Lengua 

Actualizaciónes  | Medjugorje  | Mensajes  | Artículos y Noticias  | Videos[EN]  | Galería[EN] | Mapa del Sitio  | Sobre[EN]  | Libro de Visitas

www.medjugorje.ws » Text version » Eco de Maria Reina de la Paz » Eco de Maria Reina de la Paz 123 (Ottobre 1995)

Eco de Maria Reina de la Paz 123 (Ottobre 1995)

Read the document in non-text browser version.
Other languages: English, Deutsch, Español, Français, Italiano
Download (57.1 KB )
background image
Jesùs une los corazones de los suyos para
hacerlos crecer. Estar unidos a El y después
estar unidos a todo el mundo, porque en El
encontramos a todos los hombres que son
suyos, y nos sentimos parte de un todo, como
hermanos de cada hombre, cargamos con los
problemas y los sufrimientos de todos.
Amar a Jesùs en la Eucaristìa no es
“intimidad” que nos enajena de los problemas
de los hombres sino que es la verdadera
manera para sentir los problemas del hombre
y ver y pedir la soluciòn en Dios. Una
secularizaciòn materialista y racional, solo
dirigida a lo social y a lo psìquico, ha aridecido,
también en nuestras iglesias, las fuentes de la
piedad y de la verdadera comuniòn, substitu–
yéndolas con una vaga solidaridad dirigida
solo a los intereses terrenales. “Ademàs, a
través de sus adoradores El, fundamento de
unidad, destruirà cada divisiòn, nos donarà la
paz, restablecerà su señorìa en el mundo:
ninguna fuerza puede resistir a la oraciòn del
corazòn, al Santo Rosario ante el SS. Sacra-
mento (ver pag. 4, col. 2)”.
Nuestra respuesta ante la tierna invitaciòn
de Marìa no puede ser otra que correr al
tabernàculo, como ciervos sedientos a la fuente
de las aguas.
Y, en nuestro alrededor, de la
plenitud de nuestro corazòn despertaremos,
también en los demàs, el deseo de adorar: el
fervor arrastra. Es màs, sugeriremos a los
sacerdotes de exponer el SS. Sacramento en
el Ostensorio, empeñàndonos también en una
adoraciòn alternada y continua y proponién–
dola a todos. Don Angelo
Mes del Rosario: Rezar “por las
intenciones de Marìa”
- Rezar el Rosario es
abandonarse a la oraciòn de Marìa para realizar
en nosotros y en el mundo aquello por lo cuàl
Jesùs vino, muriò y resucitò (los misterios
gozosos, dolorosos y gloriosos): esto quiere
decir rezar por sus intenciones, por lo que Ella
vé verdaderamente necesario. Meditando los
misterios vemos como Dios quiere que se
transforme nuestra vida y la del mundo en la
vida de Jesùs; repitiendo en las Ave Marìa los
tìtulos de la grandeza de nuestra
Madre,
recono–
cemos la potencia de Su sùplica ante Dios para
obtenernos lo necesario.
En cada iglesia, vemos Madre e Hijo
ofrecernos la pequeña arma invencible
Mensaje del 25 de Septiembre de 1995:
“Queridos hijos, hoy os invito a
enamoraros del SS. Sacramento del altar.
Adoradlo, hijitos, en vuestras parroquias
y asì estaréis unidos con todo el mundo.
Jesùs se volverà vuestro amigo y no
hablaréis de El como de alguién que a
duras conocéis. Estar unidos a El serà
para vosotros alegrìa, y os volveréis testigos
del amor que Jesùs tiene por cada criatura.
Hijitos, cuando adoràis a Jesùs estàis
también cerca de Mì. Gracias por haber
respondido a mi llamada”
.
“Enamoràos de Jesùs
en la adoraciòn para volveros
testigos de su amor”
La adoraciòn del SS. Sacramento no es
nueva para los hijos de la Reina de la Paz.
Desde los primeros mensajes Ella dijo: Adorad
continuamente el SS. Sacramento del altar. Yo
estoy siempre presente cuando estàis en
adoraciòn. Este es el momento para recibir
grandes gracias (15.03.84).
Pero aquì no se
habla solo de adoraciòn sino que nos invita a
enamorarnos del SS. Sacramento. No se trata
solo de una pràctica que cumplir sino de una
tensiòn, de un anhelo continuo del corazòn,
como sucede entre dos que se aman y que no
se abandonan nunca, ni siquiera con el
pensamiento.
El enamorado no dice: si tendré tiempo
sino que suspira: ¿cuando lo podré encontrar?
Tiene ya un programa en la jornada, en la
semana, un tiempo privilegiado para el
encuentro. Pero todavìa Jesùs espera para
encontrarnos porque sus delicias estàn con los
hijos de los hombres
(Pr. 8,31): ¡Yo en Tì y
Tù en Mì! Y nos es demasiado exigente porque
su presencia es don, ofrecimiento de amor,
irradiaciòn de todo bien y soluciòn de todos
los problemas. Quién queda en Mì y Yo en él
lleva mucho fruto.
Veamos como el deseo de
Jesùs de estar con los suyos se vuelve siempre
màs urgente cuanto màs aumenta el pecado en
los alrededores y la indiferencia hacia su
presencia real en muchas iglesias, en donde el
tabernàculo està envuelto por una soledad
glacial.
El Corazòn amante y apasionado de Jesùs
pretende que se corresponda a su amor, preci-
samente para poder reverter gracias y amor
divino en las almas y vivificar una Iglesia ni
caliente ni frìa.
Entonces Jesùs se volverà nuestro amigo
y no hablaremos de El como de alguién
conocido a duras penas
en los libros, o como
de cualquier otra persona: hablaremos con el
corazòn porque habremos hecho experiencia
con El, como los discìpulos en Galilea, y aùn
màs; y también los demàs lo sentiràn vivo en
nuestro corazòn. Entonces nos desbordaremos
de alegrìa y nos volveremos testigos del amor
de Jesùs por cada criatura: veràn su misericor-
dia y su amor en nosotros, porque desde su
Presencia eucarìstica El lo ha transmitido a
nosotros.
Pero no es solo a los particulares que se
dirige Marìa sino a las comunidades y en
particular a las parroquias, que son misterio
de unidad, células de la Iglesia. Es allì que
“EL HUMILDE ROSARIO
serà la cadena fuerte que
aprisionarà al dominador
de este mundo tenebroso”.
“El Rosario es mi oraciòn; es la oraciòn
que Yo desde el Cielo vine a pediros, porque es
el arma que tenéis que usar en estos tiempos de
la gran batalla, y es el signo de mi segura
victoria. Mi victoria se cumple cuando Satanàs,
con su potente ejercito de todos los espìritus
infernales, serà encerrado dentro de su reino de
tinieblas y de muerte, de donde no podrà salir
màs para hacer daño en el mundo. Para esto
tiene que bajar un Angel, a quién se le dà la
llave del Abismo, y una cadena con la cuàl
atarà al serpiente antiguo, Satanàs, con todos
sus secuaces (Ap. 20,1-2). El Angel es un
espìritu que viene enviado por Dios para
cumplir con una particular misiòn.
Yo soy la Reina de los Angeles, porque
entra en mi mismo proyecto ser enviada por el
Señor para cumplir la màs grande e impor–
tante misiòn, vencer a Satanàs. En efecto, ya
desde el principio fuì pre-anunciada como
Aquella que es enemiga del serpiente, Aquella
que lucha contra él, Aquella que, al final, le
aplastarà la cabeza.
“Enemistad pondré entre tì y la mujer, y
entre tu linaje y su linaje: Ella te pisarà la
cabeza mientras acechas tù su calcañar” (Gen
3,15). Mi descendencia es Cristo. En El, que ha
actuado la Redenciòn y os ha liberado de la
esclavitud de Satanàs, se cumple mi completa
victoria.
Por esto me fué confiada la llave con la
cuàl es posible abrir y cerrar la puerta del
Abismo. La llave es el signo del poder que
tiene quién es señor y patròn de un lugar que le
pertenece. En este sentido, aquel que posee la
llave de la Creaciòn es solo el Verbo Encarnado,
porque por medio de El todo ha sido hecho, y
por lo tanto Jesucristo es el patròn y el Rey de
todo el universo, es decir, del Cielo, de la tierra
y del abismo.
Jesùs entrega esta llave, que representa su
divino poder, en mis manos, porque como
Madre suya, mediadora entre vosotros y mi
Hijo, me ha sido confiada la tarea de vencer a
Satanàs y a todo su potente ejercito del mal. Es
con esta llave que Yo puedo abrir y cerrar la
puerta del abismo.
La cadena con la cuàl el gran Dragòn debe
ser atado, està formada por la oraciòn hecha
conmigo y por medio de Mì. Esta oraciòn es la
del Santo Rosario. En efecto, una cadena que
tiene la funciòn, primero de limitar la acciòn,
y después de aprisionar, y finalmente de hacer
vana cualquier actividad de aquel que viene
atado con esa.
- La cadena del Santo Rosario tiene, antes
que nada, la funciòn de limitar la acciòn de mi
Adversario.
Cada Rosario que vosotros rezàis
conmigo tiene como efecto restringir la acciòn
del Maligno, substraer las almas a su maléfico
influjo y dar mayor fuerza a la expansiòn del
bien en la vida de tantos hijos mìos.
- La cadena del Santo Rosario tiene también
el efecto de aprisionar a Satanàs, es decir,
volver impotente su acciòn, disminuir y
Asid el Rosario: ya solo el Rosario
puede hacer milagros en el mundo
y en vuestra vida (25.1.91)
Octubre-Noviembre 1995 - SS. Rosario de Marìa - Eco de Maria, C.P. 149 - 46100 Mantova, (Italia)
A.11- N. 10-11-Exp. Sub. Postal - Autor. Tribun. Mantova 13: 8.11.86-Fax 0376/245075, ccp 10799468
ECO di MARIA
Regina della Pace
123
Eco 124 se publicarà en Diciembre
background image
“Que sean una sola cosa” (II)
La primacìa del Obispo de Roma
Sobre el tema de la unidad un punto que
viene disputado màs que los otros. Se dice: està
bien Cristo, està bien el Evangelio, està bien la
oraciòn, ¡pero no podemos aceptar la absurda
pretensiòn catòlica de la primacìa del Obispo
de Roma, como sucesor de Pedro!
Es una
bomba que le estallò en las manos a muchos
“reformadores”, y que hace entristecer a los
partidarios de la equivalencia de todas las
Iglesias particulares.
Nos parece muy indicativo el hecho de que,
como testamento suyo, Lutero dejò escritas
estas palabras: “Mon unum me mortuo servate:
odium in potificem romanum
(Una sola cosa
conservad después de mi muerte: el odio contra
el romano Pontìfice). Sin ambiguedades el
reformador alemàn nos muestra como este sea
el punto discriminante de cualquier acciòn
apostòlica: la comuniòn con la Sede romana.
La Iglesia catòlica ha conservado el ministerio
del apostol Pedro, el Obispo de Roma, que
Dios ha constituìdo como perpetuo y visible
principio y fundamento de la unidad, y que el
Espìritu sostiene para que, de este bien esencial,
haga partìcipes a todos los demàs
(88).
Si Cristo se ha empeñado en rezar por
Pedro y a sostenerlo en la fé (Lc 22, 31-32), y
si a él entregò las llaves (Mt 16, 17-19), todo
esto no es absolutamente secundario. También
es Dios, con su sobreabundante misericordia,
quién sostiene la debilidad de Pedro: no es una
cuestiòn de poder o de mando concebidos segùn
el mundo, en donde se hacen competencias
para ver quién manda màs.
¡El que razona en este modo hace retroce-
der a la Iglesia al nivel de empresa! El ministerio
de Pedro contiene una tarea que està en funciòn
de la gran misiòn de la Iglesia: La Iglesia de
Dios ha sido llamada por Cristo para que
manifieste a un mundo replegado en el enredo
de sus culpabilidades y de sus torcidos
propòsitos que, a pesar de todo, Dios puede, en
su misericordia, convertir los corazones a la
unidad, haciéndolos acceder a su propia
comuniòn. Y para hacer esto el Papa tiene el
deber de advertir, de poner en guardia, de
declarar a veces inconciliables con la unidad
de la fé esta o quella opiniòn que se difunde.
Cuando las circunstancias lo exigen habla en
nombre de todos los pastores en comuniòn con
él. También puede, en condiciones bien precisas
y aclaradas por el Concilio Vaticano I, declarar
“ex cathedra” que una doctrina pertenece al
depòsito de la fé. Dando testimonio asì de la
verdad él sirve a la unidad
(94).
En sìntesis, esta encìclica es una enseñanza
sobre el misterio de la unidad y de la
comuniòn en la Iglesia
. La comuniòn, para
poder subsistir, necesita de un centro (¡uno
solo!) que prolungue visiblemente la centrali–
dad ùnica de Cristo. La comuniòn real que existe
entre todos nosotros, aunque imperfecta, podrìa
inducir a los responsables eclesiàsticos y a sus
teòlogos a instaurar con el Papa, y sobre este
argumento, un diàlogo fraternal y paciente, en
el cuàl podremos escucharnos màs allà de las
estériles polémicas, teniendo en mente solo la
voluntad de Cristo para su Iglesia, dejàndonos
herir por su grito:
Que también ellos sean una
sola cosa, para que el mundo crea que tù me has
mandado? (96). Si quisiéramos distinguir la
diferente calidad de la propuesta del Papa
respecto a las demàs tendrìamos que notarla en
esto: los intelectuales y los teòlogo “abiertos”
al mundo indican el camino del respeto y de la
comprensiòn entre las Iglesias (se note el plu–
ral). El Papa llama a la unidad de todos en la
ùnica Iglesia (¡singular!). El ecumenismo en la
primera manera produce un conjunto descolo–
rido de cristianismos equivalentes, es decir
todos de bajo valor. En el segundo modo busca
la unidad de los corazones, el gran sueño de la
presencia de Cristo entre los hombres. Marco
El Papa a los jòvenes de Eurhope:
volvéos manos y corazòn de Cristo
para construir una casa comùn
El sàbado y el domingo 9-10 de Septiem–
bre, de todas partes de Europa 300 mil jòvenes
invadieron Loreto para el encuentro con el
Papa. Llegaron con banderas, mochilas y
bolsas-cama, cansados pero sin perder la
sonrisa y, en una procesiòn multicolor,
transformaron el recinto sagrado en una
verdadera encrucijada de los pueblos del viejo
Continente.
A la Virgen negra los jòvenes confiaron
sus ruegos y sus esperanzas, para ir después
a la explanada de Montorso, en donde a las
8:30 P.M. comenzò la vela de oraciones por
la Paz
con el Papa. Un encuentro insòlito
porque, gracias a la tecnologìa de los medios
de comunicaciòn (De vez en cuando
disponibles para servicios ùtiles), también
pudieron participar al encuentro, en modo
activo, millares de jòvenes de Europa en
conexiòn a través de radio y TV. Asì el Papa
pudo acoger con mucha atenciòn los
testimonios de sufrimientos y de esperanza
de parte de jòvenes de ciudades sìmbolo
como: Belfast, Parìs, Santiago de Comp.,
Dresda, Vilnius y Sarajevo (conmoventes las
làgrimas de esas dos gemelas en el pequeño
coro de la Catedral). Verdaderamente en
aquella valle estaba el corazòn pulsante de
Europa.
El Papa dirigiò su mensaje a los jòvenes
de Eurhope: “Esta noche, desde Loreto,
hemos hecho una singular peregrinaciòn,
desde el Atlàntico hasta los Urales, en cada
rincòn del Continente, donde sea que se
encuentren jòvenes en bùsqueda de una “casa
comùn”. A todos digo: “¡He aquì vuestra
Casa, la Casa de Cristo y de Marìa, la Casa de
Dios y del hombre! Jòvenes de Europa, en
marcha hacia el dos mil, entrad en esta Casa
para construir juntos un mundo diverso, ¡un
mundo en el cuàl reine la civilizaciòn del
Amor
! Estàis en la primavera de la vida y os
descubrìs como àrboles en flor llamados para
cargaros de frutos. Por esto no olvidéis cuales
son vuestras raìces. El arbol que quiere crecer
y traer frutos, con sus raìces tiene que tomar
alimento del terreno bueno. El Evangelio es
este terreno en los cuales plantar las raìces de
vuestro porvenir. En el Evangelio se encuentra
a Cristo. Descubrid y gustad su amistad, e
invitadlo a ser vuestro compañero en el viaje
de cada dìa”.
Después de haber aludido a la reciente
historia de Europa, a sus pasos penosos, a sus
màrtires y a sus esperanzas, y sobretodo a la
deshumana tragedia que se consuma apenas
màs allà del mar, afirmò: “Toca a vosotros
difundir la fecunda cultura del Evangelio, en
donde Cristo vivo ayer, hoy y siempre se hace
respuesta concreta a las preguntas esenciales
del corazòn inquieto del hombre... Pero para
esto se necesita el valor y la audacia de los
auténticos creyentes, prontos a resistir a cada
tentaciòn y decididos a volverse intrépidos
operadores de justicia y de paz...
Sed vosotros mismos respuestas vivientes
de Cristo. Escribid asì pàginas inéditas de
una nueva evangelizaciòn para este tiempo
nuestro. Eurhope: Europa y esperanza: es
una bella intuiciòn, pero empeñativa... Sòis el
rostro joven de Europa. El futuro del Conti-
nente, asì como del mundo entero, os
pertenece si sabréis seguir el camino que
Cristo os indica. El secreto es el mismo de
siempre: Cristo muriò y resucitò para la
salvaciòn del mundo; es la Cruz de Cristo. El
Papa esta noche os confìa este secreto antiguo
y siempre nuevo: queridos jòvenes... sed Sus
manos y Su corazòn, para vuestros hermanos
y hermanas: el corazòn para amar y rezar, las
manos para trabajar y servir...
Os confìo a Marìa indicàndola a vuestro
amor. ¡Acogedla, hoy y siempre, en vuestra
casa! Aquì, en el Santuario de Loreto, desde
hace siete siglos la Virgen continùa
silenciosamente a velar y a actuar, como lo
hacìa en la Casa de Nazareth. Su estilo es el
de la humildad, la fidelidad y el servicio
. Es
el estilo de Nazareth, el estilo de Loreto.
¡Hacedlo vuestro!... Junto a Ella podréis
aprestaros con valor a construir la Europa de
la esperanza, fieles a las propias raìces...”
Domingo 10, Santa Misa en la explanada,
después, a mediodìa, el Papa se dirige a aquel
gentìo de las bolsas-cama que pasò la noche
al aire libre, delante del mar, bajo la luna
llena que aliviò un poco la incomodidad de la
obscuridad y que, finalmente, se calentò con
el sol: “De vosotros sube un grito de paz. Os
pido de continuar a elevarlo màs fuerte e
insistente, para que cubra el fragor de las
armas y toque los corazones de cuantos son
responsables de las violencias que bañan en
sangre Europa... Lo pido particularmente a
vosotros jòvenes mujeres: volvéos educadoras
de paz con todo vuestro ser y con todo vuestro
actuar”.
El pensamiento del Papa està siempre fijo
en Sarajevo y alrededores: “Esta guerra
interminable ha hecho estragos de toda
humanidad, y continùa a transformar los que
eran lugares de convivencia serena, de trabajo
y de vida, en cementerios, en donde se sepultan
antes que todo a los jòvenes que caen en los
frentes de esta inùtil guerra...”
La sorpresa màs hermosa - Los jòvenes
vinieron aquì de toda Europa. Después de los
italianos los màs numerosos fueron los polacos
(12 mil), los españoles (8 mil), seguidos por
los alemanes, los franceses, los checos, los
croatas, los eslovacos, los hùngaros, etc. Pero
precisamente de Romanìa y Bulgarìa - y
hasta de Rusia - llegò la màs hermosa sorpresa
de la reuniòn: juntos con los jòvenes catòlicos
llegaron tres grupos de muchachas y mucha–
chos ortodoxos
. Durante el Angelus los
bùlgaros cantaron y los rumanos llevaron
hasta el palco floreros con plantas florecidas.
El Papa agradeciò a los patriarcas orto–
doxos de Rusia, Romanìa, Servia y Grecia
por haber enviado aquì también a cinco
Obispos en representaciòn oficial de sus
comunidades. Son seguramente los frutos de
la abertura del Papa, dado que desde hace
años las Iglesias ortodoxas desertaban
habitualmente las citas con él.
El Papa aprovechò para invitar a aquel
pueblo de jòvenes “a construir una gran casa
europea”, sobre las huellas de la Gaudium et
Spes,
haciendo en modo que esa “respire con
los dos pulmones de Oriente y de Occiden-
te...” “La nueva Europa debe volver a
descubrir sus raìces cristianas y hacer propios,
volviéndolos a interpretar cristianamente, los
ideales de la Revoluciòn francesa: libertad,
igualdad, fraternidad”.
“Los jòvenes han rejuvenecido al Papa”
confesò él mismo al final. Red.
¿Por qué no tenemos la alegrìa “que se
desborda...”? - “De veras que es difìcil medir
nuestra grandeza vista con los ojos y con el
corazòn de Dios; una grandeza que deberìa
hacer desbordar la alegrìa en cada acto de
nuestra vida, hasta inundar a la humanidad
entera - escribe entre otras cosas Riboldi. En
cambio somos rìos àridos y secos. ¿Por qué?
Es la pregunta inquietante que el Convenio de
Palermo tiene que ponerse, y a la cuàl, con la
ayuda del Espìritu, tiene que darle una
respuesta”.
(Mons. Riboldi, Obispo de Acerra).
background image
El Papa: emplear activamente
el genio femenil
en la vida de la Iglesia
y en la polìtica
En Papa no ha escatimado esfuerzos en
estos ùltimos meses para poner en resalto el
puesto esencial de la mujer, también en la
vida eclesiàstica
y polìtica. El 3 de Septiem–
bre dijo que “también Jesùs valorizò a las
mujeres para la causa del Reino hasta hacerlas
testigos y anunciadoras de su Resurrecciòn,
y que muchas mujeres se han afirmado en la
Iglesia por su genialidad operosa; asì la Iglesia
advierte siempre màs la urgencia de una
mayor valorizaciòn de ellas, en la multiplici–
dad de sus dones... Que las mujeres participen
a la vida de la Iglesia sin alguna discrimina–
ciòn, también en las consultaciones y
elaboraciones de las decisiones”.
Y subrayò los “amplios espacios” en los
cuales ellas pueden actuar en la Iglesia:
“enseñanza teològica, formas permitidas de
ministerialidad litùrgica, incluìdo el servicio
del altar y los consejos pastorales y
administrativos, los Sìnodos diocesanos, las
Curias y los tribunales eclesiàsticos; y
sobretodo las varias formas de participaciòn
al cuidado de las parroquias en caso de
penuria del clero, aparte las tareas propiamen–
te sacerdotales. ¡Quién podrìa imaginar las
grandes ventajas que le vendràn a la pastoral,
qué nueva belleza tendrà el rostro de la
Iglesia cuando el genio femenil serà comple-
tamente vertido en los varios àmbitos de su
vida...!
Ademàs, el S. Padre, el 27 de Agosto,
subrayò “la importancia de una mayor
valorizaciòn de las mujeres en la vida pùbli–
ca
, en la cuàl una larga tradiciòn ha visto
empeñados sobretodo a los hombres. La
polìtica, que tiene como fin la promociòn del
bien comùn, no puede sacar ventaja de los
dones complementarios del hombre y de la
mujer... aparte la autenticidad de los valores
que la inspiran, la competencia, el empeño,
la coherencia moral de cuantos se empeñan...
Cuàn grande es el rol que las mujeres
pueden desarrollar a favor de la paz, preci-
samente empeñàndose en polìtica, en donde
en gran parte se deciden los destinos de la
humanidad... La paz no es solo el silencio de
los cañones sino que se concreta en justicia y
libertad, y necesita una atmòsfera de espìri–
tu...
creada por el sentido de Dios, por el
gusto de lo bello, del amor por la verdad, de
la opciòn de la solidaridad, de la capacidad
de ternura, de la valentìa del perdòn: a todas
estas cosas la mujer puede dar una
contribuciòn preciosa”, porque son propias
de su naturaleza.
En Pekìn: la S. Sede con los
paìses pobres se bate por la verdadera
promociòn de la mujer
Esta fué la consigna del Papa a la
delegaciòn vaticana, presidida por la ameri-
cana Ann Glendon para la conferencia sobre
la mujer, desde el 4 hasta el 15 de Septiembre,
en Pekìn: Sabed coger el bien en donde sea
que florezca, pero rechazad cuanto es con-
trario al plan de Dios, y por lo tanto contrario
a la dignidad del hombre. Sed mensajeros de
paz, lo pido en particular a vosotras mujeres:
volvéos educadoras de paz
con todo vuestro
ser y con todo vuestro actuar”.
Una carta del Papa para los 450
millones de hombres catòlicos fué entregada
en forma solemne a la delegaciòn vaticana...
En esa él los invita a “una conversiòn del
corazòn, y a poner en pràctica una visiòn
positiva de las mujeres”. El papa les pide de
“volverse siempre màs conscientes de las
desventajas a las cuales las mujeres, y
especialmente las muchachas, han sido
expuestas, y considerar los casos en los cuales
la actitud de los hombres, su falta de
sensibilidad ò de responsabilidad han podido
ser la raìz...”
A la observaciòn de la Glendon de que
hay muchos problemas, él rebatiò: “Muchos
problemas significan muchos desafìos”,
añadiendo de rezar por el éxito de la
conferencia: “cada semana celebro una Misa
con este fin”.
Una ocasiòn fallida - El éxito de la
conferencia no fué de los màs satisfactorios,
hasta el punto que la S. Sede se asociò solo
en parte y con reserva escrita a la aprobaciòn
final de la Declaraciòn. Se individuò con
claridad la grieta entre el Norte y el Sur del
mundo, es decir, entre los paìses ricos y los
paìses pobres en via de desarrollo. Los paìses
del Norte, europeos sobretodo, que tienen el
poder econòmico, tratan de imponer la propia
ideologìa materialìstica aviando un nuevo
estilo de colonialismo, para venderle al resto
del mundo los propios modelos de pensa–
miento y comportamiento... hasta desconocer
el rol fundamental de la “familia” (substitu–
yéndola con “familias” para incluir aquellas
de los single y de los homosexuales) y negar
la responsabilidad de los padres.
“Se quieren hacer pasar expresiones que
van contra los documentos precedentes. No
se habla de dignidad humana. La religiòn es
vista como opresiva y se quiere cancelar
cualquier referimiento a la ética”: asì sostenìa
el combativo portavoz del vaticano, Navarro
Vals. La S. Sede, justamente intransigente
sobre los principios, ha activamente
colaborado a la afirmaciòn de los derechos
familiares, de la salud de la mujer especial–
mente en los paìses tropicales, de la tutela de
la maternidad y de la niñez, de los derechos
y responsabilidades de los padres, de la
libertad de pensamiento, de conciencia y de
religiòn, con un neto rechazo del aborto (que
tenìa que pasar bajo la afirmaciòn de “salud
sexual y derechos reproductivos”). Ademàs
la S. Sede se batiò para que los paìses ricos,
con sentido de responsabilidad, se empeñen
en cancelar, o por lo menos reducir dentro
del dos mil, la deuda pùblica que estrangula
a los paìses pobres, haciendo imposible la
educaciòn y la liberaciòn de sus mujeres sin
convenientes recursos. Pero ellos no han ido
màs allà de vagos empeños de soluciones
futuras.
En un duro juicio el diario de la S. Sede
habla de “una grande ocasiòn fallida, porque
la batalla para detener los feminismos
sostenidos por las dominantes fuerzas
econòmicas, ha impedido de llegar a acuerdos
màs claros sobre los temas de la dignidad de
las mujeres y sobre los recursos necesarios
para un verdadero desarrollo y progreso de
ellas, que serà sin dudas el de la sociedad.
Igualdad, desarrollo y paz, que eran los
objetivos de la Conferencia, se quedan todavìa
como una meta lejana...” Red
Es tiempo de misericordia
Como sucede desde hace tiempo, el grupo
salesiano de Colle don Bosco (Asti, Italia,)
acogiò en Septiembre (22-23) dos encuentros
de oraciones guiados por P. Tomislav Vlasic’.
En el primero, dedicado a los religiosos y a los
sacerdotes, se tratò el tema: “El sacerdote frente
a las señales de los tiempos”: se invitaba a los
participantes a reflexionar sobre la figura del
sacerdote como guìa para ayudar a las almas a
discernir los eventos que el Espìritu promueve
en ellas y en la Iglesia. Los tiempos apocalìpticos
no son los tiempos de final desastroso -
explicaba P. Tomislav - como comùnmente se
interpreta. Màs bien son tiempos de inicio, de
la venida del Reino de Dios, de los cielos nuevos
y de la tierra nueva.
Por esto ha invitado a los
sacerdotes a entrar en el misterio de la propia
consagraciòn sacerdotal y profética, para
volverse guìas seguras y firmes para los fieles.
Al dìa siguiente 3.500 personas, a pesar del
tiempo desfavorable, llenaron las dos grandes
iglesias del Santuario (unidas con una maxi-
pantalla) para reflexionar sobre el tema de este
año: No vine para juzgar sino para salvar. “La
liturgia de la Palabra nos propone en este perìodo
la figura de Dios Padre, munìfico y misericor-
dioso, que busca a los propios hijos para
atraerlos hacìa El y colmarlos con sus dones de
amor. Busquemos nosotros también el Rostro
del Padre, descubràmoslo y dejemos que El nos
transforme en misericordia para los demàs, en
perdòn constante y en amor incondicional...”.
Con estas palabras P. Tomislav exhortò a la
asamblea atenta y ordenada, que dòcilmente se
dejò conducir en la reflexiòn a través de la
oraciòn y de la adoraciòn eucarìstica. Los padres
salesianos se ocuparon de las confesiones du-
rante todo el dìa.
Un clima recogido y silencioso, a pesar del
elevado nùmero de presencias, hacìa pensar a
como han madurado los hijos de Marìa en estos
ùltimos años, acogiendo la invitaciòn de la
Reina de la Paz, que llama a todos a una
profunda conversiòn del corazòn. Asì también
llamò a un pequeño rebaño a esta colina para
que, tras las huellas de Don Bosco, cada uno
pueda basar la propia vida sobre los “tres
grandes amore” que fueron la base de la obra
del Santo: la Inmaculada, la Eucaristìa y el
Papa. Que estos “tres amores” guìen también a
nosotros en el camino de santidad al encuentro
de Dios Padre, que nos espera para abrazarnos.
Stefania
Descubrir il rostro
misericordioso del Padre
para mostrarlo a los hombres
Una vez màs, sobre el tema de la misericor-
dia, hemos tomado algunos puntos fuertes del
discurso que P. Tomislav hizo el dìa después
ante el numeroso y muy atento pùblico que
llenaba la iglesia de Villanova, de donde sale
Eco.
Después de haber hablado de Marìa, que
ha despertado la vida en tantas almas a través
de sus apariciones, hablò de nuestra oraciòn,
que consiste en el volver a descubrir el rostro
de Dios para que la vida brote, florezca, se
vuelva feliz: la vida personal, la vida del matri-
monio, la vida de la familia y de la sociedad.
Toda nuestra incertidumbre humana consiste
en esto: hemos olvidado el rostro de Dios, no lo
conocemos. Pensemos como los santos eran
felices aùn siendo tan perseguidos..; Hemos
llegado aquì con nuestro programa de pedir
alguna gracia al Señor para algùn problema: un
sufrimiento, una tragedia, dificultades nuestras
o de nuestros familiares. Pero precisamente
cuando somos débiles, pecadores, cuando no
conocemos las salidas, es entonces la ocasiòn
para descubrir como es grande Dios...
Hemos oìdo las paràbolas de la oveja
extraviada, de la dracma perdida. Dios es amor
y busca al hombre precisamente cuando està
Siendo difìcil encontrar desde Italia pere–
grinaciones organizadas en autobus, es posi–
ble ahora ir cada mes a Medj. en peregrinaciòn
organizada con guìa espiritual, desde Ancona,
Italia
. La pròxima se fectuarà en los primeros
dìas de Noviembre, para la fiesta de todos los
Santos y los muertos. Para informaciones y
reserva–ciones: 085-880132 - PE, Italia.
MPORTANTE - Eco es gratuito. Quièn
desea enviar donativos puede enviarlos a la
direcciòn postal por medio de cheque.
background image
perdido, en todo lo que no està realizado: Dios
nos busca allì. Deja todo para buscarnos, para
mostrarnos su amor. Una mujer no se dà paz si
no encuentra su perla, el adorno para ir a la
fiesta; y entonces se olvida de todo para bus–
carlo. Asì es Dios con nosotros: pero nosotros
somos màs que una perla para El: vosotros valéis
màs que muchos gorriones.
Asì mismo, con el hijo pròdigo, el padre
antes de escuchar su confesiòn lo abraza y le dà
todo, lo anticipa en todas sus necesidades. Asì
hace Dios con cada uno de nosotros, cuando
estamos en pecado, en la debilidad. Este amor
de Dios es una tensiòn, una dinàmica viva, màs
grande que todo amor humano: el amor de una
mamà hacia el hijo es solo una pàlida imagen
del amor de Dios hacia nosotros. Encontrar a
Dios en la oraciòn, abrirse a El asì, quiere decir
sanarse, ser salvados. Buscar el rostro de Dios
es la cosa fundamental. ¿Qué nos ha enseñado
Marìa en Medj.? Ha manifestado su rostro.
¿Qué ha deseado de los parroquianos de Medj.?
“Que vosotros expreséis mi rostro en vuestro
rostro; deseo que el mundo pueda ver en vuestro
corazòn mi Corazòn Inmaculado, y la riqueza
que Dios ha preparado para la humanidad,
para las almas. Os doy todo: tomadlo, no lo
rechazéis”.
La oraciòn, que es la bùsqueda del rostro de
Dios es nuestra necesidad fundamental, como
para una planta recibir agua y sol para crecer,
florecer y fructificar. A menudo nosotros
cristianos buscamos las cosas que no necesita–
mos. Pero si encontramos a Dios, llevamos
frutos porque asì Dios se glorifica en nosotros.
Si estamos ocupados en nuestros programas no
podemos ni siquiera revelar Dios al mundo, a
nosotros mismos, al marido, a la esposa, a los
padres ò a los hijos; los hijos a los padres, los
amigos a los amigos; nosotros cristianos a la
sociedad para que venga la bendiciòn de Dios
y venga una vida tranquila. Esta no es teorìa.
Vosotros esposos podéis manifestar Dios el
uno al otro en la intimidad de vuestra vida, en
los ojos y en vuestro rostro. Pero podéis también
manifestar la falsedad, la mentira. Pensad,
vosotros padres, que desde el concebimiento el
hijo puede sentir vuestro amor, porque tiene un
alma y aquella alma percibe lo que està en el
alma de la mamà y del papà. Podéis dar Dios a
vuestros hijos en la educaciòn, podéis llevar la
bendiciòn a vuestro negocio.
Oìs que se habla de mal de ojo: ¿existe?
Claro que existe. Muchos casados se destruyen
el uno al otro con el odio que tienen adentro.
Muchos familiares provocan enfermedades el
uno al otro porque odian. Si amàis con el amor
de Dios, si manifestàis a Dios el uno al otro,
llevàis la bendiciòn el uno al otro y a todo lo
que hacéis, porque permitid que Dios conduzca
vuestra vida. Oraciòn es necesidad de descubrir
a Dios, es volver a tomar la vida de Dios dentro
de nosotros. Y nuestra misiòn es manifestar a
Dios a los demàs. El Evangelio nos enseña la
misericordia.
Si dentro de tì estàs lleno de misericordia,
entonces la puedes dar. Entre las obras
caracterìsticas de los primeros cristianos estaba
la limosna, pero unida a la oraciòn y al ayuno.
Hoy el hombre està disponible para dar dinero.
Pero la riqueza verdadera que podemos darle al
pròjimo es Dios, una bendiciòn continua. Las
crìticas, los chismes, las amarguras las hay
también en las personas que rezan: pero es
porque “dicen las oraciones” pero no “rezan”:
entonces dentro de ellos no corre la misericor-
dia.
Jesùs ha dado sì mismo en rescate, ha
mostrado una misericordia que sobrepasa todos
los confines de la maldad humana. A través de
nosotros la misericordia de Dios se puede
desbordar cuando estamos en condiciones de
darla, el uno al otro. Entonces la oraciòn se
ensancha, alcanza a los buenos y a los malos: se
vuelve una lluvia de bendiciones que baja sobre
las familias, sobre la Iglesia, sobre la humanidad,
y fructifica. Nuestra tarea es dar la vida de Dios
al pròjimo: a mis parientes, al compañero.
Aquì un cristiano alcanza el àpice: entonces
vivimos la comuniòn el uno con el otro con la
vida. Verdaderamente los matrimonios se
recons–truirìan; asì también las familias, las
parroquias, las comunidades, si tomàramos en
serio este camino que nos ha indicado la Virgen.
La Virgen es una imagen perfecta de la
Iglesia y nosotros también estamos llamados
para ser esta realidad. Si la Virgen dice que con
la oraciòn podemos detener las guerras, no es
magia. Podéis entender como se detienen las
guerras: cuando la lluvia del amor de Dios, a
través de nosotros, baja sobre los demàs.
Cuando la misericordia de Dios està viva en
cada uno de nosotros, entonces la potencia
del amor de Dios se manifiesta en la tierra.
Este es el progra–ma de Dios.Todo el resto que
queremos saber de las apariciones: ¿cuando?
¿donde? nos lleva fuera del camino.
El camino justo es encontrar la vida plena:
entonces no habrìa necesidad de convencer a
los pecadores, a los ateos: verìan a Dios que se
manifiesta en nosotros y a través de nosotros.
Esta es nuestra llamada. Pedid esta gracia y no
encerràos en las fòrmulas de oraciòn. Quién
reza profundamente encuentra que se abre un
espacio sin confines. Si buscaréis a Dios, no a
las cosas, las cosas no podràn turbaros; no
entraràn fàcilmente en vosotros ni amarguras,
ni odios. Aùn cuando Jesùs llevaba la cruz,
dentro de El no habìa amargura sino vida. La
Virgen nos llama no para decir las oraciones
sino para rezar para entrar presto en la vida y
manifestar la vida de Dios el uno al otro, y
después al mundo entero. Haced entender con
vuestro ejemplo que esta es la cosa fundamental
para el hombre.
P. Jozo con Obispos y fieles en Italia
P. Jozo visitò en Junio muchas ciudades
italianas, desde Gemona en Friuli a Cuneo, al
Santuario di Oropa, a Turìn. Por todas partes
millares de fieles abrieron sus corazones a la
Reina de la Paz. Gente de todas las edades se
quedaba en la iglesia hasta 5-6 horas.
Las catequesis de P. Jozo subrayaron por
todas partes la pobreza extrema en que se
encuentra el hombre de hoy, un hombre que
tiene todo pero que le falta todo. Presentando
los mensajes de Marìa dijo claramente que sin
la oraciòn el hombre no està en grado de
encontrar el camino justo. Tiene que poner de
nuevo la oraciòn en el primer puesto en la vida
cotidiana, para encontrarse a sì mismo y
reanudar el coloquio con Dios Creador, lejos
del cuàl hay solo obscuridad, desierto y tristeza.
“Con la oraciòn se puede todo. ¿Tu matri-
monio està en peligro? Reza y todo se ajustarà.
¿Tu hijo es un drogadicto ò un perdido? Reza
y los veràs sano. Si crees que un hijo nuevo es
demasiado, reza y recibiràs la gracia de
aceptarlo. ¿Te sientes vacìo y desalentado?
Reza y volveràs a tener confianza en la vida.
¿Te sientes lleno de egoìsmo, envidia y celos?
Reza y el Señor te liberarà de las dificultades
y de los pecados y harà que te vuelvas un
hombre nuevo, testigo de su amor. No tengas
miedo ante la oraciòn. Toma en las manos tu
rosario y confìa en el Señor. Llama y escucha
a la Virgen y comienza a caminar con Ella en
el camino de la conversiòn.
Cualquier cosa que haya sido tu vida,
cualquier pecado que hayas cometido, no
tengas miedo de regresar al Señor, como el
hijo pròdigo que se encontrò en los brazos
misericordiosos de un padre en espera conti-
nua. Haz una hermosa y completa confesiòn y
haràs feliz a tu Señor, y tù probaràs la alegrìa
del perdòn. Tu Madre te ayudarà a dar el paso.
¡Valor! Después volveràs a descubrir el don
de la Eucaristìa, de la Misa dominical, te
nutriràs del Cuerpo y de la Sangre de Cristo,
nutrimento que te permitirà de enfrentarte con
cualquier prueba con la paz en el corazòn.
Tén la Biblia en tu casa y dàle el puesto
que se merece. Lee un trozo cada dìa, quizàs
el de la Misa: la Palabra de Dios te iluminarà.”
En Cuneo el Obispo, Mons. Aliprandi, se
entretuvo cordialmente con P. Jozo y, después
del encuentro de oraciòn, hubo algùn sacerdo-
te que decidiò de ir a Medj. También en
Mondovì, en el gran Santuario de Vicoforte,
el joven Obispo Mons. Masseroni, al saludar
al padre, agorò para Medj. un pronto
reconocimiento como gran centro de
espiritualidad, de parte de la Iglesia, e invitò al
mismo padre a regresar presto a Mondovì para
un gran encuentro con todos los sacerdotes,
religiosos y fieles.
En Ivrea, en un caluroso coloquio, Mons.
Bettazzi dijo que habìa estado en Medj. tres
veces, una de las cuales con el llorado Mons.
Bello de Molfetta, y expresò toda su aprobaciòn
por la obra de este misionero de la Reina de la
Paz. El Obispo ya empeñò al padre para una
pròxima jornada de oraciòn en su diòcesis y,
como demostraciòn de solidaridad hacia el
orfanatorio que se està construyendo en Siroki
Brijeg para los huérfanos de guerra, ofreciò
todo el dinero a disposiciòn en ese momento.
En Turìn P. Jozo llevò el mensaje a
centenares de monjas y de voluntarios del
Cottolengo, en donde se renueva cada dìa el
milagro de la Providencia gracias al donativo
de la oraciòn y del sufrimiento, y visitò algunos
repartos de “incurables”, haciendo notar como
“Dios espera al que nadie espera”. Desde el
Santuario de la Virgen de la Salud, repleto de
fieles, hizo una larga oraciòn de liberaciòn
sobre la ciudad de Turìn, concluyendo: “Esta
no es una ciudad maldita sino bendita”...
(Matteo Rossi)
Como Marìa
puede vencer al demonio,
segùn el Obispo Milingo
El Obispo exorcista Mons. Emanuel
Milingo (Eco 122) estuvo algunos dìas en
Medj. a mediados de Agosto. Dado que
muchos sufren molestias satànicas, su
presencia fué providen–cial. Le preguntaron:
“Segùn su parecer, ¿a donde es que Satanàs
dirige mayormente sus esfuerzos en el mundo
de hoy?” Respondiò: “En estos 23 años de
ministerio, lo que me ha parecido màs claro
es el asalto de Satanàs a la familia para
destruirla. Vì en Australia grupos organizados
como Adoradores del demonio, que le
rendìan un culto con el fin de destruir las
familias. Lo vì con mis ojos. Y es aùn peor en
Europa en donde hay todavìa màs
organizaciones que quieren destruir los
matrimonios. Andad a los Parlamentos:
¿quién respeta el matrimonio? Las leyes estàn
contra él.
Mons. Milingo llama a la Virgen “la
màs potente exorcista del mundo”,
designada por Dios mismo. Hay muchos
medios para liberar y levantar a las personas
atormentadas por los demonios, pero a los
laicos él recomienda de ir con la persona
golpeada a una iglesia ante la imagen de la
Virgen
, que esté bendecida segùn el rito de
la Iglesia, y allì rece con aquella persona el
Rosario
. El mismo ha podido constatar en
estos casos como la Madre de Dios es poten-
te contra Satanàs.
Ademàs ha experimentado los beneficios
de las oraciones hechas delante del SS
Sacramento expuesto
. Se conduce allì a la
persona atormentada y se le pide que mire
fijo a Jesùs en la Eucaristìa
. Al principio no
querrà hacerlo y cerrarà los ojos en un estado
de agitaciòn. Pero después, perseverando en
la insistencia mirarà a Jesùs y se salvarà. (Sor
Emmanuel)
background image
25.06.95: 14° Aniversario - Campanarios preparados para la restauraciòn
Krizevac la altìsima Cruz
de cemento que domina
toda la zona, como agrade–
cimiento por todo lo que
Dios ha hecho por la gente
de esos lugares. Desde
entonces, el domingo des–
pués del 8 de Septiembre,
cerca de la Fiesta de la
Exaltaciòn de la S. Cruz,
cada año se celebra allà
arriba la Misa ante un gran
gentìo. Con las apari–
ciones de la Virgen el
Krizevac se volviò lugar
de oraciones para millares
de personas que suben el
monte, a menudo descal–
zos. ¡Cuantos han encon–
trado a Dios después de
esta dura subida! (Press
Bulletin)
rituales en este mundo materialista, para
renovar la Iglesia (Press Bulletin)
P. Jozo terminò su tournée en Canadà.
Mirjana se quedò 18 dìas en USA para 12
encuentros. Ella, que vive a fondo su vocaciòn
a la maternidad, a las mujeres que no quieren
tener hijos
les repite que tener hijos es la cosa
màs bella del mundo. Y a las parejas que
tienen miedo por el futuro... la Virgen dijo:
Màs hijos se tendràn mejor serà. Màs bien se
deberìa tener miedo de no poderlos tener.
“Ella sabe porque lo dice, precisa Mirjana, y
lo sé yo también, aunque si no puedo decirlo
(conociendo los 10 secretos, sabe muchas cosas
del mundo futuro, y ella se augura de tener
muchos hijos). No sòis vosotros los que decidìs
la felicidad de vuestros hijos. Confiad a Dios
y a la Virgen sus porvenires. No tengàis miedo.
La Virgen dijo a propòsito de los secretos: No
tengàis miedo, porque quienes toman a Dios
como Padre y a Mì como Madre ¡no tienen
que tener miedo! (Sor Emmanuel)
Noticias de la tierra bendita
Mil niños le presentan al Papa
las heridas de Bosnia
Vicka habla de aquella guerra...
que no termina nunca
El miércoles 30 de Agosto mil niños, todos
rubios, bajaron de autobuses con placas de
Mostar, Travnik, Bugojno: los mataderos de
Bosnia. Uno viò morir a siete amiguitos con
los que estaba jugando en un patio: una granada
de mortero. Tres hermanitos estàn abrazados
al papà, que tiene muletas y que se golpea la
pierna para indicar que es de madera: otra
granada. “Cada uno de estos, y son màs de
mil, han perdido a alguién en la guerra”, nos
resume seca sor Josipa Kordic’ que los guìa
para ver al Papa. Entre tantos también algunas
mujeres que fueron estupradas y que sufrieron
las violencias de la limpieza étnica.
Sor Josipa, croata, està vestida de blanco:
es el hàbito de las Misioneras de la familia
herida,
fundado por ella y por la hermana
Cornelia, que eran antes franciscanas,
inspiradas por la Virgen de Medj. Ahora
muchos jòvenes quieren unirse a ellas. Ellas
ayudan tanto a los musulmanes cuanto a los
croatas. Cuando vieron al Papa, blanco y lejos,
niños, mutilados, mujeres con el pañuelòn
negro en la cabeza, agitaron las banderitas
blanco-amarillas. El Papa dijo: “A los que
lloran a sus seres queridos tràgicamente
muertos, a los prisioneros, a los desterrados, a
las familias destruìdas... recemos juntos para
que venzan el amor y el perdòn”. ¿Amor y
perdòn? Lloran las campesinas, se secan los
ojos los hombres, los niños miran a aquel
hombre que habla el idioma de ellos.
Entre ellos el periodista Mauricio Blon–
det, el màs lùcido reporter de Bosnia, del muy
informado Avvenire, vé a Vicka la vidente.
Le repite la pregunta que ya le hizo hace 3
años (Eco 87): ¿Cuando terminarà la guerra?
“Una vez se lo preguntamos a la Virgen pero
no nos contestò” - responde Vicka sonriente e
inmutable. En cambio estaba preocupada de
que esta guerra no pueda terminar [el odio de
los corazones - ndr].
¿La Virgen misma tendrìa miedo de que la
guerra no termine? “¿De qué quieres que tenga
miedo Ella? - responde Vicka. Es de nosotros
que se preocupa. Desde hace 14 años està
entre nosotros para salvarnos, y nosotros
estamos màs lejos de lo que Ella nos pide. Con
tanto odio en los corazones, ¿como quieres
que la guerra termine?”
¡Ahora estàis ante el Papa! “Sì, aquì hay
mujeres que han perdido al marido, niños que
han perdido al padre. Por lo tanto vinimos a
donde él: es nuestro Padre, lo queremos mucho
y él nos quiere. Le pedimos que nos bendiga”,
concluyò Vicka.
¿También a los musulmanes? “Dios no
hace diferencias, no podemos hacerlas nosotros
tampoco”. ¡Pero los musulmanes y los croatas
se han descuartizado! “Pero la paz del corazòn
es hielo sobre la herida”, sonrìe ella.
Su encuentro con el Papa - Con los huér–
fanos, Vicka regresò entusiasmada de Roma .
Para el encuentro con el Papa tenìan un puesto
reservado en la Basìlica de S. Pedro. Nos dijo
- “El estaba menos cansado que en Marzo
pasado”. Nos bendijo y yo pude explicarle con
detalles esta obra para los huérfanos. El tomò
mi rostro entre las manos y me acariciò las
mejillas con una bellìsima sonrisa”. Ninguna
declaraciòn especial sino un feliz entendi–
miento de corazones entre ellos, como si
estuvieran al unìsono. (Sor Emmanuel).
La Fiesta de la Cruz - En 1933, año
centenario de la Redenciòn, se erigiò en el
También este año la Fiesta de la Cruz,
celebrada el 10 de Septiembre, ha atraìdo a
Medj. un gran gentìo. Muchos llegaron a pié
de sus villorrios, como en Fàtima. [A pesar de
las recomendaciones de varios Paìses de no ir
a Croacia ò a Bosnia-Herzegovina por causa
de la guerra, los càlculos de los periodistas
hablan de 50 mil personas presentes en el
Krizevac, en donde a las 11:00 A.M. Fray
Mirko Filipovic’ celebrò la Misa]. Para los
peregrinos extranjeros el espectàculo fué
ciertamente edificante: muchos regresaron
transformados viendo esta marea de hombres,
mujeres y muchachos croatas convergir hacia
la Cruz del Salvador. En 1984 la Virgen les
dijo: La Cruz estaba en el plan de Dios cuando
la habéis construìda,
y a menudo habìa pedido
de ir a rezar al pié de la Cruz. La vigilia de la
Fiesta de este año nos invitò a la apariciòn, en
la noche, a Vicka (Ivàn estaba ausente) y se
quedò con nosotros 18 minutos, confiàndonos
un empeño concreto: Queridos hijos, os invito
a rezar los misterios gloriosos ante la Cruz
segùn mis intenciones
, en vuestra familia o
en vuestra comunidad.
También en la vigilia
de la Asunciòn la Virgen, en la noche, se le
apareciò muy feliz a Ivàn en el monte,
acompañada por 3 Angeles y, después de
haber bendecido a cada uno de los presentes,
pidiò con insistencia: Queridos hijos, sed
incansables en la oraciòn. ¡Rezad, rezad,
rezad!
(Sor Emmanuel)
* P. Slavko, en su viaje con Ivàn a
Inglaterra, tuvo un encuentro de oraciones en
la iglesia del Espìritu Santo en Londres el 26
de Agosto. Después participò a un Via Crucis
con muchos sacerdotes catòlicos y anglicanos,
que acostumbran reunirse el primer viernes de
cada mes para meditar la Pasiòn de Cristo ante
14 estaciones preparadas por algunos artistas
en un bosque sugestivo. El 29 de Agosto gran
encuentro anual a donde los carmelitas de
Aylesford con la presencia de 9 mil personas,
y al dìa siguiente con sacerdotes catòlicos y
anglicanos. Ivàn partiò después para USA en
espera del nacimiento del primer hijo. Después
tiene en programa ir a otros continentes con
toda la familia para dar testimonio y regresar
a Medj. en primavera.
Después P. Slavko visitò Austria, donde
en Linz participò a 4 dìas con 50 sacerdotes, 3
Obispos y el Cardenal Stickle: entre los
relatores René Laurentin y otros famosos
teòlogos. En Fulda, Alemania, el 3 de Sep–
tiembre tuvo lugar un encuentro durante el
cuàl el famoso Arzobispo Diba celebrò la S.
Misa y hablò de los peregrinos de Medj. como
de personas “que perseveran y a las cuales
Dios les pide mucho”; después se asistiò a un
concierto para la reconstrucciòn de la destruìda
iglesia franciscana de Mostar. Fué hermoso
constatar como la Virgen ha creado grupos de
oraciòn y haya hecho crecer tantos hijos espi-
Un Obispo valeroso:
“¡Reconozcamos Medjugorje!
Muchos Obispos han venido aquì,
no hay ningùn peligro”
Mons. Kennedy es un Obispo australiano
que ha venido por tercera vez a Medj. con sus
propias insignias: por esto no ha pasado
inobservado. Aprovechando las breves pausas
de su presencia logramos conversar con este
hombre de mirada bondadosa, y le pregunta–
mos ¿cuando oyò hablar de Medj. y cuando
vino aquì la primera vez?
R. De Medj. oì hablar solo en 1985, pero
me mantuve siempre informado sobre las
apariciones, aunque ni soñaba nunca de poder
ir màs allà de Lourdes. Ahora estoy contento
de estar aquì porque Medj. es una experiencia
particular. Maduré mi decisiòn de venir en
1990 pero pisé esta tierra en 1993 y después en
1994, y héme aquì en 1995, espero que también
en 1996.
P. ¿Qué siente en este lugar?
R. Tengo la sensaciòn de algo grandioso y
muy serio. Cada vez que vengo siento algo
màs y mejor. Tengo la absoluta certidumbre
de que la Virgen està presente aquì, asì como
en Lourdes. La paz que se encuentra aquì es
difìcil encontrarla en otra parte sobre la tierra.
Hay que venir aquì y entonces se podrà hablar.
P. Segùn Ud., ¿puede influir Medj. en la
paz del mundo?
R. Depende de la gente que tendrà el
privilegio de venir aquì. Vivir el mensaje de
paz allà en donde tiene orìgen es un momento
fuerte; y màs fàcilmente se vuelve vida vivida
cuando se regresa a la casa. Es un poco màs
difìcil para quién se limita a leer el mensaje ò
a ver las fotografìas. Es necesario que vean,
background image
con nuestro ejemplo, como ha influìdo en
nosotros el mensaje de paz. Y a este punto,
cuando se verificarà en nosotros el cambio, ni
siquiera se tendrà que hablar màs.
P. ¿Cree en las apariciones de Medj.?
R. No tengo ninguna duda. Si no creyera
no habrìa expuesto asì mi posiciòn. Aunque si
la Iglesia no ha todavìa reconocido oficial–
mente estas apariciones, para mì son iguales a
las de Lourdes y Fàtima.
P. Ud. es uno de los raros Obispos que
encontramos aquì...
R. Son muchos los Obispos que han
venido y que vienen aquì, sin que vosotros
sepàis que son Obispos
. Vienen vestidos
como normales sacerdotes, o también en traje
de particular. Pareciera que yo soy el ùnico
que ha tenido el valor de venir con las propias
insignias de Obispo y, asì vestido, caminar
por Medj., aunque si parece extraño que un
Obispo lleve estos signos en un lugar diverso
del suyo. Simplemente sentì que tenìa que
hacer asì. Con esto quiero manifestar
abiertamente mi parecer, es decir que la Iglesia
tiene que reconocer cuanto antes a Medj.
P. ¿Qué le dirà a su gente cuando regrese
a Australia?
R. Antes que nada diré que no hay ningùn
motivo de tener miedo de ir a Medj. ¿Tienen
miedo de la guerra, de los bombardeos? Aquì
no sucede nada de esto y no sucederà. En el
mundo se han difundido tantas mentiras. En
todo este territorio no hay situaciòn de peligro.
Tienen que saberlo los catòlicos, los cuales
tienen que venir aquì. ¿Vé? Aquì en Medj. se
respira una paz sobrenatural y se crea una
corriente de amistad que no se puede
explicar
. Quisiera que entre nuestra gente en
Australia hubiese el aire de familia que se
respira en este pequeño lugar “entre los
montes”, segùn el significado del nombre...
P. ¿Quisiera decir una palabra a nuestros
lectores?
R. Les pedirìa de quedarse fieles y de
sentirse responsables de lo que aquì sucede.
Que tengan presente de quién viene esta guer-
ra, porque son muchos que no lo creen... Hay
que rezar por los jòvenes que van a la guerra.
Verdad y justicia venceràn porque el tiempo
està de parte vuestra. Dios traerà paz y bienestar
a todas vuestras tierras...
(De Glas Mira, Agosto ’95, trad. de D.
Remigio Carletti, Trieste)
* Viajes siempre seguros para Medj. - Por
la costa adriàtica: Pullman diario desde la
estaciòn de buses de Trieste, alas 6:00 P.M., llega
a Medj. a las 8:00 A.M. Regreso de Medj. a las
6:00 P.M. Precio de ida y vuelta variables, vàlido
por 10 dìas.Via mar, desde Ancona, lunes, mièr–
coles y viernes, llega a Split a las 8 A.M. y con
pullman a Medj. Regreso domingo, martes y
jueves. Via aèrea Milàn-Zagabria para Split.
CADENA DE ADORACION
El Centro Marìa de Roma, tras las
huellas de la iniciativa de Eco francés y de
otras ediciones, invita a una cadena de ado–
raciòn
al SS. Sacramento, para adherir a la
invitaciòn de Marìa. Pueden inscribirse
escogiendo con empeño libre y personal,
una hora ò media hora, cada dìa o cada
semana, solos o en grupo, mejor si delante
del SS. Sacramento. Notificar por escrito o
por teléfono al Centro Marìa:
Nombre.................... Ciudad...............
Dìa.......... Desde la hora.......... hasta la
hora.........., o todos los dìas desde la
hora.......... hasta la hora..........
Este empeño darà alegrìa a la Madre
Celeste, y los nombres de los participantes,
junto con los de las demàs naciones, seràn
entregados a Ella durante una apariciòn.
Centro Marìa, Cas. Post. 11/33 - 00141
Roma, Italia, tel. 06-86800555.
Señalamos también la Cadena del Ro-
sario continuo de Faenza, Italia: tel. a Marìa
Grazia, 0546-620134 desde las 6 P.M. a las
10 P.M.
¿Obligados a terminar la inùtil
guerra?
Las suertes de la guerra en Ex-Yugoslavia
cambiaron. Por mucho tiempo el sueño loco
de la gran Servia parecìa realizarse, gracias al
terror y a una ingente superioridad de medios.
Ahora aquellos hombres, hasta ayer arrogantes
y desdeñosos, que pensaban a un fàcil paseo
de conquista, son los primeros a pedir los
tratados para cerrar la partida ya perdida. Los
agredidos, croatas y musulmanes, han resistido
por años, abandonados a sì mismos. Ahora,
armados modernamente y aprovechando del
macizo ataque aéreo de la NATO, que obligò
a los servios a retirar los cañones del asedio de
Sarajevo, pasaron a la ofensiva hasta conqui-
star Krajna y el 60% del territorio bosnìaco
(les habìa quedado el 25%). Ahora la euforia
de la victoria parece empujarlos màs allà,
hasta la ciudadela de Banja Luka, en donde
hasta 100 mil pròfugos se han refugiado.
Pero los estadounidenses hacen presiòn
para que se concluya ràpidamente la partida
con una conferencia de paz, en donde tendrìa
que ser estatuìda la divisiòn étnica de Bosnia
(¡no olvidemos que es un Estado Soberano!),
para evitar, en el caso de otra derrota de los
servios-bosnìacos, la intervenciòn de la amiga
Rusia, que podrìa caer en manos de comunistas
y nacionalistas en las pròximas elecciones.
Pero los vencedores de hoy levantan el precio
de la paz en la conferencia apenas comenzada
en U.S.A. entre servios, croatas y bosnìacos.
Solo Dios sabe lo que vendrà.
La tragedia de los pròfugos
Pero, mientras tanto, los màs derrotados
son siempre los pobres. El Alto Comisariato
de las N.U. para los pròfugos ofrece cifras
elocuentes: en total 3.777.000 pròfugos
(2.700.000 en Bosnia, 563.000 en Servia,
385.000 en Croacia) esperan que se acabe la
guerra para poder regresar, si es posible, a sus
tierras, o establecerse en donde la limpieza
étnica los han echado, o donde no se sabe...
porque los pròfugos, como sucede en Servia,
pueden volverse una mecha para los gober–
nantes. ¡Pero cuantos viven bajo tendones
improvisados, o entre los escombros de las
casas, privados de todo! ¿Y en cuales
condiciones tràgicas tiene lugar el éxodo al
cuàl asistimos? Viejos, mujeres niños, sin
reparo, sin comida, a excepciòn de poquìsimos
vìveres que hay que dividir entre millares, en
fuga sobre desgastadas carretas arrastradas
por caballos.
Estos episodios apocalìpticos son el fruto
de una cultura que identifica sin remisiòn el
Estado con la etnìa o la raza.Y es fàcil imaginar
que los odios, las venganzas y las reivindi–
caciones aumentaràn después de la particiòn
de Bosnia, que todos ya parecen resignados a
aceptar, mientras que la paz entre los hombres
se hace solo actuando los principios de la
convivencia pacìfica entre los diversos. Pero
es evidente que la “justicia” de los grandes
tiene apuro de mostrar una apariencia de
soluciones legìtimas para esconder la
vergüenza de las propias traiciones, y de la
propia impotencia ante el grito de los pobres y
de los desesperados.
Màs que nunca se hacen urgentes las
ayudas para estos pròfugos. Aunque las fuentes
oficiales ponen en muestra solo convoys
provenientes de las organizaciones estatales,
sabemos que la mayor parte de las ayudas
para Bosnia-Herzegovina vienen de parte
de los amigos de Medjugorje, ò de parte de
voluntarios estimulados por la caridad. Que
Dios continue a bendecir su dedicarse gene-
rosamente:
¡Lo habéis hecho a Mì!
* Madre Teresa de Calcuta, en su 85º
cumpleaños recibiò una condecoraciòn del
Presidente de la Repùblica Croata. El
Embajador croata Dr. Stambuk, recomendò el
pueblo croata a sus oraciones, invitàndola a
Zagabria y a Medj. y deseàndole de seguir
sirviendo a los pobres para la gloria de Dios,
Madre Teresa prometiò ir a Croacia antes que
termine el año, salud permitiendo, y expresò
su deseo de ir a Bosnia y a Medjugorje (Press
Bulletin).
* Mirjana: me impresionò el tono
suplicante con el cuàl Marìa pide de inter-
ceder antes que nada por los no creyentes
:
“Si vosotros pudieràis ver solo una vez la
làgrimas que corren por el rostro de la Gospa,
por los no creyentes, rezariàis por ellos todos
los dìas, y no los olvidariàis màs nunca”.
Desde Buenos Aires: En Eco sentì una
llamada personal a la conversiòn y un empeño
a ponerme al servicio de las almas... Gracias
por el esfuerzo heròico que es el llevar adelante
esta publicaciòn, que es una bocanada de aire
puro en este mundo sin Dios que nos asfixia
(Catalina B. De Koleff).
Desde Lier (Bélgica) - “Imposible describir
nuestra felicidad al encontrar cada mes un Eco
de Marìa tan estimulante y un verdadero ali-
mento para el alma... El cielo està con vosotros:
continuad a sostenernos porque el mundo y
nosotros lo necesitamos”
Miguel de Portugal hace notar a Eco una
cierta contradicciòn entre el espìritu positivo
que lo anima (diferente a tantos mensajes
catastròficos) y el artìculo del Obispo Hnilica
sobre la grave situaciòn de la Iglesia (Eco
121).
Son cosas muy diferentes los mensajes
catastròficos y las observaciones de un Obispo,
apostol de Marìa. También la Virgen subraya
a veces nuestros comportamientos negativos,
pero siempre se dirige a nuestro bien. Tù dices
que esta contradicciòn de lenguaje crea
confusiòn. Pero cuanta mayor confusiòn crea
la lectura de la Biblia con lenguajes y actitudes
tan contrastantes, ¡si no se lee con el Espìritu
de Dios! Reza y el Espìritu te harà comprender
que tendràs que tomar parte también tù, como
todos los hijos de Marìa, a la obra de redenciòn
para remediar los males que lamentamos, de
modo que Dios use misericordia.
* Un torero mejicano dà testimonio sobre
Medj. - Manuel Capetillo De Flores estuvo en
Medj. a fines de Julio y dijo: “Tengo 38 años,
soy torero de familia: las historias de los toros
y las luchas de mi padre en las corridas han
llenado mi vida. En 1981 fuì promovido a
torero, tengo 400 corridas en mis espaldas,
pero ahora soy un torero que ha cambiado
vida”. A la pregunta, ¿por qué vino a Medj.?,
él respondiò : “En Méjico oì hablar de las
apariciones y ya he venido 2 veces. El año
pasado vivì momentos profundos en la colina
de las apariciones, en una noche muy frìa: una
gran paz invadiò mi corazòn y rogué, como
nunca antes habìa hecho, que Dios, a través de
Marìa, abriera completamente mi corazòn.
Siendo conocido en todo el mundo, en el tiempo
que me queda quiero ser, por todos lados, un
torero apostol del mensaje de paz de la Virgen.
Para terminar, he sentido Medj. como un gran
estadio en donde Dios, a través de Marìa, lucha
contra el mal adentro y afuera de nosotros para
llenarnos de su amor y de su jùbilo”. (B. Press)
Eco de Marìa se encuentra en todas las
lenguas principales en Medj., en la tienda de
souvenirs
afuera de la iglesia, (cerca de la casa
parroquial); el depòsito està en el Centro
informaciones MIR, apenas se pasa el puente,
yendo hacia la iglesia, a la izqierda.
background image
Un mal que nace en la familia
y que solo el amor sana
A otro joven de la comunidad Cenàculo,
durante el Festival de la Juventud, se le pidiò
que contara la propia vida antes de entrar en
la comunidad. El respondiò:
Como para la mayor parte de los
muchachos de la comunidad hubo un poco de
problemas en familia, porque el drogadicto
nace y crece propio en la familia. Por ejemplo,
cuando nacì mis padres construyeron un re-
staurante, y mi abuela le dijo a mi padre y a mi
madre: “Ahora no podéis cuidar al niño porque
tenéis que ocuparos del nuevo trabajo”; por lo
tanto comencé a estar con mi abuela. Me
encariñé con ella y con ella me quedé hasta los
22 años. Claro que dentro de mì habìa un
sufrimiento porque veìa que mis amigos
estaban con el padre o con la madre, en cambio
yo iba a la escuela acompañado por mi abuela.
Estas cosas, dentro de mì, provocaron
sufrimiento porque me sentìa diverso que los
demàs. Màs adelante sentì también la necesidad
de tener hermanos; yo soy hijo ùnico y muchos
de nosotros en la comunidad son hijos ùnicos.
También esto es importante: tener alguién con
quién dialogar.
La droga para mì comenzò porque estaba
solo conmigo mismo, hacìa todo a escondidas,
me ofrecìan un cigarrillo e iba a fumarlo con
mis amigos. Necesitaba un padre que me
hablase y me preguntase si habìa hecho algo
malo. Pero este diàlogo, desde pequeño, no lo
tuve nunca en la familia, y entonces hablaba
con los amigos de mi edad, que no podìan
ayudarme. Mi familia me daba todo lo que era
materialmente necesario; por lo tanto tuve la
bicicleta y después el motor-scooter: Enseguida
todo. No he aprendido a ganarme las cosas y
a saber esperar para conquistar con el sacrificio
lo que era necesario. Todo esto me dejaba
insatisfecho. Después vino la motocicleta
grande, después el coche, y después del coche
ya comenzaba a fumar hascis, y después vino
automàticamente la heroìna.
Pero sinceramente, por una parte, estoy
también contento de lo que sucediò. Veo tantos
jòvenes que no se drogan y sin embargo estàn
apagados: en cambio yo, en la comunidad, he
tenido la posibilidad de comprender el
verdadero valor de la vida, aunque si para
llegar a esto he tenido que pasar por una fea
experiencia, que me ha hecho sufrir mucho
también. Por lo tanto, por una parte, siento que
tengo que agradecer a Dios por esto. Ahora
también con mis padres ha nacido una relaciòn
nueva: de vez en cuando voy a la casa y ellos
vienen aquì, hay màs libertad entre nosotros.
No tengo nada que reprocharles porque, si han
cometido errores lo hicieron en buena fé, para
no hacerme pasar los trabajos que habìan
tenido ellos, para quitarme el sufrimiento, que
sin embargo a mì me servìa. De todos modos
no cambiarìa mis padres por otros, porque
precisamente los acepto como son, los quiero
como son y ni siquiera lo querrìa diversos.
Ahora, en la comunidad el Señor està
haciendo que vuelva a descubrir todo lo que es
la familia. Siento que mi experiencia es ùtil
para los jòvenes que piensan formar una
familia. Una cosa importante es saber amar a
los niños, saber perder el tiempo para ellos,
màs que comprarle cosas. También en la
comunidad estoy viendo que serìa màs fàcil
para uno que està mal cuando entra darle una
pastilla para hacerlo dormir toda la noche sin
problemas. En cambio si entra uno que està
mal uno de nosotros tiene que estar cerca del
él para hacerlo hablar. Esto es muy duro, pero
después el mismo muchacho se sentirà amado.
Esto es muy importante para hacer nacer una
familia.
También mis padres se decìan cristianos y
rezaban. ¿Pero que veìa el domingo? Mi padre
salìa de la Misa y era la misma persona, iba a
cacerìa, estaba con los amigos pero no mucho
con mi madre. O veìa que salìa de la iglesia y
blasfemaba, estaba triste. La Misa no cambiaba
nada de su vida. Por esto, ni siquiera yo he
estado nunca muy atraìdo por ir a la iglesia,
porque decìa: “En fondo él reza y es igual a
mì; por lo tanto rezar o no rezar es la misma
cosa”. También los niños y los jòvenes
necesitan ver que los padres con la Misa
cambian. La garantìa para tener hijos que no
se drogan es que vivan en una familia abierta,
viendo que los padres acogen en la casa a un
pobre y le dan de comer, que estàn atentos a
una viejita que està sola y vive cerca. Necesitan
ver que la oraciòn los cambia en la vida.
Entonces no habràn hijos drogados. Esto lo
estamos experimentando precisamente en
tantas familias de muchachos que estaban en
la comunidad y, después de casados, han
regresado a la comunidad con la esposa, y
algunos tienen ya 3 hijos. A estos niños les
cuesta menos que a los padres arrodillarse
para rezar porque los ven que, gracias a a la
oraciòn, son buenos y altruìstas, prontos a
ayudar a los pobres y a los que necesitan...
P. Para concluir, ¿qué le puedes decir a
una persona que se droga?
Quién se droga, como en mi caso y en el de
muchos otros, tiene que ser ayudado en la
manera justa. Por primera cosa los familiares
tienen que quitarle todas las provisiones que
recibe en familia si él no se decide por la
comunidad. Es difìcil que uno pueda entrar en
la comunidad solo, sin particulares motivos, si
no ha tocado el fondo, o no ha tenido que
romperse la cabeza. Yo entré para esquivar la
càrcel. Muchos entran porque la familia le
cierra las puertas y no los quiere màs.
Para ayudar a un drogado que te pide
dinero la mejor cosa es decirle: si quieres te
doy de comer, te compro un emparedado, te
hago conocer esta comunidad, pero dinero no
te doy. Y asì también las familias: si saben que
el muchacho se droga tienen que tener el valor
de decirle: o vàs a la comunidad o en la casa
no entras màs. Lo sé que es terrible para una
madre pensar que el hijo està fuera de la casa,
o que và a robar y que puede estar en la
prisiòn: es difìcil dar este paso pero es esencial.
Y si después entra en la comunidad y sabe que
todavìa en la casa hay puesto para él, después
de dos dìas se sale, porque la vida de la
comunidad es muy dura. Aquì no se fuma, no
se bebe, no hay diarios, no hay televisiòn, no
hay mùsica: cosas que asustan a un drogado
que vive de esas cosas. Por esto nadie darà ese
paso por sì mismo: se necesita rezar por estos
muchachos y ayudarlos a decidir con mucha
firmeza. Cuando ya no tienen màs un puesto al
cuàl agarrarse, entran en la comunidad, en
caso contrario se van.
Construir una fuerza de voluntad
Otro nos cuenta: ... Quemé muchos años
de mi vida. Veìa a los muchachos que iban al
oratorio y me reìa de ellos. ¡Si pudiera echar
para atràs! El camino justo para comprender y
vivir bien es el que te enseña el Señor. Es
verdad que no tenìa mucho diàlogo con mis
padres, pero no hay que darle toda la culpa a
ellos...
La droga nos lleva a morir en todo sentido,
a no tener màs la capacidad de construir una
fuerza de voluntad, rezando y dando gracias al
Señor por lograr renunciar a tantas cosas.
Aùn cuando no me drogaba tenìa el coche,
la novia, iba a las discotecas, y sin embargo,
cuando regresaba a la casa no estaba contento,
porque, en fondo, no era la novia, la discoteca
ni el hermoso trabajo los que me daban la
alegrìa. Y asì fuì a buscar la droga, mientras
que al que aprende a apreciar las cosas simples
de la vida que Dios nos dona, le es difìcil caer
en la droga.
Y asì, cuando llegò el coche, no lo aprecié
bastante porque no me lo habìa ganado yo con
el sacrificio... Para no caer en la droga se
necesita aprender a hacer sacrificios, y saber
echarse para atràs en las cosas equivocadas.
Entonces, en vez de renunciar a una cosa
placentera, decìa: ¡es igual! En cambio ahora
sé que este placer instantàneo se apaga
enseguida y después falta la fuerza de voluntad
para reaccionar a cualquier obstàculo que
encuentras en la vida, que hoy puede ser una
cosa pequeña y mañana una cosa grave. Antes
no lograba renunciar a ese cigarrillo, a ese
hascis, pero esto me llevò a ser débil de
caràcter, a no saber màs renunciar a algo. De
consecuencia cuando me encontré ante la droga
pesada, ¿como podìa decir que no si antes
nunca habìa dicho que no? Si antes nunca hice
un sacrificio para construir esta voluntad para
decir que no a las cosas que no estaban bien,
no podìa, ante las situaciones màs graves,
decir que no. Se necesita esta fuerza de
voluntad, y pedirle al Señor que te ayude a
echar para atràs, porque después es demasiado
tarde: màs caes màs te vuelves débil...
Silvio: en la cruz
a doce años
“Soy muy alto y tengo cabellos negros,
ojos castaños, piernas y brazos largos. Las
tareas las hago lentamente, no escribo
ràpidamente pero trato de hacerlo bien. Juego
con alegrìa y si alguién se hace mal me retiro
del juego para curarlo, y si no es grave conti-
nuo a jugar. Si encuentro alguién que pide
limosna, si tengo algo lo dono con amor, para
que viva una vida mejor. Cuando voy a Misa,
voy porque me siento pecador y le pido perdòn
al Señor, confesàndome y recibiendo la
Comuniòn... Trato de ser bueno con todos,
pero a veces no lo logro...” He aquì el retrato
de Silvio, que él mismo nos ofrece. Silvio
Dissegna naciò en Poirino (Turìn) en 1967.
En la Navidad de 1977 (Silvio tenìa 10
años), los padres le regalaron la màquina de
escribir. Lleno de alegrìa inaugurò el regalo
escribiendo para la mamà: “Querida mamà, te
agradezco por haberme traìdo al mundo, por
haberme dado la vida, ¡que es tan bella!
¡Tengo tantas ganas de vivir!” A inicios de
Enero de 1978 los primeros sìntomas del mal:
insistentes dolores en la pierna izquierda hacen
necesaria una hospitalizaciòn para los
controles. La diagnosis es despiadada: càncer
en los huesos. Desde ese momento en adelante
la historia de Silvio es la historia de un largo
y dolorosìsimo Calvario.
Cuando, en el primero de los 7 viajes a
Parìs para la quimioterapia el papà lo deja en
la noche, Silvio trata de esconder los
lagrimones: estar solo, de noche, en un
hospital, con el mal que te atormenta, en
donde no entiendes el idioma... ¡Y tenìa solo
11 años! Pero enseguida conociò a una enferma
de Turìn: tenìan en comùn la misma patria y
el mismo mal.
Junto a Silvio estaba hospitalizado un
enfermo que blasfemaba continuamente. Al
principio el niño se ponia a llorar, pero después,
sintiéndose llevado a la reparaciòn comenzò a
rezar en voz alta tantas Ave Marìa cuantas
eran las blasfemias que habìa oìdo. Una
mañana le dijo al papà: “Papà, aquì en Parìs
no lograré reparar con otras Ave Marìas todas
las blasfemias que aquel hombre lanza contra
el Señor y la Virgen, todavìa tendré que rezar
otras cuando regresaré a Italia”.
En su rostro, marcado por el dolor, no se
apagaba nunca la sonrisa. Le confiaba a sus
padres: “Desde que vì al Niño Jesùs en el
sueño sufro menos, porque soporto todo por
amor a El”. Un dìa le dijo a la mamà: “Mamà,>
background image
Novedad: Ahora Eco se distribuye
también por INTERNET, por el momento
en 7 idiomas, de parte de los amigos de
Bolzano, Italia. He aquì la direcciòn:
http://WWW.eclipse.it/medjugorje
A nuestros lectores - Damos gracias a
Dios por vosotros, por la Providencia que
viene en nuestra ayuda. Esperamos testimo–
nios. Decimos ahora hasta luego, al nùmero
de Diciembre
; la ausencia de la secretaria por
motivo de matrimonio nos impide enfrentarnos
con el trabajo de expediciòn, siempre màs
complicado, y que pesa enormemente. Nos
comprenderéis. En este nùmero hemos
incluìdo el ccp (para Italia) para vuestros
donativos, ahora màs que nunca necesarios
por el aumento de los gastos. Que la Cadena
del Rosario nos una a todos y a todos nos
bendiga la Reina de los Santos en el nombre
del Padre, del Hijo y del Espìritu Santo. Amén.
Villanova Majardina
26 de Septiembre de 1995
Respons.: Alberto Lanzani - Tip. DIPRO, Roncade (TV)
debilitar siempre màs la fuerza de su >(Pag. 8)
>> (de pag. 1) diabòlico poder. Por esto, cada
Rosario rezado bien es un duro golpe dado a la
potencia del mal, es una parte de su reino que
viene derrumbada.
- La cadena del Santo Rosario obtiene, en
fin, el resultado de volver a Satanàs comple-
tamente inofensivo.
Su gran poder es destruìdo.
Todos los espìritus malignos son echados
adentro del estanque de fuego y azufre, la
puerta viene cerrada por Mì, con la llave de la
potencia de Cristo, y asì no podràn salir màs al
mundo para perjudicar a las almas.
Ahora comprendéis, hijos mìos predilectos,
por qué en estos ùltimos tiempos de batalla
entre Mì, Mujer vestida de sol, y el gran
Dragòn, Yo os pido de multiplicar por todas
partes los Cenàculos de oraciòn, con el rezo
del Santo Rosario, la meditaciòn de mi palabra
y vuestra consagraciòn a mi Corazòn
Inmaculado. Con esto dàis, a la Mamà
Celestial, la posibilidad de intervenir para atar
a Satanàs, para que asì se pueda cumplir mi
misiòn de pisarle la cabeza, es decir, derrotarlo
para siempre, encerràndolo adentro de su
abismo de fuego y azufre.
La humilde y fràgil cuerda del Santo Ro-
sario forma la fuerte cadena con la cuàl haré
prisionero al tenebroso dominador del mundo,
el enemigo de Dios y de sus fieles siervos. Asì,
una vez màs, la soberbia de Satanàs serà
derrotada por la potencia de los pequeños, de
los humildes y de los pobres. Mientras que
hoy os anuncio que està cercana esta gran
victoria mìa, que os llevarà a segura liberaciòn,
os dono la confortaciòn de mi maternal
presencia entre vosotros, y os bendigo” (MSM)
>trata de ser buena, mejòrate, reza màs...”. Y
la mamà: “Silvio, yo rezo...”. Y él: No basta
mamà: màs, màs...”. Su papà escribiò en su
diario en relaciòn con esto: “Silvio nos ayuda
a mejorarnos, con sus consejos y ejemplos,
con sus silenciosas oraciones y sufrimientos”.
En los primeros dìas de Marzo de 1979 Silvio
no logrò levantarse màs de la cama. El mal
avanzaba y se llegò a la morfina: “Mamà,
¡cuanto sufrimiento tiene tu querido Silvio!
Trata de hacer algo para hacerme sanar. Dìle
a Don Luigi que venga todos los dìas para
traerme a Jesùs, para que dé fuerzas, a mì y a
vosotros”. A fines de Mayo las piernas estaban
completamente paralizadas. Un sufrimiento
atroz le daban las medicaciones de las llagas
sangrantes que se le habìan abierto en todo el
cuerpo.
Una pierna se le rompiò: las inyecciones
aumentaron hasta 8 al dìa. De noche Silvio
continuaba a rezar en voz alta el Rosario,
meditando largamente los misterios. A la
mamà, que se ofrecìa para rezar con él, le
decìa: “Tengo que quedarme solo con Jesùs,
hablarle, decirle lo que tengo dentro del
corazòn. Tù, mamà, descansa, que estàs
cansada y necesitas dormir”. En la mañana
del 10 de Junio, cuando se despertò, Silvio no
podìa ver màs: se habìa vuelto completamen-
te ciego: “Mamà, qué feo es no poder ver el
sol, la luz, las plantas, las flores, ¡pero
sobretodo no poder verte a tì, a mi papà y a
Carlos (el hermanito)!”. Un dìa, mientras que
la mamà le estaba leyendo la historia de los
pastorcillos de Fàtima, Silvio la interrumpiò:
“A Jacinta y a Francisco la Virgen les prometiò
que los iba a llevar al Paraìso, a mì la Virgen
no me ha prometido nada. Pero la siento muy
cerca de mì. Mamà, ¿si me muero iré al
Paraìso?”. Y prosiguiò: “Mamà, cuando un
dìa tù estaràs por morir, y sufriràs mucho,
recuérdate de mì, piensa a tu Silvio ¡que
también sufriò mucho! Siento que estoy por
morir: es como cuando uno muere un poco a
la vez”. En la tarde del 26 de Julio le estallò
la pupila del ojo izquierdo, que tenìan que
medicarle dos veces al dìa, en medio de atroces
dolores agudos. Todo el cuerpo era un lanci-
nante dolor: solo el peso de las sàbanas lo
hacia estremecer. En la noche del 25 de Julio
soñò a la Virgen que lo llamaba hacia Ella. Le
confiò a la mamà: “Tenìa una voz muy dulce,
suave, no podrìa explicar, como la de una
niña, pero ni siquiera... y yo no podìa alcanzarla
porque habìan unas rocas que me separaban
de Ella, y no lograba sobrepasarlas...”. Una
tarde la mamà le dijo: “Serìa mejor que yo
estuviera enferma, en vez de tì, y que tù
estuvieras bien”. “No, mamà - replicò Silvio
- prefiero ser yo el enfermo porque tù me
puedes curar y estàs cerca; mientras que si
fueras tù la enferma no tendrìas a tu mamà a
tu lado”. Cuenta una amiga de la familia: “Un
dìa le dije: «Silvio, quisiera hacer una
transmisiòn de radio con el Corito de S. Marìa,
para lanzar una llamada de solidaridad y
hermandad entre los hombres. Dìme un
pensamiento tuyo». El respondiò decidida–
mente: «¡No, no, por favor; yo no tengo nada
que decir!
Y después de todo un mensaje por radio
sirve solo para Italia mientras que si yo digo
una Ave Marìa en mi cuarto, la digo por todo
el mundo». Un dìa Silvio me hizo esta
pregunta: «¿Jesùs pide sufrimientos para sal-
var a las almas?». Yo le respondì afirmativa–
mente añadiendo que tal servicio se lo pide
solo a los hijos predilectos, destinados a una
santidad heròica... No respondiò nada pero
entendì perfectamente que Jesùs se servìa del
sufrimiento de Silvio para salvar a los
pecadores, y que Silvio sabìa lo que Jesùs le
pedìa”.
El final estaba cerca: el calor y el sudor le
agrandaban las llagas siempre màs. Lo oìan
repetir; “Señor Jesùs, yo sufro como cuando
tù llevabas la cruz y te pegaban. Yo estoy aquì
en mi cama con tanto mal: uno mis
sufrimientos a los tuyos. ¡Quédate cerca de
mì Jesùs! Y todavìa: “Mamà, yo estoy
recorriendo el camino del Calvario, pero
después todavìa estarà la crucifixiòn. Siento
que asì no podrà durar mucho. ¿Qué hago
todavìa en este mundo? Mamà prepàrate...
Quiero rezar solo. Jesùs quiere de mì muchos
sufrimientos y oraciones”.. El 24 de
Septiembre de 1979, gritando “Mamà, papà...”
Silvio dejò la tierra para ir al Cielo. Ahora se
ha abierto la causa de beatificaciòn.
El padre, empleado en Fiat, demostrando
una gran fé hizo escribir en el periòdico
“Illustrofiat”: “El primero de Julio de 1967,
en las pàginas de “Illustrofiat” pude anunciar
con alegrìa mìa y de mi esposa el nacimiento
de nuestro pequeño Silvio. Ahora te pido que
escribas que, después de dos años de atroces
sufrimientos, Silvio ha muerto, regresando en
los brazos del Padre, que lo esperaba. Te
ruego, todavìa, querido periòdico, que escribas
que nuestro querido Silvio fué un niño
maravilloso, siempre alegre, sonriente y ge-
neroso con todos. Cuando la enfermedad lo
hiriò, aùn deseando de sanar para poder
regresar en medio de los niños como él, aceptò
siempre todo, sin lamentarse nunca.
Dìlo a todos, querido periòdico, que el
pequeño Silvio, ahora màs que nunca, nos
dice que creamos siempre en el Señor,
sobretodo cuando la tempestad arrecia, porque
después regresarà la calma y nuestra alegrìa
serà grande. Dìlo a los que no creen, para que
sepan que quién aceptò y llevò la cruz tan
grande con tanto amor, con ciega confianza y
obediencia a los proyectos de Dios, no era
otro que un niño de 12 años, pero que supo
vivir como un gigante”. (A. Bellezza Prinsi,
“Silvio, o sea, morir de càncer a 12 años”)
(Reducciòn de Fraternidad de Marìa Inmacu–
lada, Reggio di Vernazza, SP, Italia)
* Eco en Tierra Santa: se puede encontrar
en algunos Santuarios. Desde el Monte de las
bienaventuranzas crecen los pedidos en varios
idiomas; a Bet Shemesh P. Dezzutto, salesiano,
lo distribuye a los emigrantes extranjeros de
diversos idiomas, a los centros luteranos,
pentecostales, a la Sociedada Bìblica y a
algunos pastores anglicanos.
Delante del local de trabajo en Villanova, la escuadra empeñada con la expediciòn, por una
semana màs o menos; al centro d. Angelo y la organizadora Milena Tessari, que se casarà con
Cesar Rigoni el pròximo 21 de Octubre. ¡Para ellos felicidades y bendiciones!
 


 

PC version: Esta página | Medjugorje | Apariciones  | Mensanjes  | Artículos  | Galería[EN]  | Medjugorje Videos[EN]