde
se ama, donde se respeta la vida, esa se
defiende y se sirve, allí comienza la paz ”
(Juan Pablo II en la Encíclica Evangelium
vitae
). Como y cuando estará todo terminado
depende de la bondad de los benefactores.
Hasta ahora todo procede bien.
(Para contribuir a la obra: P. Slavko
Barbaric’, Zupni Ured, 88266 Medjugorje,
BiH, Via Croatia) * *
Retiros espirituales en la Casa Regina Pacis
Es una de las respuestas más bellas a las
invitaciones de la Virgen. Por iniciativa de P.
Slavko, ya desde hace dos años, tienen lugar
“seminarios” de 5 días en los cuales se vive
retirados en la escuela de la Virgen, en la
oración y el ayuno a pan y agua. Son increíbles
los frutos de esta nueva experiencia, según los
jóvenes que han participado. De vez en cuando
llega al retiro algún vidente, y en la aparición
siguiente la Virgen expresa su complacimiento
viendo estos jóvenes empeñados en ayudarla
en sus planes. Hasta 250 personas, en
prevalencia jóvenes, prepararon así la Navidad
background image
las manos sobre la cabeza. Abrazé a mis
padres; lloramos y agradecimos al Señor por
su Amor Misericordioso. Aquella misma tar-
de fuí a la cima del Krizevac, hasta la base de
la cruz y dí gracias al Señor”. Red
* P. Slavko, acompañado por Mirjana,
partió el 15 de Enero hacia Africa: primera
meta la Isla Mauritius, muy sensible a Medj.,
después que el Card. Margeot visitó nuestro
Santuario; después ellos proseguirán hacia la
Isla de Reunión. El 22 P. Slavko irá solo a
Uganda en donde visitará muchas ciudades.
También aquí el Card. Wamala sembró bien,
después de su visita del año pasado a Medj.
* Vicka, por causa de una persistente
sinusitis no pudo ir en Diciembre a la colina
para las acostumbradas apariciones del martes
y del viernes. Para ella vale lo que la Virgen
pidió en Septiembre: Rezad juntos los misterios
gozosos ante la cruz, en familia o en
comunidad, según sus intenciones;
y está tri-
ste porque no lo hacemos.
Después Vicka partió a mitad de Enero
hacia Brasil, en donde se quedará dos o tres
semanas con Sor Elvira, de la Comunidad
Cenáculo
, la cuál iniciará una nueva fundación
de acogida de muchachos en dificultad.
Después proseguirán hacia Florida, en donde
en Miami se abrió otra Comunidad Cenáculo,
la de S. Agustín. El testimonio de Vicka es
esperado en muchas localidades.
que se vuelven a casar a los homosexuales, del
matrimonio de los sacerdotes al sacerdocio de
las mujeres; de la reencarnación a la fé musul-
mana y budista; de las profecías catastróficas
al regreso de Cristo; de las apariciones al
aborto y el ecumenismo, etc... María, que
condivide los sufrimientos de los corazones,
dijo en el pasado: En el Evangelio tenéis todas
las respuestas... haced lo que enseña la Iglesia.
Acerca de todas estas cuestiones la Iglesia se
ha pronunciado ya claramente: Ella tiene el
mandato de Jesús. No hay más nada que
añadir. Todas las familias deberían tener el
Catequismo de la Iglesia católica, una de las
más bellas obras del Pontificado de Juan Pablo
II. En cuanto al S. Padre, María nos lo ha
presentado como el más querido de mis hijos,
que yo misma escogí para estos tiempos
(25.08.94).
(Del diario de Sor Emmanuel)
* La fiesta de la Inmaculada vió un gran
gentío de peregrinos, sobretodo de Croacia y
de Italia, América, Francia, Alemania, Au-
stria, Chequia, Eslovaquia, Polonia, Bélgica y
Argentina, con muchos portadores de ayudas.
En la tardecita se rezó el Rosario de la Paz en
9 idiomas. La Rai-Tv italiana filmó por algunos
días un reportaje sobre Medj., y sobre la
Comunidad Cenáculo, con conmovedores
testimonios de los jóvenes, que se transmitió
en Italia el día de Epifanía.
Para Navidad una gran atmósfera de paz
entre los fieles que llegaron de todas las partes
del mundo. Más numerosos los de Italia, y
después los de Norte América, Austria y
Alemania. 3000 personas participaron a la
vela de oraciones iniciada a las 10:00 P.M. y
terminada con la Misa de medianoche. La TV
croata, la Asociated Press y la Reuter
transmitieron las funciones, a las cuales estaban
presentes diversos Ministros del Gobierno
croata.
Para Año Nuevo 3000 jóvenes, que llega–
ron sobretodo de Italia y de USA se reunieron
a las 10:00 P.M. para la vela animada en modo
estupendo por los muchachos de la Comunidad
Cenáculo; Después acogieron en silencio el
año nuevo y participaron a la S. Misa que se
concluyó a la 1:30. Más o menos 40 jóvenes
prepararon el anno nuevo con un retiro en la
Domus Pacis.
* El seminario de oraciones e infor–
maciones que tendrá lugar en el Hotel Alga de
Tucepi, comenzará a las 7:00 P.M. del domingo
17 de Marzo con la Misa de P. Leonard Orec’,
y tendrá un curso muy intenso de 3 días, que
se concluirá el jueves 21 con la partida hacia
Medj.; a las 9:00 A.M., conferencia de prensa,
almuerzo y visita de la Colina de las apariciones
y a la Comunidad Cenáculo.
Cada mañana se comenzará con la oración
a las 7:30 A.M., a las 9:00 A.M. conferencia
y después trabajos de los varios grupos
linguísticos, y al final encuentro con el orador;
12:30 almuerzo; 3:00 P.M. conferencia y
después conversación con el orador; a las 5:15
P.M. Rosario y a las 6:00 S. Misa, después de
la cena adoración o encuentro con los padres
de Medj. (Slavko, Jozo, Milenko e Iván).
Los temas tratados: La Palabra de Dios en
los mensajes de la Virgen (Kurt Knotzinger);
Con la Virgen en el tercer milenio (P. Ljudevit
Rupcic’); Grupos de oración en el movimiento
espiritual mariano (P. Slavko); Colaboración
entre los varios centros (P. Miljenko Stojic’),
etc...
ULTIMAS: Marija Pavlovic’ Lunetti, el
24 de Enero dió a luz felizmente a su
segundogénito, Francesco Maria.
* Padre Jozo regresó cansado de su viaje
a Inglaterra en los primeros días de Diciembre,
en donde habló de los mensajes de María y de
su rol en la Iglesia de hoy. Por todas partes fué
muy seguido con gran atención. Encontró
privadamente al Obispo anglicano Frank
Seargent y al responsable de las relaciones
ecuménicas internacionales, Dr. Richard
Marsh, quién le mostró su rosario que viene
de Medjugorje.
Habló en la celebre Iglesia anglicana de
St. Martin des Champs, en el corazón de
Londres, en donde el sacerdote Fr. Robert
Llewelyn concluyó la tarde diciendo que en su
parroquia hay dos grupos del rosario: “No
queremos que sean solo los católicos a tener
las cosas mejores”. Otros testimonios han
demostrado el interés de los anglicanos hacia
el Rosario. Después del año de los grandes
viajes P. Jozo no tiene por el momento otros
programas: podrá dedicarse mejor a los
peregrinos.
* La confesión hace desaparecer la
lepra... Recordamos la invitación de María:
Dedicad a la reconciliación el primer sábado
de cada mes
(1983). Reconciliación quiere
decir que tiene que desaparecer también toda
sombra de rencor, de tensión o de división con
los hermanos: perdón total. Entonces la
confesión puede hacer milagros.
He aquí lo que sucedió a Pascal, un francés
de 42 años que había abandonado a Dios y a la
Iglesia apenas después de la primera comunión.
Impresionado por una conferencia sobre Medj.,
a la cuál lo había llevado su esposa, “fuí a
confesarme y el sacerdote tuvo que escuchar
30 años de horrores... Pero cuál fué mi estupor
al constatar que estaba curado también de mi
enfermedad; un acné purulento, con infeccio–
nes de la piel en la cara y en el pecho, que
provocaba forúnculos y pústulas, y consecuen–
tes cicatrices: 9 años de sufrimiento sin algún
remedio. Ahora, después de la confesión todo
había desaparecido sin dejar trazas, aparte
raras cicatrices.
Ahora rezo y corro a la Misa cada domingo;
desapareció completamente el odio que tenía
contra todos, y siento una gran alegría en el
fondo del corazón”.
* Los peregrinos hacen a los videntes
tantas preguntas sobre cuestiones actuales para
que las pasen a la Virgen: de los divorciados
IMPORTANTE - Eco es gratuito. Quièn
desea enviar donativos puede enviarlos a la
direcc iòn postal por medio de cheque.
LOS SACRAMENTOS VIVIDOS
para volverse Iglesia viva
Sobre este tema P. Tomilav Vlasic’, a–
compañado por algunos miembros de la
comunidad “Kraljice Mira”, guió, desde el 3
al 6 de Enero de 1996, un convenio para la
formación de las almas que se ofrecen, en
Numana (AN), Italia. A pesar de algunas
dificultades de naturaleza organizativa, 700
personas llenaron los locales destinados para
el encuentro, recorriendo de nuevo en 3 días,
como de costumbre, las etapas del triduo
pascual (eucaristía, penitencia y vela de
resurrección). En tal modo las almas han estado
en grado de destacarse gradualmente de los
“rumores del mundo” para sumergirse total-
mente en Dios. Resultó una atmósfera cargada
de silencio y de recogimiento, favorecida por
la adoración nocturna al SS. Sacramento, y
copiosas gracias palpables.
P. Tomislav trató de rendir vivas las gracias
presentes en los sacramentos e indicó como el
hombre de hoy pueda aprender con la ayuda
de esos a caminar en la Iglesia a través de la
fuerza vivificadora que la Iglesia misma ha
recibido del Señor.
El Bautismo no es algo abstracto sino una
realidad concreta, viva y presente en nosotros
que estamos llamados a experimentarla para
que no quede solo como un concepto entre las
nubes. La Inmaculada constituye el ejemplo
por excelencia de esta realidad viva: Ella
responde plenamente a Dios, pero lo hace a
través de la obscuridad y la incomprensión.
Su abertura se vuelve, sin embargo, el lugar
en donde viene concebida la vida divina.
Por
esto el Bautismo encuentra una imagen en el
Adviento y en la Navidad: en el Adviento las
almas se abren a Dios para preparar el puesto
al nuevo nacimiento de Jesús y a una nueva
lavadura en el agua de la Gracia.
En los sacramentos, que deberían estar
vivos en los cristianos, está siempre presente
una dinámica, así como es dinámico el amor
de Dios: Eso no conoce la condición de estasis
ni de letargo. Esta dinámica nos conduce a
caminar incesantemente en la Luz divina,
también a través del sacramento de la
Confirmación
, el cuál nos permite de distin–
guir la verdad de la mentira, el Esposo del
seductor. La Confirmación no es solamente el
sacramento de la madurez cristiana, sino que
en virtud del Espíritu Santo, presente in eso,
alimenta en nosotros un continuo proceso de
crecimiento espiritual en la fé, en la esperanza
y en la caridad.
Tratando, por lo tanto, el sacramento de la
Reconciliación, se ha subrayado como el cri-
stiano debe entrar en perfecta comunión con
Dios; debe encontrar en esa el propio amigo
más querido, al cuál confiar las debilidades,
los pecados, las frustraciones... debe amar
más allá del miedo y sentirse salvado por el
Señor.
El quiere venir al encuentro de cada
hombre, quiere curar todas sus heridas,
ungiendo con el Bálsamo de la Gracia las
profundas realidades humanas. Así, a través
de la Unción de los enfermos, El favorece
nuestra cura, ya sea física que espiritual.
La Eucaristía es el corazón y el ápice de
la vida de la Iglesia”, afirma el Catequismo, y
P. Tomislav ha subrayado la importancia de la
preparación que la precede, de la correcta
participación al sacrificio eucarístico, y de
como podemos alcanzar el ápice: Simplemente
debemos abrir el corazón, porque en eso está
ya todo presente en virtud de los otros
sacramentos, que juntos encuentran la propia
máxima expresión en la Eucaristía.
Este ca-
mino a través de la Eucaristía no termina con
la resurrección sino que prosigue hacia Dios a
través de la ascensión, en donde la Eucaristía
alcanza su cumbre dado que encuentra
cumplimiento en la SS. Trinidad.
background image
En fin, el panorama fué completado con
los “sacramentos del servicio”, así como son
llamados por la Iglesia, o “sacramentos de la
misión”: El orden sacerdotal y el Matrimo-
nio
. La vida de las almas que se ofrecen,
sostenidas por los sacramentos vividos, en
conclusión, no es otra cosa que la vida y la
misión vividas por María y por los San–
tos:volverse “sacramento viviente” en la Igle–
sia de Cristo. Muchos de los presentes por
primera vez sintieron el deseo de ofrecer la
propia vida al Señor, y de hacer parte de las
fraternidades de las almas que se ofrecen,
realidades vivas y activas en cada región de
Italia.
La celebración eucarística de la Epifanía
marcó el final de un encuentro que, sin
embargo, queda abierto, dado que los
participantes se empeñaron en profundizar los
contenidos, a través de la lectura de los textos
bíblicos sugeridos con este intento. En este
modo esos estarán en grado de proseguir el
camino hasta el próximo convenio sobre la
Iglesia viva. fra Kresimir
“Enamoráos del SS. Sacramento” -
“Honra la SS. Eucaristía con todos los medios:
participando a la S. Misa, a las exposiciones y
bendiciones del SS. Sacramento, quedándote
cuando y cuanto te es permitido, pensado que
Yo estoy allí realmente, así como estaba en
Nazareth, en Betania o con mis discípulos.
Abandonar mi tabernáculo para ir a rezar
en otra parte
, es hacer lo que habría hecho
Magdalena si, dejándome, se hubiera alejado
de Mí para rezar en otro cuarto... Non correr
a mi voz cuanto te invito a hacerme compañía,
dejarme solo y no venir, o no venir
rápidamente, es no transcurrir con alegría, con
apasionado deseo, todo el tiempo posible
conmigo, como se hace cuando se ama” (Jesús
a Padre de Foucauld).
“Adoradlo en vuestras Iglesias” - El S.
Cura de Ars tenía un viejecillo que pasaba
horas y horas en la iglesia. “Buen hombre,
¿que le dice al Señor en todo este tiempo?” Y
él: “No le digo nada, yo lo miro y El me mira.
Basta.” No tengáis miedo si, quedando en
adoración tenéis momentos de aburrimiento.
Con el sol nos calentamos, aunque si no se
piensa en nada.
El poder de la Eucaristía - El colmo del
amor de Jesús, haciéndose pan, es también el
colmo de su humillación, de su anonadamiento:
no solo se hace hombre sino que se ofrece
como pan para ser comido por nosotros. Un
día el Papa hizo un exorcismo a una cierta
señora que conozco bien, pero ella se había
agitado, debatido, sin ser liberada. Terminado
el exorcismo el Papa le dijo: “Bueno, mañana
celebraré la S. Misa por tí”. Y en aquel preciso
momento el demonio se fué de ella. “Es la
humildad la que atrae las gracias de Dios.
Mirad que humillación es la de Jesús, ¡hacerse
pan! (Don Amorth)
A Phoenix, en USA, después de un largo
y fatigoso encuentro con el pueblo el Papa
entró en la obispalía, aludiendo a algo; le
preguntaron si necesitaba beber algo, dado el
calor que hacía, o de los servicios, o de reposo.
“¿Donde está la capilla?” - preguntó él - y se
quedó solo por 20 minutos. (P. Jozo)
Sor Lucía de Fátima, carmelitana en
Coimbra, ya viejecilla (83 años) y sorda, hizo
un testamento en relación a su sepultura. Con
gran pena de las hermanas de la comunidad,
expresó el deseo de ser sepultada en Fátima,
junto a Jacinta y Francisco. Y como estaba
muy unida a ellos, particularmente a Jacinta,
ya se ha preparado para ella el lugar junto a su
tumba. Por lo tanto, cuando el Señor querrá
llamarla a Sí, podremos ir a rezar a su tumba
en Fátima, junto a las de los dos hermanitos.
Gracias.
Es necesaria una profunda
vuelta en la evangelización (II)
c. ¿Como ha sido comprendida hasta ahora
la evangelización? - ¿A qué nivel están, de
conocimiento y de claridad las elecciones
cristianas, las generaciones que pasaron bajo
nuestro control, que vivieron en nuestros
oratorios, que fielmente frecuentaron la Misa
dominical, lugar privilegiado del anuncio
habitual: las personas que hemos - ¡en ciertos
casos indiscutiblemente! - computado entre
los “buenos cristianos”? Además de una vida
a menudo - pero no siempre - irreprensible,
¿que hay de cristiano en su modo de pensar
más profundo, qué conciencia tienen del
misterio fundamental de la fé, que concepto de
aquel cristianismo que los une, en complacida
solidaridad, con muchos otros? Su
impreparación, en el nivel de la fé y de las
costumbres, es a veces gravísima. A veces se
oye decir: “esto, nadie nos lo había dicho” y,
no sabiendo, son privados de aquel lance de
alegría y de generosidad que debe constituir la
característica inconfundible de un cristiano
verdadero.
Porque en fin, digámoslo con claridad,
¿qué pensamos nosotros que tenga que ser un
“cristiano”? En base a estas premisas, hay que
decir que la renovación de la evangelización
no debe y no puede consistir solo en una
reanudación de lance - se arriesgaría, en tal
caso, que se atenue rápidamente con el
inevitable cansancio y en la desilusión del
poco poético cotidiano - sino en una verdadera
vuelta, en una reforma profunda. La Iglesia,
según la expresión de Juan XXIII, tiene siempre
que volver a comenzar y - por gracia del
Espíritu que la habita - es siempre capaz.
Anunciar de nuevo a Cristo
en la potencia del Espíritu
1. Es el tiempo propicio - Antes que nada,
contra muchos argumentos trillados, el autor
precisa que no es que “hoy haya cambiado
todo”: el hombre en lo profundo es siempre el
mismo de todos los tiempos y de todas las
culturas; y también su actuar, sus pasiones,
sus locuras, sus anhelos son los mismos a
través de los tiempos. Si acaso la novedad de
nuestro tiempo se comprueba en el imperio
avanzado.
Pero además, dado que hay hombres
de culturas muy alejadas unas de otras, y
también aquellos tres cuartos de humanidad
que dejamos morir de inanición, o destrozarse
en las guerras, sería un error imperdonable
dimensionar la nueva evangelización sobre un
tipo de “homo modernus” (del que tanto se
habló en el Concilio, y después), que responde
a un modelo burgués, mitteleuropeo o ameri-
cano, que aparece en la TV o en las largas
películas que cuentan la estúpida vida.
Toda la búsqueda de la nueva evangeliza–
ción no tiene que ser trasladada en el apartadero
de los nuevos modos de dar el anuncio,
correspondientes a los, presumidos, nuevos
modos
de vivir y de sentir... Pero nuestros días
imponen nuevas confrontaciones con realida–
des que hasta ahora no se habían asomado en
el horizonte, como la agresividad de las
religiones y de las ideologías que se ponen
como alternativa a la presumida insuficiencia
y derrota histórica del cristianismo: vés, todavía
más que el Islam el budismo, con su fuerza de
expansión y la conciencia de universalidad,
que promete felicidad hecha de paz y de con-
senso al destino. Y después el impacto con las
nuevas ideologías, ya no aquella mítica del
marxismo sino aquellas que se pretenden
científicas, sociológicas y psicológicas; y en
general con un cientismo seguro de sí mismo
y del todo insensible a cualquier aliento reli-
gioso...
Pero a estos nuevos riesgos y ataques
corresponden las nuevas posibilidades de
evangelización
, hasta el punto que raramente
la Iglesia se ha encontrado en gran trabazón
como se encuentra hoy, con aberturas de
horizontes y esperas nunca antes verificadas:
no hay ningún motivo para tener nostalgia de
una Iglesia fuerte, pero ligada al mundo, de los
períodos de oro del pasado. Además, la falta
que se siente hoy de las grandes personalidades,
ya sea como maestros del pensamiento, ya sea
como guías políticos de los pueblos, provoca
un vacío de autoridad y hacer mirar a menudo
en dirección de la Iglesia, esperando de ella
algo que no puede venir de otra parte; y esto
exige respuestas claras.
2. El cristianismo no es solo un sentir
religioso o una ética, sino una fé que parte
de la Palabra y de un Evento -
El mensaje
que “renovar”, sin modificar los términos, es
con toda evidencia el mismo Evangelio, sin
desviar por timidez o buscar otras cosas más
estimulantes. Se trata de entender como y
cuanto el Evangelio sea capaz, en nuestros
labios y en nuestra pastoral - además que en la
vida - de volverse, para nuestra generación, en
algún modo “nuevo”: problema difícil al cuál
tratamos humildemente de dar una respuesta.
La primera “renovación” decisiva debería
consistir en el presentar el cristianismo con
extrema claridad como fé. Efectivamente,
también nosotros corremos el riesgo continua-
mente de ir a un decaimiento (sal que puede
volverse insípido) en el cuál trata de
engatusarnos el mundo: hacernos decaer a
“religión”, es decir a sentimiento del más allá
misterioso de la vida, que vá más allá de lo
inmediatamente concreto. Verdaderamente
óptimo el “sentir religioso”. También la Iglesia
busca - hoy con particular fatiga - de despertar
al hombre a la percepción de las realidades no
visibles. Pero, ¿es esta su tarea principal? Si
fuera así, el desafío del Oriente y de las
experiencias ligadas a los ambiguos mundos
del yoga y de la magia, tan de moda hoy, ¡nos
encontraría muy a menudo perdedores!...
Ni tenemos que aceptar fácilmente la
interpretación del cristianismo como “ética”
(regla moral de vida); es más, como
“suplemento de ética” ofrecido a un mundo
que siempre demuestra más que no la posee
pero que la necesita esencialmente para vivir
- continuando naturalmente a ser mundo. Claro
que el cristianismo es una ética y lo ha sido
siempre, a diferencia de otros mundos
religiosos, porque la revelación bíblica pre-
senta con evidencia absoluta la indivisibilidad
entre Dios y “luz”, entre culto y “bien”, entre
verdad y rectitud.
Y es verdad que este mundo se está
arruinando por la pérdida de puntos éticos de
referimiento de la más elementar simplicidad,
y por doctrinas, demasiado fácilmente
aceptadas, que se han propuesto superar (un
trágico “más allá”) el límite entre el bien y el
mal.
Pero queda el hecho que el cristianismo no
puede reducirse a esto: la ética cristiana no es
otra cosa que la expansión y la epifanía de la
fé. El cristiano tiene que actuar bien porque es
súbdito e hijo de Dios, porque ama y es amado
por Cristo, porque cree en la redención y en la
resurrección: en esto se define también su
amor por los hermanos.
Las dos dimensiones arriba indicadas (la
religiosa y la ética) no pueden ser descuida–
das
, o, peor, ignoradas, pero no son todavía el
cristianismo: y todas las instancias que hoy
nos vienen para vivirlo y presentarlo en esta
luz tienen algo de siniestro, tienen en sí un
engaño que vá confutado. Pero entonces, ¿qué
significa que el cristianismo vá presentado
como fé? La fé tiene que ser entendida como
indisoluble, coherente y orgánica conexión de
certezas de pensamiento y de elecciones o>>
background image
mamá, porque me quieres!” ¿Y como no
podríamos quererte? Tú eres precioso, y
cuando te miro y te veo tan bello, vivaz y
simpatico... pienso que no hay sufrimiento en
el mundo que no valga la pena por un hijo. El
Señor ha querido colmarnos de alegría:
tenemos 3 niños estupendos que, con Su gracia,
podrán crecer como El desea. No puedo que
dar gracias a Dios porque ha querido darnos
este gran don, que son nuestros hijos. Solo El
sabe como quisiéramos otros, pero ahora es
verdaderamente imposible.
(Cristina, 24 de
Septiembre de 1995 - Hospital de Maróstica)
“La serenidad y la paz es la herencia que
nos ha dejado” - dice el marido Carlos Mocellin.
Después cuenta: “Cuando la conocí, ella tenìa
16 años y yo 19, enseguida pensé en ella como
en la mejor madre para mis hijos. Siempre dió
todo lo que podía dar, también en las pequeñas
cosas. Y estaba siempre contenta. No se puso
nunca en muestra, no tenía empeños particulares
en el pueblo, ó actividades de voluntariado.
Pero cualquier cosa que le llegaba a las manos
cogía valor, cada encuentro, cada momento.
Me repetía: «No hay que malgastar nada, cada
respiro es importante»... Nos sentimos la familia
más feliz del mundo, aunque si las dificultades
no faltaban, y sin embargo a nosotros no nos
faltó nada porque nuestra familia estaba unida
en el Amor que el Señor nos había donado...
El sufrimiento ha sido solo una gracia
,
una buena maestra: es una lección que aprendí
solo desde hace poco, desde hace 6 ó 7 meses,
gracias a Cristina. El sufrimiento ella lo aceptó
enseguida, es más, lo pidió; sabía que en la
vida podía dar más y no se contentaba de todo
el bien que hasta aquel momento había donado.
Una lección recogida en el folleto-testamento
dejado en el comodín del hospital de Bassano:
«Señor, tú eres tan bueno que has querido
llenarme de alegría; comienzo a amar este
sufrimiento, que se está volviendo mi amigo,
porque me está llevando hacia Tí. Te amo,
Jesús, quisiera gritarle a todos este amor que
siento; y siento que también Tú me quieres
inmensamente».
Una lección que le hizo cambiar a Carlos
perspectiva, una lección que trastorna los
criterios impuestos por el mundo: “No
cambiaría nada de lo que ha sucedido, los
momentos de alegría y los momentos de
sufrimiento. Nuestro camino ha sido un cami-
no de fé, y hemos comprendido que hay una
desproporción infinita entre el tiempo que se
nos dá aquí y la eternidad que nos espera... En
su largo sufrimiento aceptó siempre todo; claro
que tenía ganas de vivir y de regresar con la
familia, pero se puso en las manos del Señor
porque sabía que solo en El está el verdadero
amor, y El habría hecho de todo para su bien y
para el bien de su familia”.
«Te confío a mi papá - escribió en los
últimos días de vida - Enséñale a su corazón
que sufrir contigo es dulce, que cada cruz,
contigo, es liviana, porque si la donamos a Tí,
eres Tú el que la lleva, y no nosotros. Enséñale
a amarte; entonces también el dolor más grande
se volverá para él alegría... Protege y sostiene
a mamá: hazle comprender que Contigo nada
se desperdicia». ¿El último deseo? Le pedía al
Señor de volver a encontrarnos en el Paraíso.
«Verás que llegaremos»”.
El párroco de Carpané, Don Teofano
Rebuli, que asistió por mucho tiempo a M.
Cristina, le pidió muchas veces que hiciera una
novena a Juana, también ella madre-víctima,
proclamada beata. “A mi propuesta respondía:
«¿por qué tengo que pretender de sanar? ¿Qué
tengo yo de más o de diverso que muchos otros
que mueren afectados por este mal? ¿Qué
puedo recibir más de lo que he recibido?» Y 5
días antes de morir: «Tú, Señor, me quieres
sola para hablarle a mi corazón. Tengo miedo,
pero no tanto porque Te siento. Estás aquí a mi
lado y me susurras dulces palabras que me
hacen regocijar. Quisiera sentirte indispensable
como el aire que respiro... Aumenta mi fé... Tú
solo me llenas, sin Tí está el vacío». El 22 de
Octubre de 1995, día de su muerte, repetía:
«Hacer tu Voluntad es mi paz». Y pronunciaba
hasta una hora antes de morir los nombres de
sus niños con una oración”.
Era una mística, no tiene dudas el párroco.
¡Señor, creo que Tú quieres solo mi felicidad!
-
confiaba M. Cristina a su diario tan rico de
espiritualidad, en un retiro a Brescia, Por lo
tanto héme aquí: tómame toda, haz de mí lo
que Tú quieras: no me importa si me quieres
mamá o monja, lo que realmente importa es
que yo haga siempre y solo Tu voluntad. Lo
que Tú escogerás para mí será el camino para
llegar a la plena felicidad. Quiero confiar en
Tí, aunque sé que sufro, que quedo a menudo
en la duda... Hazme sufrir porque es en el
sufrimiento que Te encuentro, a Tí la Salvación
(30.12.85). Estas cosas las escribía a 16 años y
el Señor la tomó en serio.
Y todavía, durante la quimioterapia: No te
he pedido de alejar de mí el sufrimiento sino
solo de vivirlo como Tú quieres, porque solo
cuenta Tu voluntad; la nuestra, de los hombres,
está demasiado corrompida por el egoísmo, el
miedo y el desaliento. Tú, que estás cerca, a
los que más sufren ayúdalos y consuélalos,
donándoles una sanación, espiritual antes que
física. Gracias, tengo confianza en Tí
(16.02.1988). ¡Cuantas y cuales heridas,
producidas en todas partes por la cultura de la
muerte, se sanan y se rescatan solas, con tales
victorias de la fé y de la vida! * *
>indicaciones de vida. Pero estas indicaciones
de vida
derivan inmediatamente de las reali–
dades reveladas y de los eventos cumplidos:
la Palabra
que viene de otra parte y el Evento
objetivamente cumplido y verificado, es decir
la historia de la salvación (no idea, ni mito, ni
símbolo, ni ideal). La ausencia de esta
dimensión de fé, referida al evento cumplido
de la revelación, de la creación y de la
redención, explica el fácil éxito de las religiones
orientales, que evitan esta piedra de tropiezo y
se vanaglorian de basarse solo en la religión
(Buda es el más severo crítico del mundo
religioso, como “mito enajenante”).
Pero solo si se presenta así, como es por
voluntad de Dios, el cristianismo logra no ser
englobado en un visión todavía mundana, y
sometido a la ciudad de los hombres,
“enluciendo las paredes cayentes” de una
sociedad inicua y homicida. Solo así conservará
intacta su libertad y su dimensión profética.
(texto con reducciones y adaptamentos
redaccionales) continúa - Don Umberto Neri
Las llagas abiertas de Bosnia
Después de tanta guerra las armas callan,
gracias a Dios. Pero la paz está muy lejos. Con
los acuerdos de Dayton queda ratificada la
limpieza étnica y las conquistas territoriales
del más fuerte: enteras poblaciones, como los
croatas de Posavina, abandonados a los
enemigos de ayer: los servios de Sarajevo que
rehusan de estar bajo los musulmanes. ¡Cuantos
prófugos voluntarios van a llenar las filas de
los muchos ya desarraigados de la propia tierra!
Y después las contradicciones: una Bosnia
“indivisible” dividida en dos entidades
estatales; un Estado con tres ejercitos diversos;
¡mitad del País (49%) que vá a un tercio de la
población (los servios, 33%)! ¿Y quién
asegurará la repatriación de centenares de
millares de prófugos y de refugiados, y
asegurará a ellos un techo y un vivir humano?
Mientras tanto un gran despliegue de soldados
y de medios garantizan por lo menos el callar
de las armas: ¿y después?. La paz hay que
construirla toda y la confiamos a la Reina de la
Paz.
“¡Recuérdate de tu misma carne!”
Dado que gran parte de las ayudas para las
poblaciones de Bosnia partieron del movimien–
to de Medj. (aunque si los medios de comuni–
cación
lo ignoran), presentamos todavía a los
lectores las penas y las congojas, de las cuales
son testigos los amigos portadores de ayudas,
para que no los olvidemos. Es la voz de la
Virgen que llora sobre sus hijos y quiere
consolarlos a través de nosotros.
“A lo largo del recorrido - nos escribe
Luciana Randon (tel. 039-955183) encontramos
aldeas completamente quemadas, desiertos,
casas todavía en llamas, y nos indicaban fosas
comunes... A Jaice, después de 3 años,
regresaron 8.000 de los 50.000 habitantes, 4.700
murieron bajo las bombas: no hay una casa
intacta, las iglesias destruídas, no hay teléfono,
ni agua, la electricidad escasea; en el hospital
los pacientes están a frío completo... Drvar y
Kupres, ciudades fantasmas en los montes,
casi destruídas, ahora aisladas por el hielo y
por la nieve. Los médicos de Drvar suplican
equipos para el hospital: el que está más cerca
También Cristina pagó
el hijo con la vida
“Oh Dios, no dejo de
decirte gracias cuando sufro”
La vida del tercer hijo tuvo como precio la
propia vida. María Cristina Cella, a 26 años,
fué matada por un tumor, que ella no permitió
que los médicos curaran para no poner en
peligro la vida del niño que crecía en su vientre.
Era una muchacha simple, de Cinisello (Milán,
Italia): nada de extraordinario en su vida de
estudiante universitaria, de esposa, de madre,
aparte su don. Ya había sido afectada por un
sarcoma, que le habían extirpado a 18 años y,
después de quedar completamente curada, se
casó el 2 de Febrero de 1991 con un joven de
Carpané, un pueblito a los pies del Grappa, y
allí dió a luz a sus 3 hijos. Cristina murió el 22
de Octubre de 1995: “Mamá se fué lejos, al
Paraíso” decían los niños, y no solo ellos.
Pero he aquí como, un mes antes de morir,
la madre misma cuenta en una carta el asunto
al niño de 1 año: Querido Ricardo, tienes que
saber que no estás aquí por casualidad. El
Señor quiso que tú nacieras a pesar de todos
los problemas que habían. Papá y mamá,
puedes entenderlo bien, no estaban muy
contentos con la idea de esperar a otro niño,
visto que Francisco y Lucía eran muy pequeños.
Pero cuando supimos que estabas te amamos
y te deseamos con todas nuestras fuerzas.
Recuerdo el día cuando el doctor me dijo
que diagnosticaban todavía un tumor en la
ingle. Mi reacción fué la de repetir varias
veces “!Estoy encinta! ¡Estoy encinta! ¡Doctor,
pero yo estoy encinta!” Para enfrentar los
miedos de aquel momento recibimos una
desmesurada fuerza de voluntad de tenerte.
Me opuse con todas mis fuerzas a renunciar a
tí, tanto así que el médico entendió todo y no
añadió más nada.
Ahora, Ricardo, eres un don para nosotros.
Aquella noche, en el automóvil, regresando
del hospital, cuando te moviste por primera
vez, me parecía que me decías: “¡Gracias,
background image
Respons.: Alberto Lanzani - Tip. DIPRO, Roncade (TV)
está a Livno, a 100 Km.” (8 de Enero).
Así concluye Alberto Bonifacio (tel. 0341-
368487, fax 368587) su descripción, no menos
trágica: “Llegó el duro invierno bosníaco. El
pensamiento y las oraciones van hacia los
prófugos y los desamparados, que se cubren
con un paño y no tienen nada para calentarse;
¿y para comer? No renunciamos a ayudarles.
Estamos limitados, cansados, bloqueados por
las burocracias. ¡Señor, tén piedad de ellos, y
también de nosotros!”
Y P. Urbano de la Caritas franciscana (tel.
085-880132 PE) observa: “Nuestra vida se ha
vuelto un vaivén, ¡mala copia de la escalera de
los Angeles, en el sueño de Jacob! Bajamos
hacia la miseria de la otra orilla llevando
socorro, víveres, indumentos y medicinas. Y
regresamos arrastrando un mar de lágrimas, de
necesidades urgentes, de imploraciones y de
piedad... Un mar que, al regreso a la patria, así
llamada civil, progresada y cristiana... se
quiebra a menudo contra un oceano de
indiferencia, de egoísmo, de rechazo a todo el
sentido humanitario.
¡Amigo! si supieras que congoja el asistir a
la continua publicidad televisiva acerca del
mundo animal, que pasa ya a lo morboso, y no
tener quién asista a una sola familia embrutecida
por la miseria... Tú eres cristiano y llevas
impresa en el corazón la imagen del Buen
Samaritano que, para salvarnos, deja su cielo
de gloria, gratándonos: ¡Vá y haz lo mismo
también tú!
(Lc 10,3)
teólogo del Concilio, afirma en una carta:
“Leyendo los mensajes de Vassula Ryden y
sabiendo que es hija de la Iglesia ortodoxa,
quedé muy impresionado encontrando la
fidelidad, diría absoluta, de lo que escribe con
todas las verdades reveladas, como son
enseñadas por la Iglesia católica... Es más, me
siento en deber de declarar que algunas verdades
que han entrado un poco en crisis en nuestra
Iglesia, están reafirmadas en los libros de
Vassula, en manera sorprendentemente firme...”
En un sucesivo examen de algunos puntos,
afirma entre otras cosas que no hay errores
“cuando ella llama a veces a Cristo Abbá o Jahvé
(Isaías 9,5) y tampoco cuando ella dice que
Cristo vendrá al mundo para crear un período
de paz, porque se trata de venidas históricas de
Cristo al mundo, mediante su Iglesia, que será
renovada para que la presencia de Cristo sea
más visible a todos los hombres del mundo,
como prometió la Virgen, Reina de los profetas,
en Fátima y en Medj...” Al final se une a los
Obispos y a los teólogos que defienden la
autenticidad y la sinceridad de la vidente. (Split,
18.11.95)
“¿Por qué tengo que ser tan inconstante,
Señor, y sucumbir en la tentación, aunque me
quede la confianza en Tí?” nos pregunta un
alma sincera (D.M.). El te responde: No has
aprendido todavía a aferrarte a Mí, a atarte a
Mí, a tener necesidad de Mí como del aire que
respiras; a hacer cada paso conmigo o con mi
Madre, a no confiarte para nada de tu yo
corrupto, que regresa al asalto bajo la
influencia de Satanás:
Sin Mí no podéis hacer
nada.
Dóname continuamente tu debilidad.
Entonces podrás decir: cuando soy débil enton–
ces soy fuerte. Repite siempre las palabras con
las cuales la Iglesia antigua, la Iglesia de los
mártires, respondía a los asaltos de Satanás:
¡Jesús es el Señor ¡Cristo vence! ¡En el nombre
de Jesús, Salvador nuestro! María te las sugiere
y las dice contigo. Y Jesús, al perdonarte no
dice nunca basta. Grita: Quédate conmigo,
Señor, porque cae la noche. Abrázalo fuerte
como Magdalena para que no te escape. El
quiere ver cuanta confianza tienes en El.
Después todo está hecho.
¿Por qué Eco no se imprime con letras
más grandes?nos preguntan todavía. Como
hemos dicho a menudo, ha sido también nuestro
deseo para acontentar a los lectores. En cambio
Eco es todavía un niño con los pañales
demasiado estrechos porque... no tiene medios:
y no olvidemos que es gratuito, ¡y así debe
quedar! Estamos ante un dilema.
Para agrandar las letras se necesitaría: a) o
reducir el material que se publica. Pero no nos
gustaría hacerlo conociendo las expectativas
de los lectores de cada Estado (15 idiomas),
que están en nuestra longitud de onda, y para
los cuales Eco es instrumento formativo y
pastoral. Por esto tenemos que distribuir tanto
material en poco espacio, reduciendo los
artículos hasta el hueso - os lo digo yo que me
ocupo de los artículos uno por uno y que
continúo a cortar y a limar;
b) o imprimir Eco más grande. Pero esto
significaría un aumento de los gastos de
impresión y de correo: US $ 52 mil pasarían a
US $ 74-80 mil; con una revolución también en
la expedición (¡hecha en familia!) por el peso
mayor de las copias singulares y de los paquetes.
Esta meta por ahora no se puede alcanzar
porque los donativos cubren apenas los gastos
actuales, teniendo en cuenta que también por
esto hemos tenido ya que reducir los números
que salen en cada año.
Conclusión: María quiere Eco así, “peque–
ño, sencillo, denso como la Biblia”, nos decía
Sor Dominique (Eco 119); (Eco 107: nuestra
meta). Y muchos otros lo aprecian así, como
don de la providencia y como señal de pequeñez
y pobreza, sin otra atractiva que no sea la de la
Palabra de Dios, de manera que sea María a
atraer a sus hijos a leerlo solo por amor. ¿Pero
la fortuna que este pequeño boletín consigue en
el mundo, no nos habla de una bendición
especial del cielo?
Mientras que la Providencia no dispondrá
otra cosa, por ahora hay un solo remedio para
quién tiene la vista débil: la copia agranda–
da
. Pedirla al Centro María, Cas. Post. 11/33,
00141 Roma, Italia, tel. 06-86800555,
ayudándoles con un donativo.
Los lectores escriben... para decirnos lo
que María hace mediante este pequeño periódico
- En Montreal, Canadá, el grupo de oración,
siempre más nutrido y fervoroso reproduce
5.000 copias de Eco en inglés y 6.000 en
francés, y ahora ha iniciado también una
transmisión en radio: “La Virgen multiplica las
gracias” (Michele Cacchione). Los Servos da
Raihna
de Brasilia han llegado con la edición
portuguesa a 210.000 copias, distribuidas en
todos los Estados. En Colombia P. Querubín
reproduce 4.000 en español. Sorprendente: en
Jakarta P. Jozo encontró Eco ¡en idioma local!
Entre los idiomas extranjeros que adminis–
tramos, el francés está a cuota 42.000, con casi
mil nuevos lectores para cada número. Y el
alemán en Suiza vuela gracias a Otto Müller.
Pero no crean de ser menos dignos de las
gracias de María, y nuestras, los colaboradores
que no pueden ostentar grandes resultados: ¡el
amor los puede poner muy bien primeros!
Eco está bien así, nos consuelan dos cartas
entre las tantas. Desde Huaraz (Perú): “Gracias
por la semilla preciosa de Eco de María, que
está cambiando poco a poco los corazones de la
gente de mi parroquia. Muy adivinada es la
parte dedicada a la Iglesia y al Magisterio
Pontificio, de lo cuál estamos a lo obscuro” (P.
Stefano).
Desde Kenia: “Le confieso que he siempre
tenido antipatía por los boletines de este tipo:
les doy una ojeada y los boto al fuego; pero esta
vez abrí Eco por curiosidad y fuí hasta el fondo
sin darme cuenta que hora era. Quizás la Virgen
me está pidiendo algo particular: Páginas de
este tipo no dejan indiferentes. En breve, en dos
hojas baratas hay noticias sobre la Iglesia, el
pensamiento del Papa, hechos y ejemplos que
no se encontrarían en 10 semanales. Agradezca
a sus amigos y dígales que continùen a escribirlo
así: de papel, fotos e imágenes están llenas las
casas y los conventos...” (Sister Fulgenzia -
Ol’Joro Orok)
A todos los carteros de Eco dedicamos esta
carta: “Soy una cartera de la Virgen. En un
hermoso grupito, desde hace 3 años, vamos el
miércoles en bicicleta a un Santuario y en el
recorrido de 12 Km. rezamos el Rosario entero
por todos, a los cuales distribuimos Eco; después
participamos a la Misa y rezamos en donde
María, en 1600 se apareció a una niña
sordomuda, curándola. En los alrededores
hemos encendido con la pequeña antorcha de
Eco tantas luces, y la noche parece menos
obscura. Cuando suspende la publicación de
Eco por sus deberes pastorales, yo estoy con-
tenta, lo confieso, porque reposamos un poco y
la pausa aguza el deseo (Emma Beltrami).
Gracias María porque todavía hay estas
almas pequeñas y sinceras, como son nuestros
distribuidores, que toman de tu simplicidad y
alegran el cielo y los hombres con su humilde
servicio.
Por la publicación más rara de Eco y por
la consecuente amontonamiento de material
para publicar, nos excusamos por no poder
hospedar señalaciones o intervenciones como
antes. Pero es siempre grata la colaboración
según el espíritu de Eco.
La gracia y la paz de Dios Padre y de
Nuestro Señor Jesucristo, en el único Espíritu,
estén con todos vosotros. Amén.
Villanova Maiardina, 26.01.96
LOS LECTORES ESCRIBEN
Preguntando sobre Vassula... - Solo tene–
mos que uniformarnos al juicio de la
Congregación de la Doctrina de la Fé que
“invita a los fieles a no considerar sobrenaturales
los escritos y las intervenciones de Vassula
Ryden... y a los Obispos a no dar espacio en sus
diócesis a la difusión de sus ideas”. La Iglesia,
como madre, pone en prueba los carismas y en
guardia a los hijos menos preparados, y toma
tiempo antes de pronunciarse definitivamente.
¡Cuanto fuegos “sobrenaturales” se han apagado
con el pasar del tiempo!
Pero la declaración del 6 de Octubre ‘95,
que, contra lo acostumbrado, no tiene la firma
del Card. Ratzinger ni de otro responsable de la
Congregación, reconoce en aquellas cosas
escritas “ciertos elementos positivos”, podría
cambiar mañana, como sucedió con tantos
profetas antiguos y modernos, que primero
fueron condenados: S. Juan de la Cruz, S.
Alfonso, B. Faustina Kowalska, P. Pío. La hora
de la cruz llegó también para la hermana greco-
ortodoxa, que llevó agua al molino de la Unidad
de la Iglesia y de la fidelidad al Papa, mucho
más que ciertos teólogos que hacen correr el
veneno de la incredulidad en la venas de la
Iglesia.
Quizás, más que elementos de doctrina
influyó en el juicio negativo el peligro del
fanatismo, porque ciertos sostenedores hacían
de Vassula una bandera, apoyándose en modo
absoluto en sus palabras, sometidas a los límites
humanos, más que en la Palabra de Dios “estable
en eterno” y en la Iglesia que es la depositaria
y que posee en sí misma el fuego del Espíritu
para incendiar el mundo (Eco 101). En estos
casos es un error decir “todo bueno” o “todo
malo”, con el peligro de extirpar lo bueno que
había sido reconocido, o de exagerar haciendo
de eso casi una Escritura divinamente inspirada
(2Tim 3,16), en vez que “dictada” por Jesús
mismo.
La susodicha comunicación no podrá impe-
dir de leer lo que ha escrito, porque no hay
prohibición para los fieles sino solo una puesta
en guardia. Los fieles tienen en las Escrituras
un criterio seguro para regularse: No extingáis
el Espíritu; no despreciéis las profecías;
examinadlo todo y quedáos con lo bueno
(1 Tes
5,19).
El Arzobispo Franic’, con su autoridad de
 


 

PC version: Esta página | Medjugorje | Apariciones  | Mensanjes  | Artículos  | Galería[EN]  | Medjugorje Videos[EN]